La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

29 de mayo de 2012

Una vida y la vida...

La vida me la dio mi madre, pero vivirla es cosa mía.
La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.
Hay quien adquiere la mala costumbre de ser infeliz toda la vida.
Hubo una vez un tiempo, en que había tiempo para perder el tiempo, y disfrutar de la vida.
Al que me ha herido en esta vida no le perdono, pero si se arrepiente Dios le perdonará en la otra.
La vida a ratos es triste y a ratos es vida.
Si piensas que tu vida es aburrida, fíjate en el gato de abajo.

Si haces creer a la gente que piensan, te adorarán, pero si realmente los haces pensar te detestarán. La vida tiene estos dislates.
Para tener una vida plena debemos tener muchos comienzos, mas que finales.
A todo nos acostumbramos. ¡Que tristeza mas grande!
Las costumbres hacen que la vida sea una carga pesada.
Siete vidas tiene el gato, pero el no lo sabe.
Mi marido me llamaba: mi vida, yo a él alma mía. La vida se acaba y el alma es inmortal.
Pena, penita, pena...
La vida es más vida si nos la tomamos en serio entre risas y carcajadas.

No hay dolor más terrible ni dolor más inhumano
que pillarse los cojones con la tapa del piano.






No hay comentarios:

Publicar un comentario