La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

12 de abril de 2018

Dale la vuelta…

Cuando te veo
Cuando te vas
Curiosamente se patentó primero la máquina de fabricarlos que el propio clip, y fue William Middlebrook en 1899, quien obtuvo la patente. El clip propiamente se usaba desde antes, en Gran Bretaña ya se fabricaba un clip, creado por Gem, a inicios de la década de 1870, y luego llegan los noruegos y a finales del s. XIX crean un clip casi igual pero cuadrado por las esquinas y con una vuelta menos, lo patentan y se hacen dueños de la idea, lo incluyen en sus libros y presumen de ser los inventores. A todo esto ayudó que durante la Segunda Guerra Mundial, la ocupación alemana en Noruega impidió a los escandinavos a lucir cualquier distintivo de la realeza en sus solapas, entonces los patriotas comenzaron a usar clips en ellas en señal de resistencia, solidaridad y unidad, pasando desapercibidos por los Nazis.
En 1989 se levantó un monumento de cerca de siete metros de altura en una universidad cercana a Oslo en honor a Vaaler, pero lo gracioso es que el clip erigido corresponde a un Gem, distinto al patentado por el inventor local.

62 comentarios:

  1. Las fotos reflejan, tan fácilmente, el estado de ánimo que parecen un tributo a la actitud ante cualquier cosa, ante la vida. La historia del clip, humilde y perfecta herramienta, es muy buena.

    Un abrazo y feliz jueves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es mas larga pero así está bien para recordar que objetos insignificantes han sido de utilidad. Seguro que tenemos las dos un jueves estupendo, te mando mi abrazo

      Eliminar
  2. Muy interesante, Ester, siempre aprendiendo contigo.
    Estoy comentando igual que la primera primera imagen. Gracias.
    Abrazos, feliz día 🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa sonrisa, ya no los usamos mucho pero en mi casa todavía hay y a veces los utilizo. Ya ves que las cosas mas insignificantes tienen tambien una historia. Saltibrincos

      Eliminar
  3. Muy curioso, seguro que no lo inventaron los catalanes?. A nó, que ese es amarillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inventarlo seguro que no, pero apropiarselo porque no se les ha ocurrido, lo que si inventaron es el hilo de cobre, dos catalanes vieron a la vez una moneda y empezaron a discutir quien se la quedaba y tirando, tirando... Abrazos

      Eliminar
  4. Curioso, no conocía la historia. Además es algo que solemos emplear constantemente al menos en el trabajo, luego en casa ya lo utilizamos algo menos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya supones que es mas larga, que tiene ramificaciones orígenes ingleses y tíos noruegos, triunfaron durante la guerra y hasta los nazis aparecen en su "biografía" Un abrazo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Ni yo, pero vi la imagen y tiré del hilo

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Todo por simple que sea tiene un inventor, Abrazo

      Eliminar
  7. Gracias por tu reveladora entrada. Coge el primer clip, y en punto derecho ponle un guión pequeño.
    Es mi mensaje de complicidad con tu escrito.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he hecho, gracias eres un sol. Abrazos

      Eliminar
  8. Qué mono!, el clip tiene sentimientos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros mordisqueandolo. Saltibrincos

      Eliminar
  9. Todo, todo tiene su historia y menos mal que tú nos la cuentas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi las imágenes y busque informacion, y créeme que hay mas de lo que cuento bastante mas. Un abrazo Chelo

      Eliminar
  10. Curiosa historia.
    gracias por compartirla.
    besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier artilugio tiene un autor. Abrazosss

      Eliminar
  11. Son muy prácticos y los uso bastante con mis papeles. Interesante su historia, para mí completamente desconocida. Cuánto aprendemos en muchas de tus entradas.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los utilizamos y punto, hasta que te encuentras con que tienen un diseñador y una patente. Un abrazo y cariños para que te vayas animando

      Eliminar
  12. No tenía ni la menor idea sobre quién fue el inventor, me ha gustado saberlo. De alguna manera ese monumento le hace el honor Gem, que fue el verdadero inventor. Gracias Ester por estas pinceladas de cultura que me das. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una casualidad, al ver las imágenes con los ojillos busque la palabra clip y este es el resultado, resumí la información y creo que todos nos hemos enterado a la vez. Abrazos

      Eliminar
  13. Muy interesante. Ya sé algo más.

    Qué pena que siempre hay historias de esas de robar las ideas, no las entiendo.

    Muchos besos, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosita tan pequeña y causa problemas, menos mal que ese robo de ideas no fue en España porque parece que últimamente todo lo hacemos mal. Un abrazo grande con aroma de menta

      Eliminar
  14. Estoy leyendo comentarios, nadie lo sabia, yo tampoco, es curioso
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo, bueno me enteré cinco minutos antes cuando preparé la entrada, nunca se me había ocurrido que el clip tuviera un inventor. Abrazucos

      Eliminar
  15. Gracias por compartirlo, muy interesante.

    Y qué curiosos los clips, parece como si estuvieran vivos.

    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son simpáticos, yo jugaba a hacer cadenas con ellos, ahora tengo uno desmontado para reiniciar el rúter o la tableta. pero tampoco sabia la historia ni que tuviera un monumento. Un abrazo

      Eliminar
  16. Y tiene tantos usos!! algo simple pero muy util, por lo menos en ambitos de oficinas..
    Me gustaron las fotitos.. dos caras de la misma cosa..
    beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellas son las que me animaron a buscar información, es cierto que ademas de su uso natural los empleamos para otras cosas. Abrazossss

      Eliminar
  17. Desconocía esta historia… Desgraciadamente, es un caso que se repite muchas veces; plagios, apropiaciones indebidas de ideas… Uno ha de estar siempre con ojo avizor, y aun así, no siempre se puede evitar…

    Yo suelo utilizar muchos clips; fíjate que, como apunte curioso, justamente la carita sonriente, es la posición correcta (quizá una bonita moraleja¿?... o yo, que quiero verla jajaja) “no tengo remedio” 😊

    Bsoss y abrazos enormes, y feliz tarde, mi querida Ester 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la posición correcta hay que saberlo, si lo pones al revés el folio se estropea, seguro que es una moraleja, lo que está bien lo está y punto. Si es cierto que algunos artilugios no los pudo patentar el inventor por falta de fondos o por que nunca pensó que el coste mereciera la pena y algunos vendieron la idea por muy poco o como le pasó a D. Engelbart creador del ratón que cuando empezó a generar ingresos se le había caducado la patente. Yo no he inventado nada, mis risas son famosas pero venían de serie . Un abrazo alegre y musical

      Eliminar
  18. Ocurre con bastantes inventos, que al ser tan sencillos no se patentaban, al menos hasta el siglo XX, que se dieron cuenta que se podían obtener grandes ingresos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y algunos llegaron tarde, otros lo vendieron precio de risa como le pasó a Ruth Wakefield que decidió agregarle chocolate a la masa de sus galletas, y cuando éstas se hicieron famosas, le vendió los derechos a Nestlé a cambio de la pensión vitalicia en forma de chocolate. A mis nietas les encantan esas galletas. Un abrazo

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Esa es la palabra, curioso, no es importante me nos ha entretenido un día mas. Abrazos

      Eliminar
  20. Hay que ver que una cosa tan insignificante nos saque de tantos líos a veces , pues igual nos sirven para agrupar folios , como ponerlo en un determinado momento en el dobladillo de una falda que se nos acaba de romper...
    La mente es ingeniosa ojala se empléara más en construir de que destruir.
    Como siempre amiga una enseñanza más a la saca ajjaajja
    Un salto de brinco que hace días que estoy en plan vago ..será este tiempo que no termina de arrancar ..muakisss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un alambrito chiquito y tan útil. y del tiempo risas, me llegan toda clase de chascarrillos, que no hay que adelgazar porque la capa de grasa nos vendrá bien para calentarnos este verano, que la ventaja es que no tenemos que hacer dietas para el bikini porque no nos lo vamos a poner, que ya se ven a las cigüeñas y en la foto dos pingüinos, que si Vivaldi compusiera hoy "Las Cuatro Estaciones" se llamarían ¡Coño que frío, Coño que calor! para violín y orquesta. Que no falte el humor. Abrazos

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Muchas gracias hay que hablar de todo.. Un abrazo

      Eliminar
  22. Muy interesante. Como todo lo que nos compartes. Besucos y abrazucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante suena excesivo, curioso está bien. Gracias por tu visitas me alegra. Abrazos

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. Yo los unía y me hacia cadenas muy, muy largas, estirado tengo uno siempre a mano para ese agujerillo del rúter para reiniciar. Un abrazuco

      Eliminar
  24. Tan curiosa como interesante historia. Me recuerda el caso del invento de la fregona, fue una mujer la que la inventó. Unos años más tarde se apropió un espabilado y la patentó.
    ¡Ojú, lo que se aprende contigo!
    Besos y ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras cada invento hay algo turbio. Muchos días invento cosas, el otro día pan abajo, jamón sobre el pan y pan encima, luego me dicen que ya lo habian inventado, con lo rico que me quedó. Abrazucos de buenas noches

      Eliminar
  25. Lo mismo le pasó al inventor del saxofón... Adolphe Sax... por no patentarlo, le plagiaron la idea los del Jazz.

    Gracias por esta entrada mi preciosa Ester. Me encanta la carita sonriente... siempre quiero que llegues.

    Mil besitos para tu noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tema complicado lo de los inventos, y las patentes que no es llegar y que lo apunte, hay que presentar documentos y los pasos para la creación del prototipo, pagar y alguna cosa mas, y no se puede dejar caducar.. un abrazo que te acomode el alma y la almohada si hace falte

      Eliminar
  26. Muy interesante la historia que no conocía.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos hemos coincidido, nadie lo sabíamos, no es que sea la noticia del año pero ha resultado curioso. Abrazuco y sonrisilla

      Eliminar
  27. Pequeño y útil el clip, hasta para cerrar las bolsas de patatas o de pasta y no se me había ocurrido buscar quien lo inventó.
    Nunca te acostarás...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me ocurrió hasta que vi la imagen, y eso como todos lo he utilizado desde siempre. Abrazos ¿con sol?

      Eliminar
  28. Quizás los inventos más revolucionarios sean los más sencillos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a los que menos importancia les damos, pero visto lo visto parece que ingresos si que generan. Abrazucos

      Eliminar
  29. No conocía esta historia, es realmente muy interesante. Algo tan pequeño y tan útil, yo lo desarmo y lo uso para engancharme las pulseras con una mano por atrás cuando tienen ganchitos que no alcanzo... jaja bueno medio complicado pero hasta para eso sirven. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, se de lo que hablas, yo tambien le doy ese uso y para sujetar una cremallera del pantalon que tiene tendencia a abrirse, Que tengas un uen dia cuando sea de día jeje. Abrazos

      Eliminar
  30. En algunas partes se le conoce como imperdible y en otros alfiler de gancho, lo uso para todo!! Me encanto la historia Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He aprendido dos palabras, aquí un imperdible es un alfiler, se parece pero no es igual. Gracias por tu visita y comentario. Abrazos

      Eliminar
  31. Son tan útiles, puedes usarlos en montón de cosas adicionales. Qué interesante su origen e historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, no solo los usamos para lo que se crearon, no se caducan, no necesitan frío para conservarlos, no ocupan espacio y son baratitos. Abrazucos Sara

      Eliminar