''

La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

21 de abril de 2019

La Sagrada Eucaristía…


Eterna primavera de los Cielos,
Pan, de todos, el más sabroso,
Bien de los bienes el mas soberano,
para el espíritu el mejor tesoro.

Jesucristo te instituye aquel Jueves Santo
antes de derramar su Preciosísima Sangre,
redentora del mundo y de los hombres
por voluntad del Omnipotente Padre.

¡Oh, Sagrada Eucaristía!
dónde está tu Dios Trino y entero,
no importa la pequeñez de las Migajas
de tu Pan sabroso y austero.

Ni el azul del firmamento,
ni el nácar de los corales,
ni del jazmín su fragancia
igualan tus aromas celestiales.

La nitidez de tu albor,
la magnitud de tu Gloria Divina,
cuando el alma te recibe
la impregnas de Gracia infinita.

Magno regalo del cielo;
¡Oh, Sagrada Eucaristía!
Cuerpo y Sangre de Cristo
que inunda el alma de dicha.

¡Oh, Sagrada Eucaristía!
Divina Hostia Consagrada,
amor de Dios Todopoderoso,
ternura de la Virgen Sacrosanta.

Jesús convertido en hombre;
Aurora de nuestro corazón;
¡Oh, Sagrada Eucaristía!
autentica Luz celestial del amor.
Eres la Esencia, Presencia y Potencia
del Verbo en carne cambiado,
generoso maná de los Cielos,
Pan de los ángeles y los santos.

¡Oh, Sagrada Eucaristía!
inunda mi pecho con tu calor
no me niegues nunca tu alimento
ni me niegues la dulzura de tu Amor.


Hoy es domingo y me he saltado mi norma de no publicar, por eso he cerrado la puerta de los comentarios. ¡¡Gracias!!

No hay comentarios: