La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

3 de febrero de 2015

Contando 53 semanas…


Seguimos con Sindel. Semana 6 de 53, palabra: DESVELO

No se porque pero sin poderlo evitar me desvelé, no pasaba nada, ninguna noticia me había alterado, no hubo durante el día sustos ni sobresaltos. De hecho había sido un día tranquilo, agradable y amable pero a pesar de todo pasé la noche en vela, y no, no me dolía nada, no había tareas que realizar, ni esperaba visita, ningún viaje estaba previsto, repasé la situación pero no se me ocurría nada que me desvelara, ni haciendo memoria. Una noche perdida para el descanso, pensé en levantarme y hacer algo pero albergaba la esperanza de que si no me movía me volvería a dormir, craso error, los números rojos del despertador parecían un dibujo, no avanzaban, la luz no entraba por la persiana.
Empecé a desear que se hiciera de día, que se acabara la tortura de no poder dormir sin tener un motivo, mañana sería otro día y seguro que podría conciliar el sueño sin desvelos absurdos.
Cuando finalmente la luz se hizo presente, una luz clara y reveladora sentí una paz tranquilizadora, calma absoluta y así pude escuchar: Hora de la muerte 7 horas y 28 minutos.

72 comentarios:

  1. Ester ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ no conocía esta faceta tuya de escritora... es un relato super bueno
    No me esperaba el final, pensé que las pastillas, eran para dormir,no para el suicidio.
    O, quizás no fue un suicidio?
    Me ha encantado.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está he quitado las patillas porque no es un suicidio. no me fijé que podían inducir a errores. Abrazos agradecidos

      Eliminar
    2. Inducir a errores? nada¡ si acaso el error fue mío, por tener tanta imaginación.
      Vuélvelas si quieres a poner...que torpe soy...
      Bss

      Eliminar
    3. Y de qué moriría? no cres, que con tu relato, tengo para todo el día, dándole y dándole vueltas al coco

      Eliminar
    4. Murió en una mesa de operaciones. La operaban de urgencia por un accidente, o de cirugía estética. Elige.

      Eliminar
    5. De C.Estética ??? jajaja cómo te lea algún cirujano plástico...
      Mejor, murió de una indigestión de pasteles de chocolate...
      Bss ( ya no la matamos más a la pobre)

      Eliminar
    6. A estas horas el relato ha caducado y todavía come pasteles.

      Eliminar
  2. Un aplauso a tu ingenio y de los fuertes, ¡te felicito¡

    Besos

    tRamos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, otra semana mas cumpliendo con Sindel. Abrazos

      Eliminar
  3. Bonito y macabro relato, pero yo creía que desvelo era quitar el velo, lo que se aprende con los blogs.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y tienes razón pero al quitar el velo apareció el desvelo. ¿Tenéis mucha agua, dicen que el Ebro esta rebosante?. Abrazos

      Eliminar
    2. Según los ribereños demasiada, e incluso varias carreteras comarcales inundadas y por supuesto cortadas, hoy veré el Ebro, pero me temo que sin ganas de hacer ni una foto ya que el dentista se encuentra al lado del que "guarda silencio" y me tiene que hacer casi una operación y no precisamente matemática, esa me tocará a mi hacerla para pagarle.
      Abrazos

      Eliminar
    3. Ufff! El dentista, yo ya he terminado de momento, las muelas no me duelen pero el bolsillo llora desconsolado, no se porque no lo cubre la seguridad social y si que cubre el cambio de sexo. Ya he viso las noticias, muchos campos anegados y es una pena verlos así. Un abrazo

      Eliminar
  4. Me ha gustado tu relato querida Ester!! has sabido engancharnos desde la primera estrofa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra saber que no os he aburrido. Un abrazo

      Eliminar
  5. ¡Ester! Pero que maravilla de texto, ¿cómo no lo haces más a menudo? Lo de escribir digo, con lo bien que lo haces. Deleitamos más frecuentemente. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor pocas veces y así no os canso, siempre e pretendido ser breve y variar los temas y modos. Pero muchas gracias eres muy generosa. Abrazo

      Eliminar
  6. Como me gusta pasar por aquí, me encanta como escribes. Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribo procurando no cometer faltas jeje. Gracias guapa tu siempre me tratas bien, Abrazos agradecidos

      Eliminar
  7. Un relato buenísimo, Ester, con final inesperado, siempre nos muestras una faceta tuya sorprendente.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salió solo Mirella, había que enfrentarse a una palabra, el mérito es de Sindel que siempre nos provoca emociones. Un enorme abrazo

      Eliminar
  8. Me has sorprendido, primero por el relato cuyo final, ni imaginaba y segundo más aún porque la ilustración que has puesto (incluso con la mesita de noche cortada), es la que pensaba poner mañana en mi aportación para Sindel- ¡¡¡No me lo puedo creer!!! ¿cuantas veces van ya?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se cuantas veces pero es sorprendente, nos falta tomarnos un "cafete" juntas. La imagen estaba entera pero después del primer comentario le he quitado la mesilla y sus pastillas. Un abrazo grande

      Eliminar
  9. Dicen que para volver a dormirse hay que sacar un pie fuera de la cama

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno, Ester...La protagonista estaba metida en el túnel, el famoso túnel de la muerte que lleva hacia la luz...Imagino cuántas personas habrá que no se enteren del paso a la otra vida y sigan mirando el reloj del tiempo...Mi felicitación y mi abrazo grande por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, siempre tienes un momento para pasarte por este espacio. Un abrazo grande

      Eliminar
  11. ¡Me encantó ! un final inesperado ... buenísimo.
    De aquí en más voy a hacer lo que dice tu amiga : sacar un pie fuera de la cama. A mí muy seguido me visita el insomnio.
    Mil besos Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sabía que se podía hacer y no se si funciona. la primera de las dos que lo pruebe que lo cuente. Saltos y brincos alegres

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Gracias, me alegro que te haya parecido bien, yo me lo voy creyendo. Abrazos

      Eliminar
  13. uau, que cuento! Me sorprendiste con el final..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno sorprender, a mi me gusta cuando alguien me sorprende.. Abrazos

      Eliminar
  14. Mas o menos ha sido la crónica de esta ultima noche, aunque afortunadamente el ultimo párrafo no se ha cumplido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que duras son las noches de insomnio. espero que esta puedas descansar. Hay preocupaciones que nos desvelan y no podemos hacer nada, pero tampoco sirve de nada. Un abrazo

      Eliminar
  15. Jolines, Ester, vaya final... me he quedado alelada, es como para pensar cuando nos desvelamos si estamos vivos o muertos. has bordado el relato amiga, con un final tan, tan sorprendente que suspiras desde el alma. Lindo, emocionante y con fuegos artificiales al final.

    Te dejo un beso grandote con mi cariño. Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ángeles, tus comentarios siempre me sientan muy bien. Un abrazo contento

      Eliminar
  16. Aiiii te juro que estoy pasando por lo mismo! Que espanto desvelarse!! En mi caso los motivos son otros, je.

    Te mando un beso enorme y que no te vuelva a pasar porque al menos yo, lo estoy padeciendo seriamente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay desvelos y desvelos, algunos son razonables, otros pueden ser hasta divertidos y los mejores los compartidos. Saltos y brincos

      Eliminar
  17. ¡Ostras¡ Vaya final, mejor que no nos pase si no podemos dormir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es al revés. la protagonista está dormida aunque ella no lo sabe y es como si despertara para escuchar su final. Un abrazo

      Eliminar
  18. Iba leyendo, sin sobresalto alguno, el malestar que se siente cuando uno se desvela y, de repente, me sorprende ese tétrico final. ¡Muy bien reservado este momento, para darle un giro al relato! Apunto he estado de dar uno de tus saltimbrincos para huir de esa fatídica hora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saltibrincar sirve para soltar adrenalina, incluso he visto a gente dar saltitos para quitarse el frío, así que saltibrinquemos juntas que solo era un relato. Abrazos

      Eliminar
  19. ¡Jope! Qué final más inesperado y tétrico, pero si te soy sincera la imagen que lo ilustra, también me dio algo de pavor... Mis felicitaciones por tu aporte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tienes razón esos ojos asustan menos mal que es un dibujo. Veremos que opina Sindel cuando regrese. Un abrazo

      Eliminar
  20. Ya se lo que te paso, eres tan buena que te faltan horas para pensar.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo tomo como un cumplido? o como una regañina? Dos abrazos cariñosos

      Eliminar
  21. Oyeee, tenía sueño pero se me ha ido de golpe, me he despejado con tu relato y con la bofetada final. Cuando me duerma será pensando en lo que has escrito, seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no te quite el sueño, duerme tranquila y pensando en los paisajes que disfrutas desde tus ventanas. Abrazos dos por lo menos

      Eliminar
  22. Al menos es un desvelo sin preocupacione...

    Yo nunca me desvelo, pero si lo hago es por alguna preocupación a la que no paro de dar vueltas...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos nos hemos desvelado alguna vez, si hay una preocupación cuesta conciliar el sueño, lo malo es cuando nos preocupamos por cualquier cosa. Saltos y brincos

      Eliminar
  23. Impactante he inesperado final, amiga. lo más fundamental en un microrelato. Excelente este tuyo.

    Felicidades y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber conseguido no ser previsible. Muchas gracias María y un abrazo

      Eliminar
  24. y yo decía... mira tú que cosa tan rara... es insomnio.. y resulta que no...
    final inesperado!
    de mis favoritos!
    un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te haya gustado, eso anima. Saltibrincos

      Eliminar
  25. Los malditos desvelos como incordian algunas noches...Menos mal que no tienen ese final.
    Esos ojos calan mu dentro...
    Buena noche sin desvelos;))
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ese final lo dejamos para los relatos y el insomnio con un vaso de leche. abrazos

      Eliminar
  26. Impactante, no me esperaba a este final. Muy bueno Ester, me ha cautivado tu relato.
    Bravo !!!!!! me gusto mucho tu ingenio.

    Un beso Ester
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la verdad es que no se si en una mesa de operaciones se puede pensar y soñar. Abrazos

      Eliminar
  27. y con un gran final.... algo presentía no hay dudas.... la muerte andaba rondando...... ¡saludos Ester!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se como debe ser eso del túnel y la luz, tampoco si se sueña mientras se está anestesiado. Muchas gracias por tu comentario. Saltos y brincos

      Eliminar
  28. Al fin y al cabo el sueño es el preludio de la muerte, encaja perfectamente en tu historia. Todos sabemos lo mal que se pasa cuando un día y otro y otro no puedes dormir. El insomnio acaba afectando a la salud y es verdad que cuando te desvelas la mayoría de las veces cuesta coger el sueño. Afecta también al carácter, esas ojeras van acompañadas de malhumor.
    Es mejor soñar despierto, así no hay desvelos.
    Felices sueños Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soñar despierta me gusta, me entretiene, es como hacer planes imposibles. Las noches son otra cosa, si no me duermo opto por levantarme y hacer algo, por otro lado no suelo recordar mis sueños. Abrazos con bufanda

      Eliminar
  29. 7 horas y 28 minutos, tiempo en que finaliza el descanso o el suplicio y desvelo nocturno, muerte de la noche y principio del día.
    Me ha gustado este relato.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu interpretación, otro punto de vista. Saltibrincos

      Eliminar
  30. Me has sorprendido al final, no lo esperaba, más bien creí que se dormiría a esa hora pero no para siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin sorpresa no hay relato jeje, pero solo era eso un relato sin malas intenciones. Un abrazo

      Eliminar
  31. Hola Ester, ufffffffffffffff estaba tranquila y pensaba eso también me ha sucedido a mí. Pero el final me ha dejado un tanto sorprendida. Tal vez el miedo al no despertar por la mala noche, influyo en ese final y no quería quedarse dormida. Estar dormida es como estar muertos pero respirando.
    Me ha gustado la sorpresa final.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que aun sin saber que ocurre cuando estas sedada me he atrevido a describirlo y al final la operación es un fiasco y ella muere. Un sueño, un desvelo un.
      Otro día mas alegre. Abrazos final.

      Eliminar
  32. Impactante!!! Qué relato Ester!!! Es un gusto leerte en esta faceta, no la conocía y lo haces muy bien! Te felicito!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya! regreso ahora de tu casa y te había dejado el enlace a esta entrada, ya veo que has llegado tu sola. Un abrazo genio de los Tankas

      Eliminar