La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

3 de abril de 2018

La mala opinión…


Parecen twitts pero son puyas de y entre escritores:

"El español lo perdona todo menos el talento"
Jacinto Benavente

Y añade Pablo Neruda: Los pequeños rencores se exacerban en América latina, La envidia llega a veces a ser una profesión.

"Uno de los atractivos añadidos de una visita a la casa de Juan Ramón Jiménez era oír sus maldades"
Rafael Alberti
  
"Juan Ramón Jiménez atacó muy duramente a Lorca, Alberti, Guillén y Salinas. Yo le dije que cambiara de conversación, pues eran mis amigos, pero él insistió añadiendo a Prados, Altolaguirre y Cernuda, calificándolos de mariconcillos de playa"
José Bergamín

Podéis leer más en el libro:
Escritores a la greña: Envidias, enemistades y trifulcas literarias
Escrito por Julián Moreiro Prieto

61 comentarios:

  1. si es que hasta en los insultos hay poesía y gente para leerlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me han gustado, hay maneras de insultar muy divertidas.

      Eliminar
  2. La envidia, como pecado capital, existe desde que el hombre ha puesto los pies en la tierra y lo malo de la envidia es que sólo hace daño a quien la tiene ya que, la persona envidiada, en muchas ocasiones, ni se entera.
    Pública era la enemistad o envidia entre Góngora y Quevedo, pero callada y maliciosa fue la que llevó a prisión a Fray Luís de León, el pobre se pasó cinco años encarcelado y durante bastante tiempo no ha sabido quién le había acusado y menos la causa de su encierro.
    A mi entender, la envidia denota inseguridad.
    Ha sido un placer leer tu entrada.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo un tiempo en que un "historiador" escribió sobre España y a los españoles nos colgó la etiqueta de tener la envidia como primer pecado y por delante de los otros países. Esas disputas entre literatos viene de antiguo y aun hoy las siguen habiendo.Abrazucos

      Eliminar
  3. Como dirían en mi pueblo: ¡ Qué mala es la envidia!
    Alguno de las rencillas de estos escritores no las conocía...
    Besos y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas rencillas y otras muchas se han hecho famosas, son anecdóticas algunas y otras han llegado mas lejos. Siempre me ha gustado leerlas. Abrazucos

      Eliminar
  4. Hoy no hace falta leerse un libro con escritores que se tiran los trastos a la cabeza, simplemente es suficiente encender el televisor casi en cualquier canal y escuchar a los políticos contándonos mentiras.
    La de interjecciones y palabros (palabrota, o palabra rara y mal dicha) que nos salen casi sin darnos cuenta, es equivalente a una docena de libros como estos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Menuda diferencia! lo que ocurre hoy en las cortes es una desvergüenza y falta de respeto y educación, demuestran al emplear palabros que ni conocen el vocabulario ni la historia. Hay discursos dichos en las cortes, hace años, que han llegado a las aulas para su estudio. Un abrazo

      Eliminar
  5. Eso es una realidad con siglos de antiguedad y lo será siempre.

    ¡Qué mala es la envidia! especialmente por personas destacadas, para más recochineo...
    Hoy me gustó especialmente tu entrada, gracias, preciosa.
    Un estrujón y saltibrincos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas rencillas que en ocasiones se dirimían a capa y espada y en otras a pluma y papel, conocerlas nos muestra algo mas de la vida de sus autores. Saltibrincos

      Eliminar
  6. Tal como dice la cita de Jacinto Benavente, No soportamos que nuestro vecino triunfe o destaque mas que nosotros. No caemos en la cuenta que cada cual ya es privilegiado en algo de que carece el que te envidia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos molesta el triunfo ajeno y la envidia no consiste en querer lo que el otro tiene, consiste en que el no lo tenga. Abrazos

      Eliminar
  7. Jajaja, de todos los que has puesto ahí, el que más me ha gustado es el de José Bergamín, qué tío, jajaja.

    Un abrazo bien gordo, Ester, por hacernos reír cada mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas, creo que alguna otra vez ya he contado sobre sus disputas, antes eran mas entretenidas, y había "bandos" recuerdo la ultima dada en llamar "La república de las letras" y contendían Cela, Umbral, Muñoz Molina....
      Otro abrazo para ti

      Eliminar
  8. No te vayas muy lejos, las diatribas a garrotazos entre Francisco Rico (escritor y miembro de la RAE) y Arturo Pérez Reverte han sido de antología y han trascendido a la prensa, es cuestión de buscar en "El País", otros que le gustaba la pelea entre compañeros era a Cela o Paco Umbral, la soberbia entre escritores ya estaba en nuestro siglo de oro, por ejemplo Quevedo dirigiéndose a Góngora " Érase un hombre a una nariz pegado, érase una nariz superlativa, érase una nariz sayón y escriba,érase un peje espada muy barbado....", como vez forma parte de la literatura .

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta recurrir a los "pergaminos" hoy tambien hay alguna que otra escaramuza, justo en el comentario de arriba hablaba de la que protagonizaron unos cuantos escritores y que se dió en llamar "Está viva la república de las letras" , duró unos días y participaron Cela, Unbral, Raul del Pozo, Ayala, Marsé... La cosa empezó con una pavana de Cela. Estas riñas siempre me han gustado el empleo del vocabulario es magnifico. Un abrazo

      Eliminar
  9. Hay una frase que dice que el silencio del envidioso está lleno de ruidos.Buscaré el libro Ester.
    Buen martes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena la frase, sobre la envidia se puede escribir y no acabar. Creo que el libro está en Internet. Unos abrazos

      Eliminar
  10. En las envidias y desencuentros de los escritores, tanto los de antes como los contemporáneos, casi siempre ha influido la política.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y donde no, la política está hasta en el super cuando nos negamos a comprar productos de países enemigos o como ahora productos catalanes, en la musica y en la moda. Un abrazo Matias

      Eliminar
  11. En sus tiempos todos ellos podrían haber hecho una especie de Sálvame literario. Y confieso que ahí sí que no me perdería ni un programa.
    Un abrazuco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiera sido muy interesante, y tambien hubiera habido noticias "rosas" Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa discutieron por una mujer. Saltos y brincos

      Eliminar
  12. Pues es como un Sálvame, pero la versión culta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiera aficionado a la tele, y es que sus enfrentamientos dialécticos me atraen, jeje. Abrazo

      Eliminar

  13. :-Alfonso XIII, le otorgó a Unamuno, la gran Cruz de Alfonso X el Sabio.
    El escritor, agradecido le dijo:
    :-Gracias majestad por la concesión esta medalla tan merecida.
    A lo que el Rey contestó:
    :- Que raro, la mayoría a la que se la he concedido, han dicho no merecerla.
    A lo que el escritor respondió:
    :-En el caso de los otros, efectivamente, no la merecen.
    Agudeza, y un poco de mal yogur.
    Besos.





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con permiso de nuestra amiga Ester: Juan, en Sevilla existe una calle que en su rótulo anterior se llamaba, Calle del Burro. Hoy, Alfonso X El Sabio, jaaaaaaa...

      Eliminar
    2. Conozco la anécdota, de la familia real hay varias; durante una recepción en palacio Tip (Luis Sanchez Polack) miró al rey Juan Carlos con toda naturalidad y le dijo -Yo a ti te conozco, ¿verdad? De la tele. El mismo artista le dijo a Juan de Borbón que si estaba contento de ver cada día a su hijo, ¿por qué se habrá fijado Ud, que sale en las monedas? De José Luis Coll y la realeza también hay un par de anécdotas.
      Me encanta la gente con chispa o mal yogur con clase. Un abrazo Juan L.
      Mari Carmen, no sabía lo del cambio de nombre de la calle sevillana, desde luego tiene guasa.

      Eliminar
  14. Como dice un dicho de mi pueblo "En todas las casa se cuecen habas", en todos los trabajos hay dimes y diretes. Da igual el rango para ser criticones y envidiosos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y en la mía a calderadas" termina la frase. cuando se hace con ingenio es entretenido, pero no todos lo tenemos. Saltibrincos

      Eliminar
  15. Las puyas con fundamento es un elemento definitorio de España

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos algunas medallas colgadas, la picaresca, el quijotismo, la envidia y todas nacen de obras literarias. ¡Viva la cultura! Abrazos

      Eliminar
  16. ya viene de atrás la cosa. quevedo le dedicó a góngora el famoso poema "érase un hombre a una nariz pegado". hoy día, cuando dos famosos se llevan mal, se ponen a parir en la tele. en cambio, antes se dedicaban poemas. dedididamente, me gusta más lo de antes.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes tenían cultura, ahora cuando citan una frase no saben ni quien es su autor, algunos hasta en la edad de piedra hubieran suspendido historia. Saltibrincos

      Eliminar
  17. Hay que reconocer que lo hacen con clase, jajaja…

    Espero que hayas disfrutado de estos días… Yo, de aquí para allá… He disfrutado, descansado, y comido monas!! (Y el tiempo se ha portado)🌞

    Bsoss y abrazos dulces, y muy feliz día, preciosa amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con clase, y por eso las recordamos, los insultos de hoy en día van a la papelera.
      He disfrutado, han sido días completitos, tambien he comido mona, aunque me he movido menos que tu. Abrazos con luz tibia las nubes estan en conversaciones y decidiendo si sueltan el agua o no.

      Eliminar
  18. Eso pasa con los humanos, se sea escritor o no.
    Ciertos programas de la tele fomentan este tipo de cosas. Insultos, gritos, histeria y un sinfín más. No me gustan, no los veo y prefiero apagar la tele.
    Abrazos 🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo los programas donde se discute, bueno casi no veo tele, antes algún debate pero ahora tambien gritan, prefiero leer las desavenencias de los que tenían cultura y dominaban el vocabulario. Abrazos

      Eliminar
  19. ¡Buenas tardes! Qué curioso, no conocía el libro, pero me lo apunto porque me encantan los chismes filológicos jaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que está en Internet, a mi me gustan,tengo un periódico guardado de cuando discutieron Cela, Umbral, Muñoz Molina y unos cuantos mas. Unos abrazos divertidos

      Eliminar
  20. Lo bueno e estos rifirafes y trifulcas es que se hacen en jerga artística y eso pese a quien pese también es arte Juan R. Jiménez y Cela de mis preferidos para estos menesteres aunque eran muy directos, enviando sus recadítos.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, son dos de los mas directos y nos han dejado "recaditos" para coleccionar, aunque hay muchos que aun siendo menos directos tambien dejaban las cosas en su sitio. Abrazucos

      Eliminar
  21. hola Ester. Son insultos con estilo. Los escritores son humanos y como tal reaccionan como el resto de los humanos. Están muy buenas las frases.
    Abrazosssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que son humanos y tiene sus arrebatos como todos, pero con mas chispa. Abrazos grandotes

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. El placer es poder mandarte un abrazo agradecido por la visita

      Eliminar
  23. Jo con Juan Ramón Jiménez...y yo le creía tan buenecito...

    Siempre en el mundo artístico hay muchas envidias y es una pena.

    Muchos besos, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno parece que no mucho. Hay infinidad de encuentros de este estilo, algunos llegaron a la manos. la envidia no distingue. Saltibrincos

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Y la sufre mas el que la tiene. Un abrazo enorme

      Eliminar
  25. Buenas noches ..si ya lo dice el refrán en todas las profesiones hay recelos , envidias y diretes en la de los escritores mucho más se valen de sus palabras y metáforas para echarse los trastos ..vamos que hipocresía las hay ..pero en ellas tb hay versos jajajjaa .
    Un abrazo y salto que hace días que no saltamos muakk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie se libra de una rabieta, una discusión, pero si son en verso parece que no molestan tanto y como ademas son entre otros no nos afecta. Saltos y brincos especiales par ti

      Eliminar
  26. este me lo salto, pero desde luego es interesante, aunque como me gustan las cosas mas positivas, no me gustaria lo que sale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son trifulcas entre literatos, puyas con arte y cultura, pero ya iré publicando alguna, así no hace falta que te leas el libro. Abrazos

      Eliminar
  27. Mira que eran estilosos para tirarse los trastos a la cabeza... desde Miguel Ángel con Rafael, Quevedo con Góngora...

    Mil besitos para tu noche, mi preciosa Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto viene de antiguo, y la verdad es que antes era mejor, como tu dices eran estilosos.
      Buenas noches descansa que seguro que ya se encargaran otros de soñar por ti y contigo

      Eliminar
  28. A pesar de todo, las puyas con elegancia y con toda serie de adornos, corresponden literalmente a "si la envidia fuera tiña"...
    Abrazo fuerte y sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un refrán dejamos al descubierto que la envidia no tiene ni edades, ni clases, ni sexo. En fin sin envidia mucho mejor. Abrazucos mañaneros

      Eliminar
  29. Del egoísmo no se libran ni los señores escritores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no, creo que todos tenemos algo de eso, unos con mas labia y otros a empujones.

      Eliminar
  30. Cervantes en los Trabajos de Persiles y Sigismundo, lib. IV cap. III dice:
    "No hay amistades, parentescos, calidades, ni grandezas que se opongan al
    rigor de la envidia". Y Lope de Vega en La viuda valenciana, acto I, esc. IV escribe "La envidia astuta tiene lengua y ojos largos".
    Uno y otro, pues, han hablado de la envidia y han sufrido de ella. Pero
    es curioso constatar que entre los dos ha habido también una enemistad que
    degenera en envidia

    Hablar mal del otro puede ser casi un deporte nacional en España, pero, en ocasiones, como ocurrió con la enemistad de Cervantes y Lope, puede ser acicate para ser más talentoso. Un abrazo y feliz miércoles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lujo de comentario. De la envidia no se libra nadie, pero si hay ingenio y cultura mucho mejor. Abrazossss

      Eliminar