''

La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

16 de febrero de 2019

Chiste…


Están un físico, un matemático y un místico New Age tomando un café, y alguien les pregunta cuál creen que es el más grande invento de la historia
El físico dice, “El control del fuego, que le dio a la humanidad el poder sobre la materia.”
El matemático dice, “El alfabeto, que le dio a la humanidad el poder sobre los símbolos.”
El místico dice, “El termo.”
Los otros dos se le quedan mirando y le dicen, “¿El termo? ¿Por qué diantres el termo es el más grande invento de la historia?”
El místico responde, “Pues miren: el termo es una simple botella que mantiene los líquidos calientes en invierno y fríos en verano.”
Los otros dos preguntan, “Sí ¿y qué tiene eso de maravilloso?”
El místico dice, “¡Piénsenlo! Esa simple botella… ¿cómo sabe cuándo calentar y cuándo enfriar??”

Los sabios no tienen por qué ser chistosos saben que la vida es compleja: tiene partes reales e imaginarias.

15 de febrero de 2019

Juventud maravilloso amanecer...


Que mala fama tenemos los jóvenes, no inspiramos confianza y eso me hace pensar que quienes así nos ven es que así fueron. Los jóvenes andamos aprendiendo y ya casi no se hace con ejemplos, ahora estudiamos, pensamos, ensayamos y paso a paso encontramos el modo de mejorar la calidad de vida de los “malpensados”, los jóvenes también nos divertimos, porque con alegría todo sale mejor, una persona contenta rinde el doble que una amargada. La juventud actual somos abiertos generosos y aceptamos los motes, nini, sisis, millennials, hay quien los emplea sin saber el significado pero no les vamos a sacar de su error, han inventado chistes sobre nuestra edad y como y donde la desarrollamos, los jóvenes lo aceptamos todo con simpatía.   

14 de febrero de 2019

Anciana…


Es una palabra que no me gusta mucho, es algo medieval, prefiero vieja más familiar.  Cualquiera de las dos palabras cada vez las empleamos para personas con más edad, cada vez tardamos más en ser añosos, ahora nos reinventamos, nuestra vida está llena de actividades lúdicas, somos importantes y útiles.
Llegamos a viejos con la apariencia exterior mejorada si la comparamos con nuestros abuelos. Una mujer vieja tiene, sabiduría, compasión, vitalidad, humor  y  la valentía que mantiene todas las demás características. Somos nosotras mismas y hemos aprendido a expresar los sentimientos, tomamos decisiones sin perder de vista la realidad.
La clave es seguir siendo jóvenes hasta morir de viejos.
Supongo que vale también para los "chicos" la vejez unifica mucho, a los más jóvenes ya veis que el futuro es esperanzador, pero no tengáis prisa, dirigíos a la vejez con paso seguro y trabajando para tener buenos recuerdos cuando ya no podáis vivirlos.