La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

31 de octubre de 2012

Que aproveche…



La comida del hospital, la del Ave, la del avión y la mía no mejoran ni con photoshop

24 comentarios:

  1. Espero que la comida no sea de un hospital, ni para ti, ni para ningún familiar.
    Hay dos maneras de mejorarla sin photoshop, en primer lugar tener hambre, y en segundo, pensar que muchos la querrían poder comer.
    En cierta ocasión en una familia muy pobre el hijo pequeño después de terminar de comer lo poquito que le habían servido, le dice a su padre : Padre cuantos querrían lo que ha quedado, su padre extrañado le dice "Que ha quedado hijo" y el hijo le contesta "hambre padre, mucha hambre".
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La entrada tiene relación con mi familia, nunca, casi, cocino y últimamente les he hecho alguna de las comidas que mas les gustan, han quitado una placa que tengo en la cocina en la que pone que solo sirvo comida congelada, cocinada por otros y de la que traen a casa llamando por teléfono, creen en su inocencia que voy a seguir cocinando y entonces les dije lo que has leído arriba, después los chistes, las risas y las bromas.
      Tu respuesta es de agradecer y yo lo hago saltando y brincando

      Eliminar
  2. A mi me pasaba igual , ahora que las hago como si fuera un poema con amor y con pasión , un éxito, ¡me voy a hacer restaurador!.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he comido platos cocinados con amor y están deliciosos, pero yo no los he hecho, cuando cocino lo hago con obligación.
      Sigue cocinando que por el estomago se ganan muchas batallas.
      Saltos y brincos para el futuro restaurador

      Eliminar
  3. Y encima hay que llevar el tupperware al colegio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no me ha tocado, pero hay muchos comentarios circulando.
      Claro que hay garantía de saber lo que se come, porque entre menús para celiacos, para estreñidos, para musulmanes, para alergicos al huevo, no se yo que llega a los platos.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  4. Pues a mí esas zanahorias redonditas me vuelven loca, este año las he sembrado otra vez (la primera vez no salieron) y como salgan ya haré un guisito de los que hacía mi madre, con ternera, guisantes, alguna patata, especias... ¡se me hace la boca agua!
    Es que, por mucho que digas, la foto ha quedado apetitosa.
    ¡Y no hay manera de que Ester se enamore de la cocina, qué le vamos a hacer!
    Saltos y brincos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jana cuando era jovencita mi madre siempre nos decía que para mandar hay que saber hacer las cosas, y algunos domingos nos hacía cocinar y fregar los platos, una cosa cada una y al siguiente domingo al revés, yo siempre le cambiaba a mi hermana la cocina por el fregoteo. Y sigo diciendo que prefiero planchar un huevo que freír una camisa.
      Saltos y brincos que ya tengo la comida hecha.

      Eliminar
  5. jajaja pues no tiene muy mala pinta no??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Eugenia, yo me lo he comido y créeme no sabe a nada, le cambian el nombre a los platos pero nunca el contenido.
      Saltos y brincos y un beso

      Eliminar
  6. Ay, qué delicada es la gente, o será que yo tengo muy buen comer, pero la comida del hospital me parece que está muy bien. Cuando estuvo mi madre ingresada, a la que por cierto todo le parecía malísimo, yo me comía su bandeja.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, no creas que soy delicada, me gusta comer bien y un bocadillo me sabe a gloria, pero esas bandejas y ese olor no me gustan nada, la comida del avión y la del tren saben igual a la ida y a la vuelta.
      Un beso para ti

      Eliminar
  7. Jajaja muy bueno. Hace dos dias comí en el hospital y a¡casi me quedo ingresada.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ponen la comida inapetecible ¿existe esta palabra? para que la gente se vaya pronto a casa y deje la cama libre. Leí un día lo que cuesta pasar un día en el hospital o en la cárcel (vale lo mismo) y me pareció carísimo, nosotras lo administraríamos mejor, seguro.
      Unos besos

      Eliminar
  8. Estás convirtiendo este blog, al que hace poco que visito, en una crónica de nuestros días.
    Muy interesante. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pitt, la crónica social, con la política estoy enfadada.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  9. Yo añadiría además la cocina de autor, platos enormes con filo de oro en los que destaca una minudencia, elaborada siempre con aceite vírgen, hilitos de sirope con sabor a cardamomo y coronada con eneldo(más fino que decir perejil), que solo tiene un minúsculo bocado.

    Me gusta cocinar para los míos, cada vez menos y a mi estómago poco le importa la inmortalidad.(Decía el poeta Heine).

    Hoy saltamos entre sartenes:-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Um! esos platos a los que te refieres son apetitosos y muy ricos, claro que si es degustación, porque con uno solo te quedas con hambre.
      Saltamos entre sartenes asando castañas.

      Eliminar
  10. JAJAJAJAJ, seguro que la tuya tiene un toque especial que es solo tuyo...la de los hospitales es sosiiiisimaa y la de los aviones buffffffffffff

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cocino muy pocas veces, pero desde luego si lo hago procuro que además de buena quede presentable, pero cocino poco, menos que poco.
      ¿Que tal la castañada?

      Eliminar
  11. Jajaja! A mí me pasa exactamente lo mismo. Yo soy de las que ama comer pero no le gusta nada cocinar (además de que como no me gusta se me da fatal).
    En fin, qué se le va a hacer...
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues será que si no lo hacemos con ganas no sale bien, no todas tenemos las mismas cualidades, yo salto y brinco estupendamente

      Eliminar
  12. Ja, ja, ja, muy bueno!

    Yo también puedo decir lo mismo, la cocina no es lo mio, ni me gusta , ni se, ni tengo interés...

    B E S I T O S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pues somos dos, parece que a todas les gusta cocinar, menos mal que comer si que me gusta, y les puedo hacer los honores.
      Saltos y brincos

      Eliminar