''

La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

15 de diciembre de 2018

Esperanza ansiada…




Hace calor y tengo frío, creo que es invierno pero no estoy segura. A pesar de… a pesar del ruido, el polvo, los gritos, a pesar de la incertidumbre, no estoy preocupada, lo aguardo ni lo deseo ni me escondo, no hay escondite seguro, es inevitable. Sé que el día de hoy es eventual, si abro la ventana veo el final. Si no la abro también, ¡no hay cristales!… ni cortinas, ni postigos.
La gente ya no corre cuando caen, los niños no se asustan, tienen hambre eso sí. La apatía se manifiesta en las caras, la esperanza de un final sea cual sea el final, y mientras andan cansados, arrastrando los pies y el peso del olvido. 
Y a pesar de todo aun hoy he vendido mi honra para comprarte un regalo de Navidad

He vuelto a ser demasiado críptica imaginaros una ciudad en guerra, ventanas rotas, gente armada por las calles, frío y miedo, años de costumbre, y desesperanza porque la muerte liberadora se retrasa 


63 comentarios:

  1. No te preocupes que todo se arreglará, justo cuando te despiertes, verás que todo ha sido un mal sueño y solamente lo podrás recordar cuando vuelvas a leer tu artículo. No sabía yo que eras sonámbula.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonámbula no, pero duermo lo justo, y estos relatos ya sabemos que son inventados con falta de café y que luego cada uno interpreta según su le parece. Buenos días!! y un abrazuco

      Eliminar
  2. Cuando has hablado de honra, me he descolocado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa que te roban, se pierde o vendes cuando no te queda nada mas. Abrazo

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Salió duro, hay muchas guerras y muchas vidas sin futuro. Abrazos

      Eliminar
  4. noelplebeyo15/12/18 10:37

    todo un detalle

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre queda un rayito de ilusión. El amor hace milagros. Abrazos

      Eliminar
  5. Buenos días muy muy fresquitos , tus palabras pueden interpretarse de muchas formas y creo que eso el la grandeza de la escritura , me quedaré que ese regalo constó más que la honra , pero mereció la pena ..
    Un abrazo y te deseo que pases un sábado y domingo lleno de alegría ..hasta el lunes pues ..muakkk.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He añadido una explicación al relato, porque he visto que no era entendible. Y en mi casa parece que si va a resultar un ameno fin de semana. Abrazos grandotes

      Eliminar
  6. Un buen relato para reflexionar pues según como está todo veremos a ver como lo arreglan los que nos dirigen.
    Un abrazo de todo corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He querido irme mas lejos, los dirigentes de esta Esapaña no merecen ni una linea. He dio a la guerra donde el dolor cruje y la vida sigue. Un abrazo

      Eliminar
  7. Compras para Navidad, qué locura parece todo, pero uno desea hacer regalos en estas fechas :-)

    Un abrazote y feliz finde, de compras, parece :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer por la mañana ya hice algunas, hoy con peques cerca nos dedicaremos a jugar: El relato visto que resultaba incomprensible (soy muy críptica) lo he explicado. Un abrazo grande

      Eliminar
  8. Cortinas y postigos son prescindibles, pero mejor llama al cristalero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay cristalero ni cristales, las bombas han acabado con todo, hasta con la vida que ya solo es un transcurrir. (lo he explicado un poco mejor arriba) Un abrazo Marcos

      Eliminar
  9. Volveré a leerte. Sinceramente, tu relato me ha descolocado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con mi manía de describir lo justo, de ser breve me paso de críptica siempre. He añadido una explicación para que el relato resulte mas entendible. Gracias por la paciencia. Abrazos

      Eliminar
  10. Agridulce en un relato que se siente a un cachetazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, un relato duro donde no queda nada solo el amor y la honra y el cambio de uno por lo otro. Las guerras son duras. Un abrazo

      Eliminar
  11. leí en alguna parte que en las ciudades en guerra, la gente aprende a distinguir el silbido que emiten los obuses cuando se lanzan. si se sobrevive, debe de ser muy difícil de olvidar. por mal que estemos ahora, al menos no hay guerra, y hasta podemos salir a la calle a comprar regalos.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España no hay guerra pero en otros países algunos no han conocido la paz, les han roto sus casas, quemado sus fotos y dinamitado la esperanza. Abrazos

      Eliminar
  12. Un relato que sobrecoge,al menos a mi. Las guerras me dan pavor y encima no sirven para nada.
    Tarde con olor a lluvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sirven para nada, creo que ni siquiera para ensayar armas, ni para hacerse con el petroleo. Hay 22 países en guerra y no parece que le importe a nadie. Me encantan estos días con un color especial. Abrazucos

      Eliminar
  13. No es un sueño , es real solo hay que poner la tele y lo ves , es lo que esta pasando ahora , y más en tierras del Oriente medio , te deseo una feliz tarde besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo es, tristemente son varios los conflictos activos, de vez en cuando la prensa se hace eco de alguno pero la gente que está allí ni siquiera sabe que sabemos de ellos. Un abrazo

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Pensar en las personas que se han acostumbrado a vivir en guerra es lo mas duro de todo. Un abrazo grande

      Eliminar
  15. Curiosamente es lo que pienso en estos días previos a la Navidad... tras ella todo sigue igual, y que esta cortina de humo solo es un paréntesis de ilusión. Los niños que conozco seguirán pasando necesidad y hambre fuera de su hogar, su verdadero hogar.
    Un relato lleno de realidad.

    Mil besitos que te abracen con todo mi cariño mi preciosa Ester y muy feliz finde ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un amigo que tiene a parte de su familia en un país en guerra , si bien a ellos no les ha pasado nada si que la situación es desgarradora, cada vez lo tienen mas cerca. La realidad no es como la vemos en la tele. Algunos creen que no hay otra forma de vida que la que conocen. Un achuchón

      Eliminar
  16. Por un momento tomaste los pies y los zapatos de una mujer que sufre los desastres de la guerra y del hambre, también sus hijos. Por encima del dolor, de la tristeza y la desesperanza es capaz de vender su cuerpo para comprar regalos a los que quiere...Tremendo y conmovedor, Ester. Gracias por ese ejercicio, que duele leer y seguro que también duele escribirlo.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duele escribirlo porque se que la realidad es peor, cuando se pierde hasta la esperanza de morir ya no hay mucho por lo que luchar, sin embargo la Navidad pellizca sus corazones. La tristeza tambien tiene espacio en este blog generalmente risueño. Un abrazo y cariño

      Eliminar
  17. Ay! Aunque no lo entienda todo, he sentido tristeza... =(

    Apapachos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he escrito procurando no herir sensibilidades, pero como parece que resultaba intendible, añadí la explicación, un país en guerra donde las casas estan rotas y ya no quedan esperanzas, a pesar de ello una mujer vende lo único que tiene para comprar un regalo de Navidad. Si es muy triste pero menos que la realidad. Apapachos

      Eliminar
  18. Muy a pesar de los que hemos vividos otros tiempos, tenemos que adaptarnos a lo que nos enfrenta la vida que a pesar de la tecnología, y la libertad de expresión, estamos atados a un mundo mudo y ciego sin remedio. Tristes y nostálgicas texto que nos deja pensando. Un abrazo grande amiga feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi no hay nostalgia ni recuerdos de guerra, afortunadamente he crecido en un mundo de paz y progreso, de alegría y bienestar. Es ahora cuando hay muchos países en guerra, cuando mucha gente solo espera poder morir y descansar. Un abrazuco Gladys

      Eliminar
  19. Una entrada que te mueve por dentro y hace que plantees otras cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como por ejemplo darle menos importancia a algunas cosas, valorar mas lo que tenemos, no complicarnos la vida... Buenas noches y dulces sueños

      Eliminar
    2. Durisimo vivir algo así.
      Abrazos, feliz domingo 🌹

      Eliminar
    3. y ellos acaban acostumbrados, eso es aun mas duro. Un abrazo para el domingo

      Eliminar
  20. Un relato triste ... como de la vida real.......La Navidad llega y por las calles de mi ciudad siguen apareciendo cuerpos asesinados todos los días.....es la guerra del narco......saludos amiga....que tengas un lindo día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me duelen igual todos los días del año, pero a ellos a los que lo sufren en estas fechas se sienten más desamparados. Para ellos nuestro recuerdo, pera ti mi abrazo

      Eliminar
  21. Bastante descorazonador, precisamente porque es real. Aunque dicen que la esperanza es lo último que se pierde, es difícil tenerla o saber lo que es en estos casos. La navidad no significa nada cuando no se tiene vida, solo es un nombre y una fecha en el calendario, o algo que disfrutan otros.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso la esperanza ansiada es la de la muerte, cuando ya no queda nada solo se espera morir. Es triste pero a veces la tristeza no se puede esconder. Abrazos

      Eliminar
  22. Me ha gustado. Consigues ambientar la incertidumbre y el dolor de esos momentos. El final es muy bueno.

    Besucoques

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maite, afortunadamente solo es un relato inventado pero parecido puede estar sucediendo, las guerras y hay varias abiertas en estos momentos, son así de crudas. Abrazos

      Eliminar
  23. Jo Ester... cuando escribes siempre tocas algo adentro. Es importante, sobre todo en estas fechas en las que caemos un poco en la frivolidad, no olvidarnos de los que lo tienen tan difícil. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que los telediarios han aflojado el tema de la guerra y ya no nos lo dan a la hora de comer, pero las guerras siguen y la miseria y desesperación continúa. Me ha dado por pensar en ellos y lo he escrito. Un abrazo grandote

      Eliminar
  24. Hay fríos que aterran...triste y muy bueno.
    Feliz día Ester.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy triste y creo que menos que la realidad. Abrazossss

      Eliminar
  25. Estremecedor realmente. Tú generosidad está presente y eso, tarde o temprano, tendrá su recompensa.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que escribir de todo, hay que pensar en todo el mundo y hay un mundo triste y roto al que no me resisto ponerle una nota navideña. Ese regalo que podrían ser unas gafas de segunda mano. Recompensa sería el fin de todas las contiendas abiertas. Un abrazuco

      Eliminar
  26. Es un relato un poco complicado. Por desgracia la guerra la tenemos a diario en los telediarios, vemos el horror como algo muy lejano, sin pensar que puede estar muy cerca.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los telediarios y casi en directo pero a pesar de esa crudeza la realidad es peor, y no están tan lejos y no son diferentes y no han hecho nada… Un abrazo Matias.

      Eliminar
  27. Incluso ante las más grandes adversidades, hay espacio para la esperanza. Sin ella, poco seríamos, seguimos celebrando la Navidad, aun en los peores momentos, o nos reconforta la sonrisa de un niño. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperanza ansiada que relato no se refiere al fin de las penurias, se refiere al deseo de morir, ya solo les queda esperar dejar de sufrir con la muerte, por eso el toque navideño porque no quede un relato tan desgarrador. Abrazos

      Eliminar
  28. Ester, consigues que vivamos ese caos del alma, con una sensación de angustia y dolor, es cierto que hoy el mundo que habitamos es un apocalipsis de guerras y violaciones, con muertos en cada día. Hoy la Navidad es puro consumismo con predilección del barbudo Papa Nöel y un abeto como referente de la Navidad.
    Nada va a cambiar, aunque sea Navidad, o fin de año, nada va a aportar un poco de amor y comprensión a aquellos que pueden hacer cambios en la vida de miles de personas que sin rumbo, no sabrán siquiera lo que es esta celebración.
    Caray Ester, que me he puesto pesimista a tope, no quiero pensar así, pero es que es una realidad tan desnuda de esperanzas.

    Un abrazo de luz y felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una realidad peor que la que yo cuento, viven no solo en la miseria, y en el miedo, viven con bichos que tienen hambre y muerden, viven con la esperanza de morir cuanto antes, y sobre todo no saben porque, no saben que pecado han cometido. Tampoco creo que el consumismo sea el culpable, si no consumimos la vida se detiene, hay que comprar abrigos para que el sastre pueda comprar turrón, mañana habremos olvidado lo que hoy hemos leído y es ley de vida. Un abrazo con cariño para los dos

      Eliminar
  29. ¡JO! Ester, vaya radiogrfía que has hecho de la cruda realidad. Qué trite, ¿verdad?
    El ser humano con su sed de poder, de egoísmo y la falta de generosidad, y de amor. Qué poquito hemos aprendido de los que nos precedieron, qué poquito hemos evolucionado a pesar de tantos conocimientos. En fin...
    Estremece tu relato.
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vengo a dejarte un abrazo puede que sea lo que mas nos conforme

      Eliminar
  30. Una tremenda realidad que acaba con un rayo de esperanza en el ser humano.
    Me ha gustado el texto es muy duro pero tiene un final esperanzador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro como es la existencia de algunas personas, de repente me da por pensar y ademas escribo y os lo cuento, menos mal que tenéis mucha paciencia. Abrazo

      Eliminar
  31. Uuuuuuh que malas vibraciones D:

    ResponderEliminar