La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

16 de noviembre de 2012

Desde mi ventana…



¿Qué veo desde mi ventana?
A veces veo y a veces miro,
a veces sueño y me lo creo,
veo amapolas entre los trigales,
y con los ojos entornados, el azul del mar,
en la orilla del río estamos pescando,
la ropa tendida sobre el fondo blanco del patio,
la plaza está llena de gente, son las fiestas del barrio,
al fondo se ven los fuegos artificiales,
y oigo gritar a los niños en el recreo,
la luna se refleja en la calle mojada,
ahora hay mas amapolas que antes,
y el puesto de las chuches tiene mil colores,
los copos de nieve caen desordenados, (Yo busco uno pelirrojo)
mi abuela tejiendo, sentada en la silla baja,
el patio de vecinos con sus olores y sus gritos,
el semáforo tricolor y solitario,
los amigos que llegan, riéndose,
los cristales lloran, cuando llueve
veo el mar con sus crestas blancas, está un poco picado,
hoy he visto un adiós, no me gusta.
Hoy he visto que no había visto lo que veo.
Pongo caras y lugares al futuro.
Cierro la ventana y se apaga el futuro.
Desde mi ventana veo el mundo que imagino y que mis ojos no pueden ver.

32 comentarios:

  1. Bonitas frases, supongo que asomada a tu ventana, ignoro el motivo por el que me ha venido a la cabeza la melodía Nachtigall Serenade de Andre Rieu... preciosa música.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hice un Pps con este soliloquio y la misma música que tu recuerdas.
      Saltos y brincos

      Eliminar
    2. Creo que en una ocasión pedías sinceridad y yo debí decirte que mi sinceridad era total, así que te cuento. He visto tu PPS, lo he escuchado y he comparado con el escrito de este post. He ahí todo el misterio.
      Me perdonas?
      Saludos.

      Eliminar
    3. Nada que perdonar, la entrada es mía y el Pps también, hace mucho tiempo que se publican presentaciones mías, tengo muchisimas hechas y algunas aún sin publicar, y a veces las reviso y las pongo en el blog tal cual o con alguna variación. Las presentaciones son mucho más teatrales, tienen movimiento, gifs, música. Pero que no tengo nada que perdonar, son Powerpoints que circulan por Internet y todo el mundo las puede disfrutar, y ya te he respondido un poquito mas arriba que había hecho esa presentación.
      Unos saltos y unos brincos

      Eliminar
  2. no hay nada como darle rienda suelta a la imaginación y tu tienes mucha y sabes plasmarla con palabras

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación es la inteligencia de los tontos jeje.
      mes petons

      Eliminar
  3. Qué bonito todo lo que se ve desde tu ventana, Ester...
    Me has hecho sonreír mucho porque, desde ella, se ven cosas que también han estado en mi vida y yo veo, cuando me asomo a la mía.

    Siempre me han parecido mágicas las ventanas.Ahora estoy muy contenta porque en la de mi cocina tengo una maceta de perejil, que está cada día más preciosa.Será una tontería pero siempre quise tener una y verla me da felicidad.

    Ya ves...Un sueño pequeñito que se cumple al fin y me llena casi de tanta ilusión como uno grande.

    Te dejo un abrazo y unos cuantos saltitos de esos tuyos tan alegres y llenos de vida... : )))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis sueños se cumplen porque me pongo metas fáciles.
      Mi hija tiene plantas aromáticas en la cocina y es una delicia verla coger hojas de albahaca para hacer un pesto, eso es imposible en mi casa, se me mueren hasta las plantas de plástico.
      Ha sido muy agradable tu compañía.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  4. De vez en cuando, a mí también me gusta asomarme a la ventana para ver mi pasado mezclado con mi presente.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena,cuando escribí “mi ventana” (hace tiempo) me inspiré en un texto que recibí sin firmar, te lo dejo aquí porque pienso que merece la pena leerlo.

      Desde esta ventana viajo a otras ventanas. Aquellas que recuerdo porque fueron grabadas en mi memoria, la misma que hoy olvida la edad que tengo.
      Me asomo a mi ventana de los 11 años. Veo una niña pasando tardes de domingo con sol y risas de salamandra. Aquellas tardes de moscas de vuelos imposibles sobre la mesa del almuerzo sin recoger.
      Lentamente me aproximo a ella por detrás, no quiero distraerla. Permanece sentada en un escalón por fuera de la cocina y mira al Pinarejo casi sin verlo porque se enreda en su pensamiento poniéndole caras y lugares a su futuro.
      La música de fondo sale de la lavadora que limpia incansable las ropas del abuelo, viudo ya desde hace años. Ese señor de ojos húmedos y pelo blanco al que la nena admira por la sencillez de su espíritu joven y libre La ventana se cierra, los recuerdos se apagan, vuelvo a mi otra ventana de los 70 años. Ahora la vieja soy yo y miro como esa niña me observa. Sonríe. Sé lo que piensa.

      Este texto me llegó por correo electrónico y desconozco su autoria.

      Y unos besos

      Eliminar
  5. Debes tener esa ventana situada en la buhardilla del corazón, Ester..qué gusto mirar a través de ella..

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es esa ventana que todos tenemos, en el corazón, en el bolsillo de los recuerdos, o en la caja de fotografías.
      Saltos y brincos con besos

      Eliminar
  6. Hoy nos has brindado un bonito paisaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has visto lo que tu querías ver, lo has mirado con tus ojos no con los míos.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  7. Me gusta lo que ves desde tu ventana porque no es una ventana "Indiscreta" sino lo acontece en el día a día.
    Que disfrutes del finde. No salto hoy contigo, tengo agujetas en las pantorrillas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ventana indiscreta nada, que bastante hay dentro como para complicarse con lo de fuera.
      Disfruta tu también del fin de semana y agua y aspirina para las agujetas del paseo otoñal.
      Yo si salto todavía estoy pisando las hojas color ocre

      Eliminar
  8. Siempre es bueno abrir las ventanas no solo para mirar sino para que nuestro interior se ventile, seguro que con el aire renovado se ven mejor las cosas.
    Guiada por Mairló he llegado hasta aquí y su sugerencia no me ha defraudado, saludos desde Tenerife y te dejo enlace para cuando gustes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria, me alegro de que te hayas pasado por estos pagos, viviendo en un lugar tan privilegiado.
      Luego me pasaré a saludarte y conocerte un poco mas.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  9. Es maravillosa tu ventana, y más si es la ventana de tu imaginación, porque puede ir contigo a todas partes.
    Yo también recuerdo a mi abuela en una sillita baja, es un recuerdo imperecedero y hermoso, tierno. Las sillitas bajas fueron hechas para las abuelitas.
    Saltos y brincos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cuantas historias callaron y cuantas contaron, mientras ellas tejían y nosotras jugábamos.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  10. ¿Entonces...? ¿Nada de eso se ve desde tu ventana?¿Ni siquiera el mar? En cualquier caso, tu entrada destila olores, sonidos, luces y también tristeza. Muy completo. Me gusta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Para ver el mar desde mi ventana tengo que cerrar los ojos.
      ¿Tristeza? La justa.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  11. me recuerda a un cuadro que asomaba a una ventana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces se podia mirar dos cosas, el cuadro y por la ventana, que estupendo.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  12. Desde tu ventana pude ver muchas cosas que tambien veo desde ls mia. Soy una sonadora mas.
    Se me quedo la imagen de los cristales que lloran cuando llueve.
    Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que podamos ver las mismas cosas, a mi me gusta ver la lluvia en los cristales, pero ellos lloran porque saben que me enturbian la vision.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  13. Ojalá que todos y cada uno de nosotros, pudiéramos ver lo mismo al abrir la ventana, pero es que algunos no tienen casa ni ventana.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ver lo que yo veo no se necesita ventana, y casa el que la tenga la puede compartir con alguno de los que no la tienen.
      Besicos saltarines

      Eliminar
  14. Esa ventana a la que te asomas, Ester, es la ventana de la vida. No sabes cuántas veces me he asomado a ella, hoy mismo he tenido que hacerlo, lo necesitaba y como tú he visto flores, he percibido olor a lavanda, he recordado sus frases, sus canciones y un eco de risas ha llegado hasta mí.

    ¿Sabes? no me dejan asomarme, dicen que viva el presente porque no le viene bien a mi sistema nervioso. ¡Qué sabrán ellos!... solo sé que no me gusta lo que veo ahora, el carril del autobús, las prisas, la gente que no saluda, que no le importa pisar una flor ni tirar la bolsa de patatas fritas al suelo.
    Es preciosa tu entrada, me ha venido muy bien leerte en un día tan especial.

    Era mi hora. Felices sueños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu hora es mágica, y si no te dejan asomarte a tu ventana y mirando por la mía eres feliz, yo la abriré todos los días para que veamos juntas un mundo mejor, futuro, si puede ser.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  15. Es muy sano adentrarse en el particular mundo imaginario que cada cual llevamos dentro, hacerlo de vez en cuando es conveniente y muchas veces necesario, es una vía de escape, un refugio, un alivio, un privilegio que nadie puede arrebatarnos :)
    Me gusta lo que ves por tu ventana!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas nos podemos asomar y escoger paisajes, momentos, verdades o ilusiones. Nadie escucha nuestros pensamientos, a veces sería terrible jaja.
      Besos saltarines

      Eliminar