La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

30 de octubre de 2012

Porque a veces si y a veces no…



porque estoy exhausta,
porque hago demasiadas cosas,
porque duermo  en, con, el ordenador,
porque necesito tiempo para descansar,
porque no quiero tiempo para descansar,
porque necesito dormir, comer bien, salir, pasear, respirar,
porque sería imposible condensar mi vida en palabras,
porque no me busco del todo,
porque no quiero contarlo todo
porque estoy enfadada,
porque no se por que estoy enfadada,
porque estoy en casa, tranquila,
porque cuando era más joven (que lo sigo siendo),
porque a veces me cuesta colocar a mi mente en el mismo lugar que mi cuerpo
porque como siempre unos días mejor y otros regular, nunca mal
porque necesito muchas palabras renovadas,
porque tengo tantas cosas que gritar que al final lo callo todo,
porque salto y brinco por inercia y cuando nadie me ve, pero salto
porque necesito reflexionar antes de ponerme a escribir, y yo no quiero reflexionar.
Quiero escribir lo que me dé la gana y cuando me dé la gana, escribir, sin estilo ni modo, con fondo, sin formas ni tonos adecuados.
Bueno yo ya estoy dejando la juventud ¿Será eso?

18 comentarios:

  1. Yo creo que no, es simplemente que llega un momento (bueno,muchos momentos) en que uno se cansa de lo convencional, y piensa: ¿por qué tengo que hacerlo todo "porque siempre, para siempre"? Esa pregunta es un poco peligrosa, lo sé por experiencia, puede llevar al caos pero también a descubrimientos muy interesantes.
    Déjate llevar... pero no del todo, probando, probando. Hay muchos "por qués" cuya sola respuesta es "porque quieres, pero puedes hacerlo de otra forma".
    Saltos y brincos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero que sepáis que, yo no soy la de la entrada, que si que lo he escrito yo, pero no es un diario. Me quedo con las dos últimas frases, esa si que soy yo. Y hasta cuando se salta y se brinca, yo lo hago públicamente.
      Jana hace tiempo que no soy convencional, de pequeña era revoltosa, luego fui rebelde, ahora soy autodidacta.
      Un abrazo y saltos y brincos

      Eliminar
  2. ¡NOO que va , no, no es eso lo que pasa es :que estás "viva"!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas


    1. Quiero que sepáis que, yo no soy la de la entrada, que si que lo he escrito yo, pero no es un diario. Me quedo con las dos últimas frases, esa si que soy yo. Y hasta cuando se salta y se brinca, yo lo hago públicamente.
      André estoy viva y muy viva, posiblemente no lo sea, pero estarlo lo estoy y feliz y contenta y agradecida por tu comentario.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  3. Porque nos hace falta un día de 28 horas al que le sobran cuatro.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, que bueno, una frase para apuntar.
      Pero que lo que no podamos hacer no se hace y no pasa nada, esto son tres días y ya hemos gastado alguno, yo sigo feliz como una peonza y saltando y brincando

      Eliminar
  4. A veces si otras no, porque si no fuera por eso estaríamos totalmente muertos. Esta es la sal de la vida el cambio.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De muertas nada estamos, muy vivas, y saltando de blog en blog.
      Muchos besos y abrazos que estoy cariñosa

      Eliminar
  5. no, eso es síntoma de madurez.. que no tiene nada que ver con ser jóven o no. bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar guapa. Bueno pues yo me siento joven que es lo que decimos las viejas. Un beso mas grande

      Eliminar
  6. Porque eres humana con energia y ganas de vivir y porque somos contradictorios e imperfectos y eso nos hace especiales!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contradictoria e imperfecta, asi soy yo y algunas cosas mas y ademas me paso el día dando saltos y brincos

      Eliminar
  7. Y qué felicidad hacer lo que a uno le da la gana, sin prisas ni pausa, las normas son para los irresponsables, para los principiantes y a mi que me gusta escribir, me fastidia poner las tildes y me encantan los poemas sin rima ni métrica.

    No importa dejar la juventud, a veces nos exige demasiado. Las preguntas las hacen los niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu respuesta, me la quedo, a mi tampoco me gustan las tildes, ni las normas, ni los corses, nilos arquetipos, ni esta palabra.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  8. Ester, a mi me gusta mucho el movimiento, así que se vale brincar por la razón que sea. Y escribir no dejes de hacerlo.

    ¿En dónde fue que has cenado con una mexicana que vive en USA? qué alegría!
    Yo quisiera un día sentarme contigo a tomar un café, o un chocolate con churros, un jerez o lo que sea.

    Muy buenas noches, mi corazón se pone a brincar cuando ya es hora del sueño, y la mente tan cansada intenta aplastarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, es una amiga que vive en Denver, es mexicana y ha venido unos días a España, estuvimos toda la gente que la conocemos y comimos, paseamos, compramos y charlamos mucho, ayer nos despedimos, esta mañana salia para París dos días y luego regresaba a su casa.
      Y si alguna vez coincidimos en algún lugar a mi también me gustaría tomarme algo contigo. Un abrazo grandote
      Saltos y brincos

      Eliminar
  9. Bueno yo ya estoy dejando la juventud ¿Será eso? Con respecto a la juventud te puedo decir algo que me atañe, yo he dejado la juventud física hace muchos años, sin embargo conservo la juventud moral, pese a mis achaques, mis dolencias, mis rarezas, me considero joven de espíritu.
    Y para que levantes un poquito el ánimo en caso de que lo tengas bajo, hay una canción que también duda mucho...
    Saludos, o no lo serán?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero que sepas que, yo no soy la de la entrada, que si que lo he escrito yo, pero no es un diario. Me quedo con las dos últimas frases, esa si que soy yo. Y hasta cuando se salta y se brinca, yo lo hago públicamente.
      Cuando nací a mi madre le dijeron a tenido usted una revoltosa.
      Dicho esto, gracias por animarme, pero yo también soy joven, no he dejado la juventud en ningún lugar y no tengo achaques porque nunca voy al médico.
      Muy propia la canción, me cuidas como un hermano.
      Saltos y brincos, que sí, que sí, que a mi me gusta el vino, que no, que no, que yo prefiero el cava

      Eliminar