La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

4 de junio de 2012

En voz alta…


Tal vez mi gusto por la ropa no sea acorde con mi edad, pero no ando por la calle pisando a nadie.
Acostumbro a llegar puntual a todas partes. Me molesta la falta de consideración del que  llega tarde.
No me gustan las personas entrometidas. Tampoco pregunto.
Me gusta la lluvia, el mar, las sonrisas sinceras, los andares del cerdo.
Escucho música diversa y variopinta. No tengo criterio musical.
Recuerdo grandísimas insignificancias y olvido lo importante.
Tengo muchos amigos, de los que no cobran, ni pagan.
Tengo mucha paciencia, pero no es ilimitada.
Discuto solo una vez. Y no perdono.
Envidio a los portentos en memoria.
A veces meto la pata o digo alguna inconveniencia. A veces las dos cosas a la vez.
Si la fiesta decae soy capaz de hacer las dos cosas intencionadamente para entretener.
No me importa que el autobús vaya lleno.  Cuando yo voy en el, se entiende.
Llevo en mi bolso un metro y un destornillador.
Hago muchos planes, no llevo a cabo casi ninguno
Canto en la ducha, no esto es mentira.
Guardo todas las monedas de dos euros que caen en mi cartera.
Me compro más zapatos que vestidos.
Llevo muchos años desarrollando malas costumbres.
De mi edad solo me molestan los años que tengo.
En mis ratos libres escribo estas gilipolleces incoherentes. 


2 comentarios:

  1. sigue escribiendo gilipolleces, yo las lamo verdades. Eugenia

    ResponderEliminar
  2. ¿que significa lo que pone al lado de "Reacciones?
    Mar

    ResponderEliminar