La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

22 de mayo de 2012

Mis cosas entre las flores…



Algunas cosas no regresan nunca
No saben regresar, no pueden,
La gente que habita en el espejo,
La risa ausente,
Mi primera amapola.
Cosas que solo saben irse...
Se van en silencio.
Se van,
Como las pompas de jabón,
La infancia, el tiempo, o los calcetines de rombos.
Cosas que desaparecen en la nada,
Como las llaves, un libro,
El primer amor/ el último.
Las ganas de correr descalza por el parque.
El agua que gota a gota pierde un grifo.
Se van.
Cosas que ya no son las mismas,
La foto después de la ausencia,
La oruga después del vuelo
O mi cuerpo después de mis hijas.
Pero hay cosas que sí, que se sostienen,
El olor en el armario,
El jarrón de la tía Carmen,














La “tiendadeloschinos”.
Cosas que regresan implacables,
A su mismo sitio, tenaces, persistentes,
Fieles, como el hambre,
La envidia, el dolor.
Cosas que nos acompañan,
El buen olor, los amigos,
Esa estilográfica que tanto dijo.

¿Qué cosas he olvidado?

2 comentarios:

  1. ¿La tecnología? nos acompaña en todos nuestros movimientos y me permite darte la enhorabuena por tu blog.
    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carmen, tienes razón. Está presente en casi todo lo que hacemos. Ester

    ResponderEliminar