La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

9 de noviembre de 2012

Tristeza…



La tristeza puede adoptar cualquier forma, su semilla germina en los corazones y crece en el alma.
Debemos dejarla salir, dentro nos asfixia y nos humilla, a la tristeza le sienta bien llorar y llorar pero entre llantos y suspiros es difícil reflexionar, no vale con pedirle perdón, la tristeza es inmisericorde, la tristeza ocupa el lugar de la energía y nos deja vacíos.
A veces las lágrimas resbalan y vuelven a entrar, y parecen caramelos.
Todas las tristezas son parecidas y parecen iguales, pero la pena duele, por un ser querido que sufre, el dolor lo causa la muerte de los cercanos, una muñeca rota, un “no te quiero”, el ahogo llega con el abandono de un amor, con la decepción que acompaña al fracaso, con la soledad cuando viene con los brazos en jarras.
Ocurre que a la tristeza no la podemos obviar, al principio se hace fuerte y se parapeta.
Sufrir de tristeza no te inmuniza, puede regresar.
No importa la edad, ni el estado, llega y se instala indomable y férrea, tormentosa, baldía, pasión grotesca, vestida de seda disparando balas de plata.
Tristeza sabes donde alojarte, donde mas duele
Siento mis entrañas y…  ya no las siento.
Pero aunque parece que no, poco a poco se debilita y solo queda la impotencia.

Adiós tristeza. Hoy he puesto fin a tu estancia.

RECETA PARA DEJAR DE ESTAR TRISTE:
1. Azúcar, harina, huevos. Y media sonrisa de gato.
2. Música de circo.
3. Cuatro risas de hiena; si no las encuentras, puedes intentar reírte tú mismo.
4. 100 g de cosquillas en un pie.
5. Hornear durante 30 minutos.
6. Comer el pastel con más gente, encima de un árbol.

24 comentarios:

  1. No hay que dejarla quedarse, sino te come..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho reír. Gracias y cuídate mucho.
      No salto por si te duele la cabeza

      Eliminar
  2. Me parece que yo voy a ir ya mismo a por doble ración de tu (deliciosa) receta feliz ;))

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo cocinamos mano a mano? no me gusta la cocina pero hago una excepción.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  3. la tristeza es como un manto desno sque nos cubre, pero podemos hacernos sus cómpñices y asi, se evapora ...al menos durante un tiempo

    Me encanta la receta, sobre todo las cosquillas y subir al árbol

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un final feliz siempre se agradece, yo los busco, es mas busco los principios felices. Saltos y brincos
      i bon cap de setmana

      Eliminar
  4. No sé yo si podré con la receta, mayormente por lo del árbol ¿o vale llamar a la grúa?

    Por mi experiencia puedo decir que la tristeza arrastra como un tsunami y nos vuelve perezosos. No hay ganas para nada. Distingo la tristeza en 2: la tristeza que inevitablemente se siente cuando se vive algún dolor y la tristeza que se alimenta volviendo a la mente continuamente aquello que nos dolió. La primera tristeza es inevitable, la segunda es muy dañina y hay que ser inmisericordes con ella. Sobre todo no se puede entrar en diálogo con esta tristeza destructora.

    Voto por la alegría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menos mal, porque me describes una tristeza tan real que asusta, yo también voto por la alegría, por eso siempre salto y brinco

      Eliminar
  5. ¿La princesa esta triste y que tendrá la tristeza?
    Pues eso mal de amores, morriña, estará de duelo. Nadie se sustrae a ella del todo. De vez en cuando te da y te da. A mi cuando veo que se va el verano:-)
    Buena receta. Creo que la cocinaré cuando ocurra.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que prepararla antes de que llegue la tristeza, añádele un a mi me da igual, yo soy capaz de todo, me voy de compras, un día a chocolate.
      A la tristeza hay que plantarle cara y se acobarda.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  6. La tristeza por causa exógena, necesita un tiempo y el tiempo todo lo calma; la tristeza sin causa aparente, rápidamente poner en marcha la receta que nos das, seguro que es infalible.

    besos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo del tiempo es que enquista los problemas y nos hace viejas, la tristeza no puede quedarse en casa, ya sabes que yo soy vital y optimista.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  7. El dolor es inevitable, la tristeza y el sufrimiento son de libre elección , para dejar mi tristeza y mi soledad, ahora mismo me pongo con tu receta.

    -¡Ay que sed tengo , que sed tengo!- (dolor) , le fui por una botella de agua- a la hora ¡¡Ay que sed tenía, ay que sed tenía!! sufrimiento.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi que se me quitan los males (si los tuviera) cuando leo tu prosa poética.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  8. RECETA PARA DEJAR DE ESTAR TRISTE:
    Un par de culebras medio muertas, un rabo de lagarto recién cortado, 2 ancas de rana, un diente de ajo, dos gotas de sangre de Drácula (se puede utilizar un sucedáneo), dos gotas de tomate recién exprimido, se revuelve todo en una olla de barro, previamente puesta al fuego y cuando empiece a hervir, se tira todo con cuidado, para no romper el caldero. El más joven (yo me libro) y el más pudiente (me vuelvo a librar) acompañará al primero , se acercan a una pastelería, compran una tarta por barba, y una botella de vino dulce para cada mano de los asistentes a la reunión y cuando se terminen las botellas, seguro que no existe tristeza en ninguno de los comensales. No utilizar esta receta si hay menores delante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me salto la receta y empiezo por la pasteleria, y hago un trato por lo de la barba, el vino dulce si es moscatel mejor.
      Saltos y brincos y aun no estoy piripi.

      Eliminar
  9. Ya he tomado nota de la receta, lo único que no le pondré es la sonrisa de gato, es que mi relación con los animales no es muy buena.

    El texto, estupendo.
    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cambia la sonrisa por lengua de gato, las de Uña están deliciosas, yo lo he hecho tengo la misma afinidad que tu con ellos.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  10. La receta parece deliciosa y efectiva, la media sonrisa de gato podría, supongo, alargarse incluso hasta una sonrisa completa, si nos gusta mucho, ¿no?
    En garde, tristesse!
    Saltos y brincos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos preparadas para hacerle frente y plantarle cara. La sonrisa del tamaño que quieras y los saltos y brincos los compartimos

      Eliminar
  11. La tristeza es muy cuca, va búscando espacios donde instalarse como una incomoda okupa, por eso debemos espantarla con esta receta que nos das, porque seguro que es infalible. Eres única y hay que ver como nos cuidas.

    Muchos besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser fuerte y no dejar que la tristeza se quede mucho tiempo, y no confundirla con la melancolía.
      A mi me sientan muy bien vuestros comentarios.
      Me quedo tus besicos y te salto y te brinco

      Eliminar
  12. Es mi hora Ester:

    Tristeza, y quién se ha librado de conocerla?, por mucho que estiremos la comisura de los labios para forzar una sonrisa, cuando esta emoción se instala, vámos listos. Tiene elegido un lugar bien recóndito, entre el alma y el corazón. Dicen que es sinónimo de debilidad y no estoy de acuerdo. Creo más bien que va ligada al silencio y a la soledad.


    El silencio tiene rostro,
    la tristeza lo dibuja en el recuerdo.

    El silencio tiene múltiples colores,
    la tristeza sus grises y sus sombras.

    El silencio no tiene pentagramas,
    la tristeza es toda una sinfonía.

    El silencio tiene cuerpo delicado,
    la tristeza lo acaricia noche a noche.


    Buenas idem, Ester. :-)))))))))))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con una tristeza tan poética no me importaría recibirla un rato, es precioso, y cualquier chascarrillo que quisiera añadir rompería la magia.
      Tienes una hora fantástica. Para cuando leas esto te dejo un abrazo y un ramo de besos

      Eliminar