La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

11 de diciembre de 2012

Acertijo...

Lo he recibido por correo y tal cual os lo dejo aquí:



Un buen ejemplo como nuestro pobre cerebro tiende a limitar sus recursos (aún más si cabe).
Este es un acertijo muy curioso. No tiene trampa, no hay nada escondido y todo está a la vista.
NO OS ADELANTÉIS A VER LA RESPUESTA, INTENTAD RESOLVERLO PRIMERO.
Algo más: Tratad de pensarlo porque vale la
pena. En particular, porque demuestra la manera sesgada en que a veces pensamos al leer ciertos textos.

ARGUMENTO

Antonio, padre de Roberto, un niño de 8 años, sale conduciendo su coche desde su casa en Madrid en dirección a Valencia.
 Roberto, va con él.
En el camino ocurre un terrible accidente.

Un camión, que venía en sentido contrario se sale de la autopista y embiste de frente al coche de Antonio.
El impacto mata instantáneamente a Antonio, pero Roberto sigue con vida.
Una ambulancia llega casi de inmediato, advertida por quienes fueron ocasionales testigos, y el niño es trasladado al hospital de Valencia.
Nada más llegar, los médicos de guardia empiezan a tratar al niño para intentar salvarle la vida pero, después de intercambiar opiniones y estabilizar sus funciones vitales deciden que la condición de Roberto es muy grave. Necesitan consultar.
Después de una junta de médicos se comunican con el Hospital Niño Jesús de Madrid y finalmente conversan con una eminencia en el tema a quien ponen en conocimiento de lo ocurrido.
 Como todos coinciden en que lo mejor es dejar a Roberto en Valencia, la eminencia decide viajar directamente de Madrid hacia allá. Y lo hace. Al llegar la eminencia los médicos que le han
tratado le presentan el caso y esperan ansiosos su opinión.
Finalmente, uno de ellos es el primero en hablar:
¿Cree usted estar en condiciones de salvar al niño? pregunta con un hilo de voz.

Y obtiene la siguiente respuesta:

- ¡Cómo no lo voy a salvar, haré todo lo posible, es mi hijo!'


Bien, hasta aquí la historia. Está en ti el tratar
de pensar la manera en que esta historia tenga sentido. Insisto en que no hay trampas, no hay nada oculto. Y antes de que leas la solución, quiero agregar algunos datos:
a) Antonio no es el padrastro.
b) Antonio tampoco es un cura.


AHORA SÍ, TE DEJO EN COMPAÑÍA DE TU IMAGINACIÓN. ESO SÍ, TE SUGIERO QUE LEAS OTRA VEZ LA HISTORIA Y, CRÉEME, EL
ACERTIJO ES MUY SENCILLO DE RESOLVER.
 
La solución está más abajo, pero solo léela cuando desistas.






SOLUCION:
Lo notable de este problema es lo sencillo de la
respuesta. Más aún, pensarás ¿cómo es posible que no se me haya ocurrido?
La solución es que la eminencia de la que se habla es LA MADRE de Roberto. Pero tenemos tan interiorizada la idea de que las 'eminencias' son sólo hombres que no se nos ocurre que pueda haber sido una mujer.
Y esto va más allá de que puestos ante la disyuntiva explícita de decidir si una eminencia puede o no ser una mujer, nadie dudaría
en aceptar esa posibilidad, sea uno mujer u hombre.
Sin embargo, en este caso falla. No siempre se nos
ocurre la respuesta correcta.
Más aún: muchas mujeres que no logran resolver el acertijo, al conocer la solución se sienten atrapadas por la misma conducta
machista que ellas mismas condenan.
En fin, creo que es un ejercicio muy interesante
para analizar nuestros propios prejuicios y laberintos internos, al margen de nuestro género.

23 comentarios:

  1. si, vivimos en una sociedad machista... aunque me pese...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos y nosotras. Que le vamos a hacer. Besitos.
      No tengo internet y no puedo pasar a saludarte

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No tengo internet y con datos esto va mut lento. Asi que besitos

      Eliminar
  3. ¡Ostras! Y yo escurriéndome los sesos... En ningún momento se me ocurrió pensar que fuera la madre.
    Muy bueno Ester. Da qué pensar.
    Abrazos. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me lo pareció.
      Estoy sin Internet y no puedo ir a tu casa. Besos

      Eliminar
  4. ¿por que a las mujeres no se las valora? un abrozo

    ResponderEliminar
  5. Me devané los sesos hace tiempo, pero son tantos los correos recibidos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy lo has tenido facil.
      Estoy sin Internet y con datos es muy lento asi que no me pasaré por tu casa. Abrazos

      Eliminar
  6. Lo siento Ester pero ya conocía el acertijo, así que me fui directa.

    Pero sí, es curioso que nadie piense en una mujer cuando se trata de una eminencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo he puesto facil jaja.
      Besos y abrazos

      Eliminar
  7. Pues a mí me ha costado un poco, pero he acertado el acertijo... : )
    No sé por qué, pero siempre me sale contarte cosas, cuando vengo a verte, pero es que creo que esta que te voy a contar viene muy al caso.

    Mi última pareja era profesor y cuando empezamos a vivir juntos, me llevé todas mis cosas a la casa nueva que nos compramos, incluidos mis tropecientos mil libros. Pues hete aquí que un domingo llegó su familia a ver como había quedado y al ver la enorme librería y otras dos más pequeñas del salón, exclamó jubilosa su hermana...

    Cómo se nota que en esta casa hay un profesor...Ehhh...!!!

    Él susodicho hizo mutis, creo que más porque no calló en la cosa, pero yo no me pude callar y respondí, con una sonrisa dulce y lo mío por dentro...

    Pues permíteme que te diga que el 95% de los que ves son míos...

    Ayyyyyy...Cómo "semos"... : )

    Nada, chica, que aunque esté agobiada de trabajo no puedo pasar sin venir a que me des unos brincos.

    Brincosaltos equitativos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ ÉL susodicho...? Jajaja
      Esa barbaridad la he escrito yo...?

      Eliminar
    2. Lola, me encanta que vengas, pero no te cuento nada, no tengo internet y con los datos del telefono es un rollo.
      Besod

      Eliminar
  8. Pues me caracterizo por ser bastante impaciente y en este caso, tramposa, me he ido al resultado directamente, pero es cierto que no se me había ocurrido pensar en la madre. Mira que soy torpe :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luisa no tengo internet y no puedo casi comentar, besos

      Eliminar
  9. He pensado varias cosas, todas con sentido, pero no había caído en que pudiese ser su madre.
    Yo pertenezco a la época en la que el hombre era la figura principal y la labor de la mujer quedaba relegada a las labores de la casa.
    Nunca estuve muy de acuerdo, pero he aceptado mi rol como madre y "maruja"
    ¡Que le vamos a hacer! Eran otros tiempos, amiga mía.
    Te dejo mis cariños en un abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, ahora las cosas son diferentes.
      Abrazos

      Eliminar
  10. Acertijo con moraleja. No, no lo he acertado y no me lo perdono porque somos eminencias en todo y si no que se lo digan a madame Curie, por poner un ejemplo.

    Mañana será otro día, de momento mi abrazo azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos tan acostumbradas a perder que cuando ganamos nos sorprende. No tengo internet y funciono con datos y es muy lento. Besos

      Eliminar
  11. Ya lo conocía pero gracias por recordármelo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que tengo seguidoras muy listas. Abrazos saltarines

      Eliminar