''

La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

19 de agosto de 2022

Polisemia contextual:

 

Un empleado entra temerosamente en el despacho de su jefe y le dice:
—Discúlpeme, jefe, pero es que hace tres meses que no cobro.
—Nada, nada, hombre. No se preocupe, está disculpado.

Seguimos jugando mientras vacacionamos, las palabras nos ayudan a pasar el tiempo


9 comentarios:

  1. Que sigas disfrutando de tus vacaciones Ester, yo espero empezar a publicar algo... he estado ausente y no por vacaciones ays...

    Siempre tan originales tus entradas, disculpado quedará

    Un abrazuco

    ResponderEliminar
  2. Dios mío, en estos tiempos es terrible. Buen viernes.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que es fácil dar el perdón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues pobre hombre :-). Disculparse no, hombre :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Pobre hombre, sigue disfrutando de las vacaciones, en mi caso es el momento que más dedico a la lectura, pues es cuando más me relajo, saludos, PATRICIA F.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué jefe más comprensivo y generoso!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar