La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

2 de junio de 2017

El término medio…

Ser demasiado blando conlleva que nos utilicen, si somos muy duros nos pueden romper. Hay que recurrir a la serenidad para ser tolerantes y a la sabiduría para saber defendernos.

44 comentarios:

  1. Habrá que transformarse en un mimbre y conseguiremos todas esas cualidades.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la fama que tiene la planta se cimbrea pero no se rompe, a mi hija le dio por querer hacer cosas con el, pasando el día en un precioso pueblo vio que lo vendían, lo tuve en una bañera unos días para que se moldeara (así lo dijo ella) y pasados unos días lo saque y lo enrollé, no tenia tiempo y creo que ni idea de como se trabajaba. Hace un par de meses lo encontré y lo tiré. Un abrazo

      Eliminar
  2. El equilibrio está en el termino medio y poder cimbrear a la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El equilibrio es casi una virtud, por ello es dificil de encontrarlo, pero pongamos empeño y decisión. Saltibrincos

      Eliminar
  3. hay que estar muy equilibrado, para hacer buen uso de la libertad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema que no siempre encontramos ese punto y la libertad nos desboca y pasamos al libertinaje. Un abrazo

      Eliminar
  4. A la orilla de un río, un roble fue derribado por una tormenta y, arrastrado por la corriente, una de sus ramas se encontró con un junco crecido en un juncal cerca de la ribera. El impacto produjo un gran desconcierto en el roble que no pudo evitar preguntarle al junco cómo había logrado mantenerse sano y salvo, en medio de una tempestad que, por su furia, incluso había sido capaz de arrancar de raíz un roble. El porqué, dijo el junco, consiste en que yo logro mi seguridad mediante una habilidad opuesta a la tuya: en vez de permanecer inflexible y testarudo, me adapto ante las ráfagas del viento y no sucumbo. (De la red).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, el junco se adapta y como el junco podemos hacerlo nosotros, no es facil pero es posible. Abrazos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Que nos salga bien, que encontremos la estabilidad.

      Eliminar
  6. Por eso nos quieren maleables, para ser fácilmente dominados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa es lo que quieren y otra la que consiguen, en cualquier caso quien se deja moldear merece lo que encuentra, o encuentra lo que busca. Un abrazo

      Eliminar
  7. Certero una vez más, ·Emilio, no ni ná....
    Breve pero sustancial entrada, Ester.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no hay que dejar que nadie nos dirija si no queremos, la libertad está en la cultura. Un abrazuco

      Eliminar
  8. El término medio es lo adecuado.
    Un abrazo 🌹 buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El adecuado y el dificil, pero merece la pena.

      Eliminar
  9. El equilibrio.. creo que ahi está la respuesta para muchas cosas.. ni mucho ni poco..
    buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la manera, ser fuertes para decir no y ser flexibles para un si. Abrazucos

      Eliminar
  10. El que sabe o encuentra el divino término media e todas las cosas, quizás no lo sepa pero es un persona muy afortunada. Ni tanto ni tan poco, decia mi madre.
    Saludos y besos abundantes y cariñosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu madre era sabia, lo complicado es medir, nos pueden tachar de antipáticos o de frescales, no siempre sabemos acertar. Tu has acertado, los besos abundantes son geniales. Un abrazo

      Eliminar
  11. Blandos, bien definidos y sabiendo decir "no" con amabilidad y si no con serenidad y si no como necesite decirlo para que entiendan que no es no, aunque deba utilizar los puños. Y si no puede con los puños... Jajaja (claro que bromeo. Pero no me digas que no dan ganas a veces en ciertas situaciones).
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas vale una vez colorado que ciento amarillo, mejor no pero no nos podemos aguantar siempre los mismos y no bromeo jejeje. Un abrazo con calma y cariño

      Eliminar
  12. El justo medio, tan difícil de lograr. Siempre hay que hacer el intento.
    Besotes, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vayamos a por nadie y cuando vengan lo sabio es observar sin juzgar, así quizá encontraremos el centro, ese lugar tan confortable. Un abrazote

      Eliminar
  13. Complicado lo tengo Ester

    pero sigo en ello, ojo :-)

    un abrazo sin esfuerzo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese punto medio del que hablan esta ocupado, han llegado los avispados, nosotras nos llevaremos las tortas y cada mañana nos tocara lidiar con lo que anoche nos quitó el sueño. Pero sabes que sueño que gano, que soy vencedora que de noche soy el sol y de día soy la luna, ¿quedamos en las estrellas? tu pagas el café

      Eliminar
  14. El equilibrio es muy dificil de conseguir, mucho por lo menos para mí. Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aristóteles identifica la "virtud" con el "hábito" de actuar según el "justo término medio" entre dos actitudes extremas, a las cuales denomina "vicios". De este modo, decimos que el hombre es virtuoso cuando su voluntad ha adquirido el "hábito" de actuar "rectamente", de acuerdo con un "justo término medio" que evite tanto el exceso como el defecto. Casi imposible para los mortales , por eso en no conseguir el equilibrio nos encontramos todos. Un abrazo

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Ni más" - "Ni menos". Así se rotulan los platos de la balanza que pesa pecados y virtudes. Nivelarla es casi imposible

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He borrado tu comentario por error, el móvil es muy pequeño para mis dedos y ... Lo siento preciosa

      Eliminar
  17. Exacto, en el término medio está la virtud y la virtud está en saber que es lo correcto, que en muchas ocasiones coincide con el término medio. Me estoy liando... Mejor diré que nunca los extremos son buenos.
    Buen fin de semana tormentoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Busquemos la proximidad de la virtud, el centro es casi imposible. Una tormenta de las de antes, donde noche y día se mezclan y cielo y tierra se juntan, tengo muchas ganas de una de esas. Buen fin de semana con o sin tormenta

      Eliminar
  18. Un equilibrio difícil de encontrar, pero vital sin duda.
    En ello ando porque muchas veces soy en exceso dura y en otras lo mismo pero al contrario...alguna vez lo logro, he de decir y me siento feliz por ello.
    Más besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seamos flexibles por lo menos al juzgarnos a nosotros mismos. Abrazucos

      Eliminar
  19. Flexible como una caña, no es un mal símil.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo no es malo, sino que es idóneo. Con una caña brindo a tu salud

      Eliminar
  20. Muy buena reflexión y consejo! Buscar el punto exacto en el que nos podamos sentir cómodos con nosotros mismos y ser justos con los demás. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es fácil pero si no lo intentamos no lo conseguimos, gracias por tu visita. Un abrazuco grande

      Eliminar
  21. ¡Resistentes y flexibles como los juncos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como los juncos aceptando el vaivén sin doblarse del todo. Un abrazo

      Eliminar
  22. Hola Ester. Me gusta mucho tu reflexión.
    Es difícil en mi caso ser un término medio, porque soy muy blanda. Poco a poco y con tus consejos iré aprendiendo y llegaré a ser un término medio para ni hacer daño, ni para que me hagan.
    Abrazossssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No intentaba influir, solo que si somos demasiado blandos nos toman el pelo, con los hijos nos pasa, si somos duros la cuerda se tensa y se rompe. Pero el término medio es tan difícil... Un abrazote

      Eliminar