La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

7 de junio de 2018

Competir, por imperativo femenino…


Las mujeres nos arreglamos para las otras mujeres, y lo que más nos molesta de que el marido nos engañe es que las amigas lo sepan.
Cuando vamos a una fiesta elegimos nuestro atuendo pensando en las mujeres que asistirán y el estilo que tienen, nunca pensamos en sus maridos ni siquiera en el nuestro.
Descubrir la infidelidad del marido es un desastre pero se puede ir paliando si “ellas” no se enteran, sería horrible que nos tuvieran lástima, que lo hablaran entre ellas, y lo que es peor que nos dieran consejos.
Por eso las mujeres sentimos alegría cuando nuestra amiga engorda y una satisfacción especial cuando es notorio para todas que nuestros cuernos no tienen nada que envidiarle a los de Piluca

58 comentarios:

  1. Bom dia, a infidelidade do marido ou da mulher tem uma causa, ambos tem culpa, julga que a mulher se arranja para ela própria e não para as outras repararem.
    Continuação de boa semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu punto de vista me hace recapacitar, habrá que pensarlo. Abrazos

      Eliminar
  2. Si es que somos unas brujillas desde tiempos de Eva... Ninguna lo admitiremos abiertamente pero en el fondo fondo...pues así es (jijiji).

    Me gusta mucho la imagen elegida que ilustra el post.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el texto es "casero" una bonita imagen lo salva. Saltibrincos

      Eliminar
  3. No se, demasiados cuernos veo hoy por aquí.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tipo de croisant, estan riquísimos.Abrazos

      Eliminar
  4. Como caricatura, Vale... pero esa aparente superficialidad es sólo eso... Sois mucho más hábiles (a veces un poco retorcidas, eso sí) y más inteligentes que los hombres cuya vida es el coche que llevan, lo que ligan o la pasta que ganan.

    bss

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que somos iguales, que acaso la picardía y en el mio la ironía. Saltibrincos

      Eliminar
  5. Ahí me has pillado, no se que decir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa a mi muchas veces, y hago lo que tu lo reconozco y punto. Abrazos

      Eliminar
  6. Precisamente hoy, no me parece el día más apropiado para mostrar esa imagen de la mujer.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Me he perdido algo? creo que la mayoría nos vestimos pensando en las demás mujeres, eso lo mantengo. Un abrazo Juan

      Eliminar
  7. También está la opción de vestirse, arreglarse y cuidarse para una misma, debería er así, pero como bien dices, lo hacemos para gustar, para dar envidia, para los demás..
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende, en general me visto para mi, si me gusta el resultado me demoro mas tiempo paseando, pero si voy a un evento pienso en las demás mujeres, no se trata de dar envidia, supongo. Abrazucos

      Eliminar
  8. Esa competición femenina es malsana y no creo que sea tan frecuente como dices. Más bien creo que la mujer se "arregla" para los demás, sean hombres o mujeres. La posible rivalidad femenina no se centra en lo físico sino en la atractiva personalidad que pueda mostrar una mujer.

    Un abrazo, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, y mi reflexión no haya sido muy acertada. Un abrazo

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Muy bien, rebatir las opiniones es saludable para las dos partes. Un abrazuco

      Eliminar
  10. Siempre me ha llamado la atención la complicidad que se genera entre los hombres, y que a nosotras las mujeres nos cuesta tanto conseguir... lo único que puedo decir, desde una perspectiva totalmente personal, es que cuando se logra, es indestructible!

    Besotes, Ester!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he creído que esa complicidad se daba mas en las mujeres, pero puede que tengas razón y no me he fijado que ellos la tienen. Abrazos

      Eliminar
    2. Cuando se habla de este tema, me viene a la memoria un viejo chiste que aquí te dejo: "Una noche una mujer no fue a dormir a su casa. Al día siguiente le dijo a su esposo que había dormido en casa de su mejor amiga. El marido llamó a las cuatro mejores amigas de su mujer; la primera dijo que habían cenado juntas pero que ella había vuelto a casa; la segunda dijo que la había visto por la tarde; la tercera dijo que sólo habían hablado al teléfono; y la cuarta dijo que era una semana que no tenía noticias.
      Poco después, ese mismo marido dijo que había pasado la noche en casa de su mejor amigo. Su mujer llamó a los cuatro mejores amigos de su esposo.; los dos primeros confirmaron absolutamente lo dicho por su marido; el tercero agregó que es más, lo había acompañado él mismo de regreso a casa esa mañana... y el cuarto hasta insistía en que aún estaba allí durmiendo!!!"

      Eliminar
    3. Muy bueno, me sigo riendo, visto así somos diferentes y ya se que tengo que buscar amigos y no amigas. Saltibrincos

      Eliminar
  11. Sentimientos encontrados ante lo que dices , pero algo de verdad pienso que si tienes.
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque suelo ser irónica, hay una parte en la que me he posicionado seriamente,aunque puede que solo me ocurra a mi y a las personas que tengo cerca, cuando voy a una celebración pienso en las demás mujeres, incluso nos llamamos por teléfono para saber que nos vamos a poner. La parte de la infidelidad es donde está la ironía. me encanta que hoy muchos no estáis de acuerdo conmigo, eso quiere decir que me leéis. Abrazucos

      Eliminar
  12. No se.. lo de vestirse para otras mujeres puede ser..
    Lo de la infidelidad ya no me parece tanto.. lo sepan o no las amigas es un acto feo y que causa dolor..
    Mejor ser francos en la vida, independientemente de quien se entere de ello..
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, hay que ir por la vida con honestidad, otra cosa es el color del vestido que elijamos. Un abrazo Estrellita

      Eliminar
  13. No me gustan los cuernos ni en hombres ni en mujeres. La sinceridad siempre por delante.
    Y no había caído en lo de vestirme para las mujeres. Y ahora que lo dices... tengo una blusa que no llevo al trabajo porque sé que una compañera también tiene una igual.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cuernos no gustan, afortunadamente, esa era la parte irónica de la reflexión, en cuanto a los atuendos conozco a mas de una mujer que cuando hay que ir a una reunión piensa en quienes acudirán para decidir que se pondrá. Abrazucos

      Eliminar
  14. Pues yo confieso que hasta me arreglo para estar en casa; una que es coqueta hasta cuando solo la mire el gato (en mi caso, gata) jajaja

    Supongo que todo está en la naturaleza de cada uno. En mi caso, me gusta cuidarme para sentirme bien conmigo misma (sé que puede parecer una frase tópica, pero es lo que siento) Y cuando me arreglo, primero soy yo y el espejo, verme bien y sentirme cómoda, y después, si gustamos a los demás, más que mejor…

    En cuanto a la infidelidad, solo me preocuparía en deshacerme del cuerpo del delito, y lamentar el tiempo perdido, además del dolor producido…

    Un tema peliagudo en el que no solo hay blancos y negros, sino también grises y muchos más matices…

    Bsoss y abrazos miles, y muy feliz tarde, mi querida Ester 😘💞🌼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es lineal, eso es bueno, la infidelidad aunque cada vez es menos usual ha sido habitual entre según que estamentos. Parece que soy de las pocas que cuando va a una ¿boda? por ejemplo pienso en la mujeres que asistirán para decidirme que me pongo, eso no quita que hasta en pijama me gusta estar conjuntada, que en casa estoy vestida y que cuando salgo depende de a donde voy me visto de una manera o de otra, pero insisto pienso mas en mis conocidas o cuñadas cuando voy a un evento que en los maridos. Se me hace tarde cada día ya es de noche y tengo que desearte felices sueños y dos abrazucos

      Eliminar
  15. Ester...me hace gracia tu relato; no todas las mujeres y todos los hombres piensan igual...En mi caso suelo vestirme con lo que a mi más me agrada sin pensar demasiado en "las demás". El espejo de mi vestidor suele ser quien me dá su opinión...Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relato tiene su punto de ironía, hay que echar un poco de sal a los guisos pero a la hora de vestirme para salir a por unas flores me visto para mi pero si asisto a un evento siempre pienso en que clase de mujeres habrá, incuso si repito vestido si me lo han visto. Seguramente soy rarita. Un abrazo

      Eliminar
    2. No se si leerás esto, pero he ido a tu blog a visitarte y no puedo dejar mis comentarios, me pide que lo haga a través de Google+ y no lo utilizo.

      Eliminar
  16. Buenas amiga vaya tema que nos has ido a poner jajaja , la verdad tienes razón , pero...siempre digo que ni todas las mujeres son iguales ni todos los hombres tampoco , pero es cierto que nuestro peor enemigo somos nosotras mismas , será por naturaleza,por las hormonas o pq sé yo pero nos despellejamos entre nosotras mismas . El pq no lo se muy bien , pero también hay que decir que por suerte no siempre se cumple esa regla que nos has expuesto , amigas las hay y muy buenas donde te ayudan en los peores momentos y hay no existe envidias y rencillas.
    Pero Ester es un tema que da mucho de sí y es mucho más profundo .
    Un abrazo amiga , y un salto de esos de triple mortal el tema lo merece jajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que da para mucho, me he quedado sola, soy la única que cuando se viste piensa si repito modelo y Piluca me lo va recordar. No es envidia, ni se trata de presumir ante nadie, pero pienso que los hombres no se fijan en si el color es el idóneo, si los zapatos tenían que tener el tacón fino, si los complementos son los indicados y nosotras si miramos esos detalles. Saltos y brincos cambiando de jueves a viernes

      Eliminar
  17. Hace muchos años, alguien a quien quiero mucho y lleva mi sangre, me hizo una pregunta que me hizo estar reflexionando hasta hoy en día...
    Cada mañana me la hago frente al espejo y siempre digo la respuesta que él me dio.

    Para quién te arreglas, Aurora???
    Para ti, que nunca se te olvide.
    (Yo era una adolescente y esas palabras mi desfibrilador)

    Si son amigas de verdad... dirán lo de la infidelidad ... si disfrutan de... sólo son conocidas.

    Mil besitos mi querida Ester y muy feliz noche ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien eso de arreglarse para una misma, pero ¿Y después? Creo que este es un tema para charlo cara a cara no en un blog. Cuando digo que nos vestimos pensando en las demás mujeres se entiende que eso no me va a hacer vestirme a gusto de ellas pero si pensando en como estar mas sorprendente.. El apunte sobre la infidelidad era para despistar, era para una sonrisa. Y porque junio es un mes para las mujeres. Feliz noche preciosa

      Eliminar
  18. Me arreglo para mi sin más...
    Sabes aquello de: El que se ríe del vecino lo suyo le viene de camino.
    Abrazos 🌃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen refrán, yo tambien me visto para mi, y nunca me vestiría con algo que no me guste o no me siente bien, pero de las diferentes opciones de que pueda disponer elijo pensando en quien estará en la reunión. Abrazos

      Eliminar
  19. No hay duda, la mayoría nos arreglamos pensando en estar bien para que nos vean mejor. Forma parte de la coquetería femenina, ir a un evento en alpargatas me parece algo horrible y eso no es tener más personalidad, es dar pie para que los demás te miren como a un bicho raro. La falta de feminidad no la soporto.

    Me voy contigo a Chanel, a ver si cazo algo para la boda.

    Buenas noches con lencería de "La Perla".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos vamos a Chanel y si avisamos que vamos y que queremos ver no prepararan un mini desfile y seguro que encontramos algo para la boda.
      Buena decisión, es cómoda, bonita, y lo demás. Buenas noches y dulces sueños

      Eliminar
  20. Pero shiquiya ¿no podías haber publicado esto en otro día? pienso que hoy es un día grande para nosotras y me alegro mucho por ellas y por nosotras que hemos conseguido visibilizarnos en unos puestos importantes.
    Besos shiquiya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que bien, si me leen que sepan que tienen que elegir sus modelos pensando en la competencia, que luego todo se cuenta. Buenas noches

      Eliminar
  21. No sé si todavía sea más o menos generalizado que las mujeres se vistan para otras mujeres. Creo que así más o menos ha sido. Yo lo he tenido claro porque he sido una de "las otras mujeres"; muchos años viví en una actitud de gustar a los hombres y era evidente para mí lo que hacía diferente a las demás. Me complace ver que cada vez habemos más mujeres vistiéndonos y en general, viviendo, para nosotras mismas.
    En cuanto a la infidelidad, que es donde dices que has puesto el toque irónico... pues yo sí estoy de acuerdo contigo. Bueno: obviamente, en una relación ordinaria, la infidelidad duele por lo que es aunque nadie se entere; pero sí pienso que el hecho de que "las demás mujeres" lo sepan cala mucho en el orgullo, al menos al principio cuando todo es ebullición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El orgullo nos hace mucho daño y cualquier calamidad que suframos siempre aspiramos a que se quede en casa, madres que mienten sobre las notas de sus hijos, familias que mienten sobre sus vacaciones y mujeres que esconden la infidelidad. En cuanto a elegir mi ropa me visto para mi pero si va a haber otras mujeres pienso en ellas y no en sus maridos, y aun siendo esta la parte menos seria de la entrada yo he querido poner la ironía en el drama de la infidelidad por poner algo de chispa y contrasentido. Un abrazo

      Eliminar
  22. Hola, Ester. No sabría qué decirte hoy. Nunca tuve esa sensación...

    Pero sí te dejo un estrujón fenomenal con saltibrincos.

    ¿Un cafelito? ¡Enga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien ese estrujon y siiii al cafelito. Saltos y brincos para un viernes al que habrá que poner buena cara.

      Eliminar
  23. Yo creo que la mujer se debe poner guapa, para gustarse asimismo y lo demás ya está de más. La mujer que se emperifolla pensando en los demás, y sobre todo y por supuesto para gustarle a los hombres; las hay que se embadurnan con tantos potingues que la cagan, porque al final parecen la muñeca "chochona".

    Besos Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las demás, he dicho a las demás, la competencia son las otras mujeres. y en ella pensamos cuando decidimos que nos vamos a poner y que llevaran ellas. Un abrazuco

      Eliminar
  24. Ester, nos vestimos para nosotros, pero también para los demás...Y estoy de acuerdo en que si vamos a una boda o evento especial, tenemos en cuenta muchas cosas, sobre todo no desentonar con la ocasión, ni con las demás mujeres.
    Mi abrazo y feliz fin de semana, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que una cosa es el día a día y otra los días especiales, muchas veces coincidimos las mismas personas, y queremos no repetir vestido y por supuesto saber que tipo de evento es . Un abrazo y cariños

      Eliminar
  25. Jajaja, algo de eso hay... Supongo que no todas, no? :)

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que no todas, parece que soy la única que cuando voy a un evento familiar o de amigos pienso en las otras mujeres. Buenas y dulces noches

      Eliminar
  26. Somos tremendas, como decías un día más tarde, y es generalizando siempre. Esa competición por estar más bellas, por acaparara más miradas, tiene mucho que ver con atraer a una pareja, y luego, con ella, con que no se vaya tras otra mujer, porque bien sabido es que ellos van de cacería, entrecomillado, claro, pero también lo es que quien decide si se deja cazar o no por ellos, por uno de ellos entre muchos, somos las mujeres :-)

    Divertido post. Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. "Bien interesante el tema, en Brasil la mujerada se esmera en el vestir para disputar incluso con las otras mujeres, en realidad existen en todas partes hombres traidores y también mujeres traidoras que disfrutan a coquetear y hasta enamorarse a escondidas el marido de la amiga.
    ¡Esto considero un horror! La mujer tiene que tener clase.
    ¡Me encantó la imagen y el texto también!
    Bjs y gratitud por la visita.
    ¡Buen fin de semana!


    Diná

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que cada uno con su pareja está mejor, no me veo capaz de coquetear con el marido de nadie, pero pienso que el culpable siempre es el, no debe aceptar el coqueteo si tiene una esposa, si creo que algunas lo hacemos y yo me incluyo es vestirme a mi gusto pero pensando en las demás mujeres que habrá en la reunión, el estilo que tienen y si repito vestido si me lo han visto. Abrazos grandotes

      Eliminar