La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

22 de junio de 2018

¿Estoy gorda?...


Es la pregunta de los chistes, pero la que nosotras no formulamos. Sabemos si hemos aumentado de peso, lo sabemos y no buscamos excusas. No necesitamos preguntarle a nadie, no nos hace falta la constatación de lo que además del espejo nos dice el pantalón, no es necesario poner en un brete al novio, marido, pareja o tinieblo del momento…  Hay preguntas que tienen respuestas desagradables.

Seguimos en un mes en el que hablamos de mujeres. 


21 de junio de 2018

Motines y otros arrebatos…


Hablamos de 1789 y estamos en París, la subida del pan provocó una sublevación popular y 6000 mujeres (más o menos, más bien menos) se armaron con cuchillos, hoces y todo aquello que les podía resultar útil y se encaminaron a Versalles, iban dirigidas por Theroigne de Mericourt y parece que había menos mujeres de lo dicho pues muchas de “ellas” eran hombres disfrazados con ropas femeninas, esto no les quita valor a las mujeres que jugaron un papel muy importante en la revolución francesa, artífices de  más de un motín.

20 de junio de 2018


En el trabajo nos hacen revisiones médicas anualmente, vista, reflejos, analítica… lo normal pero desde hace un par de años, al cambiar de compañía de seguro, a las mujeres nos recomiendan algunas pruebas más y nos dirigen a clínicas más o menos cercanas.
No era la primera vez que me hacia esas pruebas y siempre había ido con mi marido, o mi madre o una amiga (excusa para tomar luego un café y charlar), está vez iba sola, ninguno podía acompañarme.
Cuando llegué me dijeron que ya me estaban atendiendo ¿?.
Mi amiga al final pudo llegar a tiempo y nada más entrar en la consulta me llamaron y ella ni corta ni perezosa me suplantó, así que el mal rato lo pasó por mí.
Cuando salió quedaron en mandar el resultado y salimos de allí muertas de la risa. Aprovechamos la mañana para café y compras.
El lunes llegó el informe y lo guardé en el cajón.
Seis meses después mi amiga empezó a morirse, tenía un cáncer de mama galopante, recuperé el sobre y allí lo decía, necesitaba tratamiento urgente.