''

La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

Julio y agosto estoy de vacaciones, voy y vengo, estoy en casa o no y el blog funcionará a medio gas; sé que también muchos de vosotros estáis de vacaciones, a todos os deseo que las disfrutéis a tope.

19 de julio de 2019

La importancia de llamarse Ernesto...

Se han impreso doce copias en vitela japonesa, cada una firmada por el Autor, de las cuales este es la Nº 3.


Comedia teatral en la que dos hombres se hacen llamar Ernesto para enamorar a dos mujeres que desean casarse con un pretendiente que lleve ese nombre. Fluida y amena, fuente de sonrisas, alboroto de ocurrencias  pero no nos olvidemos de que es una crítica feroz contra la sociedad de la época, disimulada en la ironía que caracteriza al autor.
Escasamente 200 páginas por lo que la recomiendo para una tarde veraniega bajo una palmera.

18 de julio de 2019

Una profesión importante...


Un hombre, al salir de ver la función de circo, se cruzó con el payaso y le comentó:
¡Qué pena tener que estar haciendo el tonto toda la vida!
El payaso, se volvió y le respondió:
¿Por qué no prueba a hacer como nosotros?, que solo hacemos el tonto media hora al día.

17 de julio de 2019

Lo importante ...



Las cosas importantes que tenemos son prestadas, lo disfrutado, lo cantado, lo vivido, lo compartido, lo amado...  Nos iremos sin nada como vinimos sin nada.
No hay que aferrarse a lo material, disfrutarlo si, utilizarlo también pero sin que nos quite libertad