La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

7 de septiembre de 2012

Ababol-rosella…


Una tarde que nos conduce a una noche,                                                     dos preguntas -No (no era cierto) - Si (curiosidad).  Una despedida antes de llegar la madrugada. Buen viaje.

Horas, un día. Teléfono: he vuelto y otra pregunta  ¿Qué flores son las que más te gustan? – Las amapolas.  - Silencio… ¿Y después?...

Llegaron.                                                                                                         Y siguieron llegando, cumpleaños, aniversarios, porqué si, y sin más.

Llegaban de su mano, a veces con tarjeta, otras solo con beso.

Hoy veo las amapolas y siento un soplo de aire que se queda prendido en esa lágrima seca y silenciosa.

8 comentarios:

  1. Parece una historia triste. Las amapolas tienen una elegancia campestre. Rocio

    ResponderEliminar
  2. La historia durante un tiempo fue divertida, luego ya no. Y coincido en que las amapolas son elegantes, llegan sin molestar y se van sin avisar. Gracias por comentar Rocio.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  3. Una historia bonita con un fondo triste. Nunca me gustaron las amapolas.. Bss

    ResponderEliminar
  4. A me gustan, son independientes, sencillas y sin pretensiones. La historia tiene tristeza al final, pero fue maravillosa mientras duró.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustan las amapolas porque no se dejan amaestrar.
    Besos, Ester.

    ResponderEliminar
  6. Ese es su encanto. Dicen que si cortas el tallo con tijeras y luego lo quemas duran en un jarrón. Yo sería incapaz de mancillar de esa manera su sensibilidad.
    Gracias por pasarte Torcuato.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  7. Una historia muy bella Ester, felicidades por haberla disfrutado y no es cierto que se acabara, puesto que tú la recuerdas y la describes de ese modo....
    A mí me gustan las amapolas porque nacen libres, donde les da la gana :)
    Saltos y brincos!! y un abrazo,
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es de los años 70, despues fue mejor. Muchas gracias por pasarte por aqui y dejarme tus comentarios Carmen
      Saltos y brincos

      Eliminar