La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

25 de septiembre de 2014

Rastrillo…

El sábado tenemos rastrillo familiar, mis hijas y yo sacamos del armario la ropa que no nos gusta, que no nos ponemos o que ya nos hemos cansado de ella, amontonamos la ropa, complementos y abalorios que ya no queremos y nos lo cambiamos entre nosotras, a veces llegan cosas hasta con la etiqueta, prendas que no se han estrenado, que se quedaron en un rincón del cajón, o que luego en casa no nos gustaron, es divertido cuando hay algo del anterior rastrillo y vuelve a su dueña. Pasamos un rato de risas, nos probamos algún vestido o camiseta, buscamos con que conjuntarlo y nos burlamos de lo que alguna hemos comprado y que no hay quien se lo ponga. Luego lo que sobra se lleva a la parroquia.
¿Qué porque lo cuento? –Pues no lo sé, no sabia que escribir y al llamarme mi hija para la cita se me ha ocurrido compartirlo. 

48 comentarios:

  1. Ester, has hecho muy bien de contarlo, si hay alguien que no lo haga, con tu entrada le has dado ideas. Mi hija lleva años haciéndolo conmigo y con sus amigas, saca las cosas que ya no se pone y nos dice: ale elegir lo que os guste. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ale! que no he registrado en patentes la idea, y te garantizo que es divertido. Saltos y brincos

      Eliminar
  2. Me has dado envidia porque cuando mis hijas estaban en casa, hacíamos igual, el cambiar la ropa de temporada era divertid, ahora es la tarea más odiosa que realizo en la casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotras nos parece divertido, y es la manera de pasar una tarde agradable. Si estuviéramos mas cerca podrías unirte al grupo. Abrazucos.

      Eliminar
  3. Ya me gustaría ver como se desenvuelven ustedes intercambiando cosas, tiene que ser divertido.
    Yo tengo un montón de ropa que no puedo ponerme.

    ¡¡ Se me han quedado grande !!

    Después de la operación del cáncer perdí un montón de kilos, que ya no he repuesto y me dan pena , pues están nuevos.
    Ahora, me he pasado a los pantalones vaqueros, que no tienen plancha.

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los kilos que perdiste están nuevos?. Perdón por la broma.
      Los vaqueros son una prenda polivalente y posiblemente la mas usada por todos.
      La ropa que no usas si quieres la puedes llevar a Caritas, ellos la reparten. Abrazos

      Eliminar
  4. Muy, pero que muy buena idea, Ester...No sólo es divertido intercambiar la ropa y darle más oportunidades a prendas, que ya no usamos, también son momentos entrañables para guardar en el recuerdo y tener como un tesoro...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por compartir con tu naturalidad y espontaneidad, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo es divertido, incluso nos reímos unas de otras. Un abrazo

      Eliminar
  5. Eso esta muy bien querida, en casa tambien lo hacemos mi hija y yo, lo curioso es cuando alguna pide a la otra aquella prende que una vez fue suya.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me ha parecido una buena idea, y si a veces una prenda regresa a su antigua dueña. Abrazos

      Eliminar
  6. En casa no esperamos de un año para otros, mis hijas lo hacen todos los días.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pero porque viven juntas, mis hijas lo hacían antes y había sus peleas. Un abrazo

      Eliminar
  7. Eso es lo que yo llamo reciclaje por partida doble.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reciclaje si señora, muchas prendas las hemos usado una vez o ninguna y es una pena no darles otra oportunidad. Saltibrincos

      Eliminar
  8. Pues si estuviera más cercana a vosotras, me apuntaba.
    Tengo un abrigo de pelo de gato...ains¡¡¡ que aburrida me tiene
    Besotes¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, si estuviéramos mas cerca nos pasaríamos la tarde riendo y merendando y por la noche nos acordaríamos de las bolsas de ropa. Y el abrigo no lo quiero me daría la risa.

      Eliminar
  9. ajajaj es ideal, me encanta ese rastrillo. En el colegio lo que hacemos algunas mamás, es pasarnos ropa unas a otras, a mi nunca me toca porque Ale está más grande ajaja, pero bueno, así lo que ya no van a utlizar nuestras peques lo utilizan sus amigas. Y está genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece muy bien, en algunos lugares lo hacen con cosas de la casa, intercambian una barbacoa por una manta eléctrica o por unos discos, aquí no tenemos esa costumbre pero me gustaría. Abrazos

      Eliminar
  10. Una, dos y tres,
    lo que usted no quiera
    para el Rastro es...
    https://www.youtube.com/watch?v=1F5ex2jSws8
    Saltibricos rastrilleros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me acuerdo de la canción. Saltos y brincos alegres

      Eliminar
  11. Linda costumbre.. está bueno revisar el guardarropa, donar lo que ya no se usa, recordar prendas que estaban por ahi olvidadas, etc.
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El afán de comprar y luego no nos da tiempo a usarlo todo, así que con esa idea revolvemos el armario y hacemos sitio . Un abrazote

      Eliminar
  12. Está genial, gracias por compartir! me han dado ganas de tener mujeres en casa para poder hacer eso, pero mis mujeres viven lejos, aunque cerca en el corazón.

    Saludos y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese cerca en el corazón dice mucho, nosotras vivimos en la misma ciudad y es mas sencillo. Dos abrazos

      Eliminar
  13. Es una idea fabulosa, además de práctica. Tengo tres armarios a rebosar de ropa de mis hijos, de lo que nada puedo tirar, pero nadie se lo lleva, mientras que mi ropa cuelga arrugada por falta de capacidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les tienes que dar un ultimátum, con amenaza incluida, diles que se lo vas a seguir guardando pero lo vas a poner en cajas y en el trastero. Ojalá funcione.

      Eliminar
  14. Pues me parece muy bien. Suena divertido ese rastrillo, así que has hecho bien en compartirlo.
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tu peque es aun peque pero todo llegará. Un abrazote

      Eliminar
  15. Y yo que me alegro de que lo hayas hecho porque me has dado una idea. Una idea que no es otra que copiarte. Se lo voy a proponer a mis amigas!!! Seguro que pasamos un rato muy divertido y si salimos con cositas que nos gustan ya genial!!!
    Un besote enorme!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te sea útil. siempre hay prendas que a ti no te gustan y a una amiga le encanta, preparar un poco de merienda para rematar la tarde y una peli para que Javi esté entretenido. Abrazos

      Eliminar
  16. Es muy buena práctica, porque a menudo nos aburren algunas prendas, que aún están en perfectas condiciones.
    Lo más importante, aquellas cosas que pueden servirles a otras personas, sobre todo en invierno que es terrible no tener un buen abrigo. Ay! eso me angustia mucho.
    : ) Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si que es terrible no tener abrigo, sobretodo ahora que ha llegado el otoño y detrás vendrá el invierno. Un abrazo

      Eliminar
  17. Y tengo costumbre de darlo a una amiga que lo distruye segun necesidad
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es una buena costumbre, yo lo mando a la parroquia, pero entre nosotras una vez al año nos mostramos lo que vamos a dar y siempre nos quedamos con algo una de la otra.
      Abrazo

      Eliminar
  18. Yo también hubiera compartido algo tan chulo!! Es una idea genial!

    Saltimbrincos y suerte el sábado! Vuelve con algo bonito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es muy probable, ellas tiene mejor gusto que yo,. Abrazos

      Eliminar
  19. Lo mejor de todo es que puedas ponerte cosas de tus hijas ... a mi sólo me valdría alguna bufanda !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo, todo no nos vale, somos diferentes las tres, pero si que podemos compartir algunas prendas. Un abrazo grande.

      Eliminar
  20. Bonita costumbre, que por éstos lares también solemos practicar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece razonable echar un vistazo antes de desecharlo. Un abrazo Rafael

      Eliminar
  21. Pues gracias por contarlo. A mí me gustaría ir a ese rastrillo.
    Ya en casa tranquilitos que que esta ha sido guapa;))
    Buenas noches.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que os habéis ido muy lejos, de punta a punta, pero ya te dije que se veía muy buen ambiente. ahora a descansar. Un abrazote.

      Eliminar
  22. En tu tierra ya es sábado y dentro de poco sacarás el rastrillo y a limpiar las hojas secas, digo, los vestidos, blusas y demás, para hacer un intercambio muy divertido.
    Que tengas un buen fin de semana, Ester.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, la vida necesita de alicientes para reír y a mi cualquiera me sirve, un rastrillo, una merienda, una clase de ganchillo... Buen fin de semana

      Eliminar
  23. Yo siempre he compartido, con amigas, vecinas... Lo que no le sirve a una, le sirve a otra. En tiempo de crisis es la mejor opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotras ya lo hemos hecho tres o cuatro veces y desde luego lo pasamos genial. Abrazos guapa

      Eliminar
  24. Mira yo reciclo, de un vestido me hago una falda para casa, corto mangas y abro cuellos y me encanta hacer limpieza de armarios, no puedo ver cosas apelmazadas que ya no se usan, en cambio mis hijas lo guardan todo. No es mala idea lo del rastrillo, sería una manera de hacerlas sacar cosas que ni han estrenado. Y de zapatos mejor ni te cuento.

    Que os lo paséis bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes hacia esto, ademas siempre me personalizaba la ropa pero luego he ido dejando de hacerlo, yo soy mas de guardar que ellas, en mi caso es al revés. Los zapatos no nos los cambiamos, nos prestamos alguno de fiesta, eso si, y mis yernos no entienden la cantidad de zapatos que tenemos y las que tienen las peques. es un vicio heredado de mi madre. Unos abrazos con olor a lavanda

      Eliminar