La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

26 de mayo de 2018

Pseudolynchia canariensis…


Todos conocemos a alguna mosca cojonera, en casi todos los trabajos hay una y no digamos en la familia, está el cuñado y la mosca cojonera, no sabe estar callada y suele decir lo que no queremos escuchar, la mosca cojonera investida de verdad suele soltar lo que resulta impertinente justo en el momento más  inconveniente y eso que no son polémicas, todo lo contrario, se aferran a ti y quieren que pienses que piensan como tú y ahí es donde la mosca cojonera mas acojona porque sin tener interés de medrar te deja con la espalda descubierta, ya que su fama de que siempre dice lo que piensa te señala a ti como cómplice y sin querer te deja un lío organizado y lo penoso es que la mosca cojonera nunca se beneficia de estos entuertos, más bien va perdiendo amigos y hasta cuñados.

Algunas moscas cojoneras tienen nombre propio, A. Machado inaugura la lista por meritos propios, Larra, Unamuno, Camus, Houellebecq, Sánchez Dragó, Murakami…  son mas pero para muestra es suficiente. Ser mosca cojonera no les resta ninguno de los meritos propios.

25 de mayo de 2018

Faltas de ortografía…


Ni v/b, ni j/g ni siquiera las h, ni los acentos, me ciño a los signos de puntuación y más concretamente a los de exclamación, sabemos que son dos uno que abre y otro que cierra pero vemos que últimamente se están poniendo varios, en principio a mi me parece que es ruido para el texto, pero están admitidos dos o tres para realzar la emoción, otro caso es cuando preguntamos y exclamamos al mismo tiempo, entonces usamos admiración e interrogación al abrir y cerramos con interrogación y admiración o viceversa, incluso es posible usar solamente un signo en lugar de los dos, se inicia con el exclamativo y se pone al final el interrogativo o viceversa. Bueno pues también hay signos para la ironía o el sarcasmo y solo se ponen al final pero entre paréntesis.

Podemos seguir con el resto de signos pero mi pretensión es otra y es reconocer que cometo una falta de ortografía, en lugar de abrir y cerrar, pongo los dos signos juntos al final, mi excusa es el teclado del móvil, tengo que abrir el apartado de signos, regresar al teclado normal y volver al de signos y en mi incultura he pensado que si los sabios han quitado el acento a solo y han admitido toballa puede que disculpen mi falta ortográfica, y ahora llega el apartado de las risas, no me importa que recaigan sobre mí.

24 de mayo de 2018

INE…



Quieres saber con cuantos compartes apellido, si tu nombre es frecuente o es inusual, cuantos hay en cada provincia. Y mucho más en los enlaces que os dejo



Y seguramente aquí encontrareis el escudo: