La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

15 de diciembre de 2012

La verdadera historia de los Reyes Magos...



Apenas un padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escuchar, como todos los días, lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz baja, como con miedo, le dijo:
- ¿Papa?
- Sí, hija, cuéntame
- Oye, quiero... que me digas la verdad
- Claro, hija. Siempre te la digo respondió el padre un poco sorprendido
- Es que... -titubeó Blanca
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?
El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.
- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?
La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
- ¿Y tú qué crees, hija?
- Yo no sé, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso.
- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!
- No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen
-Respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Blanca.
- Entonces no lo entiendo. Papá.
Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.
Blanca se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a  narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:
- Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan
contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:
- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.
- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo. Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:
- Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.
Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:
-Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme:
¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?
- ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que  pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero, no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.
- No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño.
- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración.
- Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.
- Sí, claro, eso es fundamental - asistieron los tres Reyes.
- Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?
- Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.
- Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?
Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:
-Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.
Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta historia, la
niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:
- Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.
Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:
- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.
Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos. 

Pido disculpas por la extensión de esta entrada.

52 comentarios:

  1. Pues la verdad, es que contado así, es muy bonito.
    Pero, y eso que dicen que los Reyes magos, eran de ANDALUCÍA, SERÁ CIERTO?
    bSS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que la primera civilización de Occidente empezó con los Tartesos, en Andalucía, y el único rey que de la época que sale en los libros es Argantonio, pero no se de donde proceden los Reyes Magos, y no me los imagino yendo a conocer al Niño Jesús en barco. Si eran españoles porque tenían razas diferentes. No he leído el libro del Papa y tampoco puedo opinar. Y seguro que tu tampoco me vuelves a preguntar ni la hora, vaya rollo que te acabo de soltar.
      Este año los espero despierta y les pregunto.
      Mar besos y abrazos especiales para ti.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Toma coge un pañuelo.
      Te he enviado un vídeo por correo, pero no se si lo he hecho bien, tomé una dirección de Yahoo que encontré por tu blog.
      Muy guapa con el vestido nuevo.
      Besitos y abrazos

      Eliminar
    2. Si, si me ha llegado, te contesté en el mismo, a lo mejor no te llego a tí ajajaj.
      En cuánto desayunemos se lo voy a poner...
      Conozco navidades sorprendentes desde hace tres años, siempre se lo pongo a Alejandra, tanto de papá noel, como de Reyes y también escribe la carta..., lo que pasa es que de un año a otro nunca me acuerdo dónde buscarlo ajajaj, asique hasta que no me lo manda alguién no puede ser.., y mira este año has sido tú, asique super agradecida..
      Muchas graciasssssss.

      Eliminar
    3. Esa dirección de correo la uso muy poco y no he mirado. Siento haber sido tan insistente pero no estaba segura de si la tuya la mirabas. Besos

      Eliminar
    4. jajajaja, yo la mía la miro a cada ss, recibo muchísimossssss mails.. ya sabes de los sorteos más que nada ajajaj.

      Eliminar
    5. La dirección desde la que te envie el correo es la que uso para cosas del blog, mi cuenta si la miro y suele tener mucho movimiento, pero no tanto como la tuya.
      Un abrazo y ya queda menos 5 días

      Eliminar
  3. No conocía esta historia, me ha gustado mucho, así que voy a ir preparando galletas, leche, polvorones y vino dulce. Aunque como son de buen comer no creo que rechacen nada. También les dejaré un cubo con agua para los camellos.
    Hay que dejarlo ya o esperar un poco más adelante? Espero que mis hijos conozcan la historia.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, es muy pronto, lo dejas la noche del cinco al seis de Enero, pero yo lo he publicado antes para que estemos preparados. y el que no conozca la historia se la cuente a sus hijos.
      Nosotros la noche del día cinco salimos a cenar, paseamos, vemos escaparates, las tiendas cierran mas tarde de las doce de la noche, hay bullicio por las calles, los vendedores de ilusion te ofrecen sus cachibaches de colores y lucecitas. Compramos el roscon y volvemos a casa para estrenarlo con un café con leche. Luego se colocan los regalos, pero esto es una historia mas larga.
      Abrazos y pórtate bien que los Reyes ya nos están vigilando

      Eliminar
  4. ¡Nooo, no te disculpes! , cuando sea así de entrañable , cuando encierre tanto amor, sigue, sigue y no pares.
    ¡ Precioso y me resultó demasiado corto! , seguiría leyendo y viviendo tanta ternura.
    Muchos beso de un paje o un Rey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo referente a Los Reyes Magos es tierno y entrañable, nos emociona por nuestros pequeños y nos sacude el alma infantil que llevamos dentro,
      Abrazos saltarines

      Eliminar
  5. Ya me hubiera gustado a mí echar mano de esta historia cuando mi hijo "aclaró" todas las dudas sobre los Reyes Magos a mi hija tres años menor que él; pero entonces no conocía este texto que me llegó vía e-mail unos años más tarde.

    Por cierto, yo creía que nos ibas a aclarar eso de que los Reyes Magos eran andaluces, jajajaja, la verdad, a mí no me sorprendería nada, jajajaja...

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo la historia preparada para mis nietas y espero tardar un poco en echar mano de ella, cuando mis hijas fueron haciendo preguntas su padre se encargó de suavizar las decepciones.
      A Mar ya le he respondido que tampoco se de donde son los Reyes Magos, en los Tartessos no los encuentro, me queda buscar en los carnavales de Cádiz, que este año (el que viene) van a tener guasa con los tres Magos.
      Abrazos saltarines para el fin de semana

      Eliminar
  6. Bueno es tener en cuenta esta historia, por lo que pueda pasar. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi la tengo yo guardada para cuando empiecen a preguntar.
      Abrazos saltarines

      Eliminar
  7. Así debió ocurrir Ester, tal como tú lo cuentas; de otra forma es muy difícil imaginar una tradición que dure tantos años sin que esté escrita, sino pasando de padres a hijos.

    Un cariñoso abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilusión es muy importante en todos los ámbitos de la vida y en este en particular más. Yo se que a mi casa vendrán porque he sido casi buena
      Saltos y brincos

      Eliminar
  8. Me encantó la historia y me la voy a guardar para cuando crezca mi nieto se lo explique su padre...

    Estos dias voy liadilla Ester, asi que si no te visito mucho , que lo sepas

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos andamos liados, hoy he acompañado a mi hija a hacer "encargos" y acabamos de volver 800 euros mas tarde.
      Pero hay que dedicar tiempo y buen humor a la familia y las Fiestas.
      Saltos y brincos que aun me quedan fuerzas

      Eliminar
  9. ¡ Y dale con pedir perdón, por la extensión, cuando cuentas una historia tan bonita.! A todos nos ha parecido corta.
    El poder de los Reyes Magos debía de ser enorme cuando hasta hoy ha llegado su voluntad, haciéndonos sus pajes, para regocijo de nuestros hijos. ¡Andaluces tenían que ser!.
    Bromas aparte, me gustaría señalar que no fue hasta el siglo III que el teólogo Quinto Tertuliano (160-220), los consideró reyes, ya que los practicantes de la magia tenían por aquel entonces muy mala reputación, y hasta el siglo XVI no se le atribuye a Baltasar su condición de ser de raza negra.
    Con respecto a los Reyes Magos todo,(perdón), casi todo es tradición.

    Salud(os).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me quites la ilusión, yo aun escribo la carta. En mi casa hay dos días muy importantes el de Navidad y el de Reyes. Traen regalos para todos, muchos regalos y disfrutamos descubriendo que nos han traido.
      Saltos y brincos y espero que como tu eres bueno te traigan muchas cosas

      Eliminar
  10. Una historia preciosa y seguro que así fue como pasó todo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantener la ilusión el máximo tiempo posible, a mi aun me dura.
      Abrazos festivos

      Eliminar
  11. Hoy ha sido el día en que mi hijo mayor me ha dicho "mamá, dime la verdad".
    Hemos caminado un rato de la mano y le he contado algo parecido a lo que tú escribes.
    Al final ha sonreído y se ha sentido mayor pero orgulloso de "haber sido niño"

    Bonita y oportuna entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es importante estar cuando los hijos preguntan y saber responder con sinceridad. que bonito que tu hijo esté orgulloso de haber sido niño.
      Que orgullosa debes estar tu de tu hijo.
      Abrazos saltarines

      Eliminar
  12. Te deseo de corazón que el recuerdo y la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro.
    Que la Navidad sea un profundo momento de sentir, mirar y actuar….
    Y que más allá de estas fiestas, a lo largo del año 2013, la paz y el bienestar te acompañen junto a familiares y amigos
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf! es un suspiro, me has emocionado, que bonito lo que me dices, yo no se responder igual pero te deseo lo mismo que tu a mi. Gracias Katy.
      Abrazos con perfume de Navidad y un lazo de cariño

      Eliminar
  13. Qué bonito... : )
    Y comparto opinión...De largo nada.Las historias dulces y bonitas tienen que tener su ratito de "cochura" a fuego lento, en el horno, para que salgan calentitas y ricas.
    A mí me emocionan mucho los Reyes, antes de que lleguen estoy nerviosita perdida.En casa se esconden las cosas y a la hora acordada salimos todos corriendo a buscar, debajo de las camas, detrás del sofá, al descansillo.
    Es una locura porque, de repente, suenan ruidos y eso quiere decir que por ahí andan.

    Pero para mí lo más tierno de esa fecha es lo que un día me contó mi madre. Ella nació en el 42, en plena postguerra y en su casa no había para Reyes, pero nunca le faltaron. Contaba que un año había visto, con sus propios ojos, la mano del rey negro dejando en la ventana de su habitación una cestita, de esas que tienen dos tapaderas para cerrarlas, con un plátano y una naranja( de los que se comen )dentro.

    Y es que tenía 55 años y seguía convencida de haberlo visto...

    Y ya estoy llorando, como una tonta otra vez, al contarlo, mientras salto y brinco... : )))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia preciosa, no me extraña que te emociones, yo también he sentido cosquilleos. Es la magia de la noche de Reyes, y me parece muy divertido esconder los regalos. En mi casa los ponemos y tapamos con una sabana para que el siguiente en colocar no vea lo que hay, y lo tapa y así hasta que terminamos. Al final yo retiro las sabanas y cierro la puerta del salon. Suelen haber ocho o diez regalos para cada uno, imaginate lo que nos divertimos rompiendo envoltorios y tirando de los lazos, o pinchando globos. Una fiesta

      Eliminar
    2. Qué GUAY...!!!
      Y es que qué leches...La vida es gris y dura, a veces, pero es tan bonito VIVIR... : )

      Lo niños de Toledo de la generación de mi madre tuvieron mucha suerte, porque por muy mal que estuvieran, no se quedaban sin un detallito, al menos. Según contaba mi abuela en esa época el General de la Fábrica de Armas entregaba, cada víspera de Reyes, a todos los niños que fueran, un regalito y una figura de mazapán.
      Así que mi madre tuvo su cestita y los regalos que repartía aquel militar generoso. Ya ves que de algunos tiempos no todo fue tan malo.

      Eliminar
    3. Por supuesto, es imposible hacerlo todo mal. Antes eran, eramos agradecidos, ahora se tiene de todo, lo necesario y lo superfluo y nunca se está contento. Bueno yo siempre estoy contenta.
      Abrazos saltarines para estos días tan llenos de recuerdos

      Eliminar
  14. Ah! Ester...me has dado una genial idea,jajaja.
    Te mereces el cielo por esta historia tan simpática y tierna.
    Es muy bonito dar como recibir, y lo mejor es ver la cara de
    felicidad de tus hijos al recibir sus regalos, una excelente
    misión de los padres. Puede haber sus pequeñas fallas pero siempre
    se desea hacer el bien, respecto de los hijos.

    Que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tu crees que el cielo es aburrido?, debe estar lleno de gente buena, pero y la divertida, la que hace travesuras, la que se toma dos copas Me gustaría saber donde están.
      No me hagas caso, a veces los dedos y el teclado se confabulan contra la razón.
      Espero que tu también tengas un, ya domingo feliz.

      Eliminar
  15. ¡Hermosa historia!
    Un 6 de enero, estabamos mi hermana,sus hijos y los míos de vacaciones y sólo mi sobrina aún creía en los Reyes Magos.Mi hermana sugirió no recordarle que día era y así evitar comprar regalos para todos. Sus hijos no se lo perdonaron y le dijeron a la hermana que esa noche vendrían los reyes. Allí salimos a comprar regalos. Mi sobrina escribió una cartita que dejó en la juguetería, mi hija y mi sobrino luego fueron a comprar el regalo y lo escondieron, esa noche pusimos pasto y agua para los camellos. Mientras todos miraban televisión yo me encargue de poner los regalos, volcar el agua y tirar algo del pasto. ¡Hasta marqué huellas! Grité:Vengan a ver, parece que pasaron los Reyes!
    Mi sobrina parecía sorprendida. Abrió su paquete, se dio vuelta y dijo: "Gracias mami"
    PD Perdon por la extensión, pero siempre me gustó esta anecdota de mi vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Ese gracias mami" supongo que lo tiene guardado en su corazón, es una anécdota preciosa , tierna y divertida. Me ha gustado que la compartas conmigo.
      No me importa que tu comentario sea largo (Y tampoco lo es) al contrario, me gusta, y siento que cuando comentas no lo haces de pasada y por ser amable.
      Yo empecé el blog y opte por entradas cortas para no molestar con mis ocurrencias a los posibles lectores, y abajo de todo pone que mis textos serán breves por eso cuando me excedo pido perdon.
      Gracias por venir. Beso de domingo

      Eliminar
  16. Hola Ester
    Yo le conte una historia muy similar a mi hija ( hace tiempo ya), pero con el Nino Jesus, que es el que lleva los regalos en Venezuela. Ella tan practica como siempre ( lo contrario a mi), impaciente, interrumpio mi historia magica y poetica... si si mama, etc, etc, etc, pero quien compra los regalos? No pude sino reirme y decirle , si son los padres.. Pero despues ,me dijo, picara... pero los Reyes Magos si existen verdad? jajajaja
    Muy linda tu historia, y de verdad no te disculpes por la extension. Es muy rico leerte ( y ademas me siento culpable porque yo por mas que trato, siempre me extiendo en mi blog)
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre la extensión, te digo lo mismo que a Di, yo me propuse no publicar textos demasiado largos y como lo pone en el blog cuando me excedo pido perdón, pero me gusta que cuando me comentais me conteis cosas, y me gusta cuando leo vuestros blogs entretenerme en vuestras historias.
      Con los Reyes Magos hay casi tantas anécdotas como niños, mi hija pequeña me convencía a mi de que existían y que lo que decían los demás eran cuentos.
      Abrazos saltarines

      Eliminar
  17. Les siguieron mintiendo enlazando una mentira con otra, sólo cuando somos mayores nos damos cuentos de la gran mentira que es a veces la vida.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Ana estamos hablando de niños de cinco y seis años, no es una mentira, es una ilusión, como tienen algunas personas cuando juegan a la lotería, o cuando compran un pasaje para unas vacaciones. La vida es mucho mas simple, niños que crecen con el cariño de sus padres y serán felices cuando sean mayores, la mentira de los Reyes Magos o la del Ratoncito no les estropeará su vida, creer y mantener esa ilusión, es independiente de que cuando sean mayores tengan la desgracia de sufrir decepciones, abandonos y malos tratos.

      Referente a quitar los comentarios de tu blog es tu decisión y la respeto pero jamás he comentado por conveniencia, no eres la única que no eres hipócrita, creo que la mayoría no lo somos, como creo que la mayoría somos amables vemos otros blogs, y comentamos si tenemos algo que añadir, si tenemos tiempo. La mayoría somos agradecidos y respondemos cuando nos dejan un comentario para que quien lo ha escrito sepa que lo hemos leído. La mayoría somos agradables y tenemos buen trato. La mayoría, estoy segura, lamentará tu decisión, como lo lamento yo.
      Espero y deseo que la vida te sonría.

      Eliminar
  18. Aquí vengo otra vez...A verte... : )))
    Yo no recuerdo exactamente lo que a mí me dijeron ni lo que dije, cuando tuve que explicarlo, pero si sé lo que diría ahora a mi sobrina. Y no sería muy distinto a lo que has dicho en la anterior respuesta.
    Hay cosas que nacen en el corazón y del corazón y eso siempre es y será verdad.
    Ni uno solo de mis ya más de cuarenta años he dejado de creer o tener ilusión en los Reyes. NI UNO SOLO...
    Haya tenido la edad que haya tenido o mis circunstancias hayan sido las que hayan sido...

    Recuerdo un año que estaba tan justa, pero tanto, de dinero que creí que no iba a poder comprar absolutamente nada, pero en el último momento compré tres cajitas preciosas de flores metálicas (100 pesetas) y en una cinta de hacer punto de cruz bordé los nombres de mi madre y mis hermanas y se lo cosí a unas toallas de tocador de color fuxia, muy vistoso, de un paquete sin abrir en casa. A eso le añadí un jabón de lilas que iba envuelto en papel lila y todo muy bien colocadito dentro y empaquetado con gracia, un buen lazo y papel celofán me quedó un regalo estupendo, que las encantó. Tanto que una de ellas lo tiene aún sin usar porque dice que le da pena de lo bonito que es... : )

    En fin...Que es muy complicado, pero para mí SIEMPRE habrá Reyes MAGOS...

    Ahhhh... Y que lo del club era una bobada. Cualquier palabra que se pueda ocurrir está bien. Precísamente por lo sorprendente. Sea como sea es una cosa inesperada y chula y eso es lo que importa...Y que yo vengo a verte, o sí o sí, porque me gusta y te hecho de menos, y ya está... : )))

    Besos y saltibrincos tandémicoclúbicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bien tu visita! Me he quedado en casa y voy de blog en blog, me encuentro un comentario en el mio (Justo encima del tuyo) que me ha hecho contestar, luego en otro blog me topo con una entrada sobre la matanza de los niños en el colegio y me ha hecho llorar, me ha sentado bien, pero aun tengo jipios.
      Una amiga mía recién abandonada y sola se puso para los Reyes unos guantes y para que pareciera que había mas regalos los envolvió por separado, un conocido de la familia tenía todos los juguetes en el coche para que los niños no los viera y le robaron el coche, pidió ayuda y fuimos arañando de nuestras casa lo que pudimos y el y su mujer se pasaron la noche haciendo ropitas para las muñecas y pintando casitas como castillos. Sus hijos tuvieron un día de Reyes feliz.
      Y es que los Reyes Magos existen.
      Un abrazo inventora de palabras

      Eliminar
    2. He recordado esta idea y te la traigo... : )

      http://www.objetivocupcake.com/2012/11/regalos-navidad-DIY.html

      A parte de lo que aquí se cuenta, se me ocurren mil cosas que poner dentro. Todas muy útiles y para disfrutar un buen rato, pasándoselo pipa...
      Componentes para hacer cosas de bisutería que incluyan ideas imprimidas de las miles que hay en la red, ingredientes para hacer jabones artesanos, distintos sobrecitos de infusiones, de las miles que hay, unos terrones de azúcar y una bolsita con pastas...Y etc, etc ( Te aseguro que con meno de 10 euros se pueden hacer MARAVILLAS)

      Con ilusión, AMOR, y mucha imaginación se puede llenar el mundo entero de regalos.
      Pero ENTERO... : )))

      Eliminar
    3. Ya he visto la página y está muy bien, yo siempre he hecho manualidades, pulseras de cuentas, marca-páginas de ganchillo, flores de miga de pan, maceteros de macramé, incluso colchas y cortinas de ganchillo, pero cada vez tengo menos paciencia.
      Un abrazo nocturno

      Eliminar
  19. Nada me he hecho nunca tanta ilusión como la noche de los Reyes Magos.
    De chica y de grande.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien, es una noche magica, poner los regalos, carteles con los nombres, globos y luego me cuesta dormirme, como una niña.
      Besos

      Eliminar
  20. Querida amiga: Te felicito por haber contado esta historia de forma tan bonita y que la puedan entender todos los niños ¡si te digo que no me ha parecido nada larga!
    La he leído con la misma ilusión de una niña pequeña, me reocrdó mi niñez y el disgusto que me llevé cuando me enteré de que todos los regalos que me traían, los que yo creía eran los Reyes, me los habían comprado mis padres. Pronto he logrado superarlo, pero si me lo hubiesen contado así...
    No olvidaré tu historia, quizás me venga bien para repetírsela a algún nieto.
    Cariños y mi deseo de que disfrutes de una FELIZ NAVIDAD.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kasioles, los Reyes Magos para mi siguen siendo magos y para ti les voy a pedir, que la salud sea buena, el humor mejor, la tranquilidad permanente, la alegría inmensa y alguna cosilla que te haga ilusión.
      Felices Fiestas y abrazos saltarines

      Eliminar
  21. Yo estuve viviendo en España hasta los nueve años, pero me acuerdo perfectamente que mi padre, mi tío Paco y mi tía Reme se disfrazaban de Reyes Magos y me entregaban en mano los pocos regalos que se podían adquirir en la década de los 40; caramelos y algún libro que nunca faltaba regalo de mi padre. Siempre creí en ellos hasta que un año al Rey Baltasar le dió un ataque de tos y yo me dije: - Tose igual que mi tía Reme. Y es que mí tía fumaba como un cosaco cabreao.

    Cabriolas navideñas junto con mi fraternal abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos lo hemos ido descubriendo, pero al año siguiente volvíamos a tener ilusión, mis hijas que son madres aun la tienen y yo que soy abuela también.
      Que recuerdos aquellos y cuanto daño ha hecho el tabaco jaja.
      Saltos y brincos que ya falta poco

      Eliminar
  22. Preciosa manera de conservar la inocencia de un niño. Sí que es complicado porque todos nos llevamos una decepción. La falta de tacto de algunas personas, como en el caso de mi hija mayor que unos días antes de las vacaciones, se lo dijo su profesora, me indigna, tendría que haber leído tu historia. Cuando la niña me preguntó llorando sí era verdad, lo único que se me ocurrió fue:"Tú quieres que los Reyes existan?, me contestó que sí, entonces seguirán siendo ellos hasta que tú lo decidas".
    Si algún día tengo la suerte de ser abuela, guardaré tu relato para contárselo a mis nietos. ¿Sabes?, eso es lo que mi hija les ha pedido después de cuatro años, un bebé.¡Dios!, no lo entiendo, cuántos niños abandonados, cuántos no deseados y cuántos por desgracia maltratados. Créeme Ester, sufro con ella, además después de una FIV es mucho más doloroso perderlo.

    Bonito relato. Besos azules.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocías la historia para responder a tu hija, pero tuviste una buena respuesta, ella tiene mucha suerte de tenerte como madre.
      La ilusión de los Reyes magos que la podemos seguir manteniendo para cosas materiales, pero cuando pedimos paz, amor, trabajo o un bebe, entonces si que tenemos que tener mucha fe.
      Ojala tu hija pueda volver a intentarlo, mi sobrina esta en tramites de adopción también son muy lentos, costosos y difíciles. No se que decirte, solo que ella debe estar tranquila. Y darte muchos abrazos .

      Eliminar