La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

19 de febrero de 2018

Ira, no gracias…


“El reto de Aristóteles…
Cualquiera puede ponerse furioso… eso es fácil. Pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto, y de la forma correcta… eso no es fácil.
El desafío de Aristóteles.
Ética a Nicómaco”

El control de la ira puede que sea uno de los aspectos de la inteligencia emocional que más nos interesa, puesto que una persona que controla su ira se gobierna a sí misma. Cuando nos enfadamos sentimos que tenemos fuerza para actuar, ya sea gritar, amenazar, llegando incluso a herir verbal y físicamente… Esta energía hace que en alguna ocasión perdamos el control y respondamos desmesuradamente. Y lo más seguro es que después  de perder el control nos arrepintamos.

57 comentarios:

  1. Entre otras cosas que inventó Aristóteles fue el sentido común, y anda que no es importante, aún hoy, hay quien no lo tiene.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy escaso, ya dice se dice que es el sentido menos común de todos. Un abrazo

      Eliminar
  2. El control de las emociones es bastante difícil. Pero no tenemos que tratar de controlarlas, lo que hay que hacer es llegar a que no nos afecten ni las criticas ni los halagos, si eso ocurre, no hay porque sentir ira. En fin es un tema largo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema largo, yo lo dejo y quien quiera que lo analice. No opino demasiado porque cada uno somos diferente. Abrazos

      Eliminar
  3. La ira está en los genes, por así decirlo, el dominar o controlar las emociones es indicativo tanto de inteligencia como de principios de ese dúo, sale el sentido común, solo prácticando lo podemos conseguir en la vida, no es tan generalizado como se cree...Muy buena entrada.

    Brincos, saltos y un besote enorme.

    ¡Marchando un café con tostada y aceite andaluz, ea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelo guardar mis emociones, todas menos las de alegría, las cosas buenas hay que compartirlas como ese aceite andaluz que quita el sentío. Saltos y brincos preciosa

      Eliminar
  4. Eso se aprende con el tiempo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, hasta los nervios se aplacan con los años. Abrazos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Si que lo es cuando nos tocan las narices y ademas pensamos que tenemos razón

      Eliminar
  6. Estaría nien aprender a controlarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay escuela, con la edad el temperamento se cae igual que los mofletes y... bueno no doy pistas. Un abrazuco

      Eliminar
  7. La ira es como un chispazo de odio, que deberíamos aprender a apagar de inmediato.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos educan para saber dominarnos pero no solemos sacar buenas notas. Un abrazote

      Eliminar
  8. Yo no me suelo cargar jamás de ira. Pero si lo hiciera y me arrepintiera, puess pediría perdón en seguida, ¿qué otra cosa podría hacer?

    Muy buena reflexión, Ester.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedir perdón puede que sea lo único que se puede hacer pero si el daño ya está hecho no hay perdón que lo borre. mejor contar hasta cien. Abrazucos

      Eliminar
  9. Cierto Ester, y al segundo nos arrepentimos
    Buen lunes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perder el control de nosotros mismos es fatal para quien recibe nuestra ira y para nuestra conciencia, y el arrepentimiento no salva todos los rotos, mejor pensar antes, claro que decirlo es fácil. Saltibrincos

      Eliminar
  10. Me ha recordado la canción que se ha considerado representativa de la transición española a la democracia.
    Libertad, libertad
    Sin ira libertad
    Guárdate tu miedo y tu ira
    Porque hay libertad
    Sin ira libertad
    Y si no la hay sin duda la habrá


    Fragmento.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí con guardar la rabia es suficiente. Recuerdo la canción, como todos, supongo, Hoy he visto a los jóvenes bailando una jota en la plaza del Pilar. ¿los viste? era por alguna cancioncilla del carnaval. Abrazos

      Eliminar
  11. Que sabios eran los filósofos y pensadores de la antigua Roma. mejor ejemplo no es posible encontrarlo. Y pensar que sigue siendo tan actual y moderno.
    Un abrazo querida ESTher

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ellos vivimos, de ellos seguimos aprendiendo y es que lo que esta bien lo esta siempre. Abrazucos

      Eliminar
  12. Uy, si.. el sentimiento de ira no es nada bonito, y tiene mucho de irracional, de no poder pensar con detenimiento las cosas.. es peor que el enojo creo yo..
    Buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo creo yo, es parecido pero no es lo mismo una rabieta que un ataque de ira. La templanza es mejor amiga. Abrazos

      Eliminar
  13. Ira no , pero genio tenía un rato ahora quda muy poco, pero de vez en cuando sale, tendran que pasar mas años para dominarlo por completo .
    Muy sabio Aristóteles. Feliz semana. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El genio va con el carácter y si lo encauzamos bien nos sirve para medrar en la vida, que tal y como están las cosas buena falta hace. Habrás oído eso que dice "Señor librame de las aguas mansas que de las bravas me libro yo" No lo domines del todo. Abrazos

      Eliminar
  14. La ira a veces es necesaria para evitar males mayores

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo discuto, es posible, pero asusta tener que emplearla. Saltibrincos

      Eliminar
  15. yo soy muy de ir acumulando cosas por dentro hasta explotar, y sé que no es bueno.
    en la antigua grecia ya sabían de inteligencia emocional tanto o más que ahora.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber sabían y nosotros aprendimos pero desde hace un tiempo vamos al revés y desaprendiendo, muchas "modernituras" que nos estan dejando sin cultura. los silencios guardados cuando gritan asustan. Abrazos

      Eliminar
  16. Qué frase tan precisa y tan real! quién no se ha sobrepasado con sus ataques de ira alguna vez! (yo es que para eso soy fatal :S )
    A ver si me aprendo la frase de Aristóteles...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía decir las cosas, y no nos quita la razón de enojarnos, solo avisa de que no nos confundamos de diana. Un abrazote

      Eliminar
  17. Si que es complicado lo que plantea el filósofo, controlar lo incontrolable. Es mucho más que un reto aunque siempre se pueda trabajar la ira para que las personas puedan suavizarla y sus consecuencias sobre todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que contar antes de responder, hasta diez, hasta cien, depende de lo importante que sea la persona para nosotros, incluso podemos contar un poco más. Saltibrincos

      Eliminar
  18. Todos en alguna u otra ocasión perdemos los papeles como se suele decir, ahora la ira creo que ya son palabras mayores, porque hay gente tan descontrolada, que de ahí pasa a las manos, y eso ya si que es muy peligroso. Se puede tener mal genio, y durarte un rato; pero la ira y la furia para otros menesteres.

    Besos Ester.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien explicado, no mezclemos, el genio, el pronto es tolerable, la ira a veces nos puede manejar a nosotros mismos y ese es el problema. Abrazos

      Eliminar
  19. No es facil pero se trabaja a diario,abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen consejo, cada día frenamos antes la irascibilidad y poco a poco nos tomamos la vida con mas calma. Abrazucos

      Eliminar
  20. Sí...con el tiempo vamos mejorando...:)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo nos quita el ímpetu y nos deja ver las cosas con un poco mas de apertura. La edad tiene alguna ventaja. Abrazuco

      Eliminar
  21. Dicen que en el término medio está la virtud… Pero, también lo complicado…
    Somos seres emocionales, y, hay emociones y situaciones, difíciles de controlar. Pero se debe no exceder unos límites, por el bien del prójimo, y por el nuestro propio…
    A mí, sinceramente, me cuesta hasta permanecer en estado de enfado durante mucho tiempo. Pero, si hay una “mosca cojonera” de esas que seguro conocemos todos, también es sabido que uno puede explotar, porque… somos humanos, y, eso, es una condición innata.
    Así que, supongo, es cuestión de aprender y aprenderse. Cultivar mente y espíritu, para que nuestra vida, dentro de lo posible, sea lo más estable y armoniosa posible.

    Bsoss y abrazos armoniosos, mi querida Ester.

    Y feliz semana!! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego cada uno somos de un modo, y aunque a todos nos está permitido perder los nervios no lo hacemos de la misma manera. Las personas no iracundas de paciencia infinita aguantan casi todo, lo malo es que cuando se llega a ese casi ya no hay regreso, y es probable que sea un punto final con o sin gritos pero sin vuelta atrás, y dicen que eso es de ser mala persona que es mejor quien explota y luego perdona. Creo que lo bueno es que no nos pongan en la tesitura de enrabietarnos. Abrazos de color azul cielo

      Eliminar
  22. Hola preciosa!
    Uhhh! Yo mejor me callo... porque últimamente anda que no me tengo que controlar jajaja.
    Feliz Lunes!

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Controlarse está bien para las relaciones pero no se que tal para el estómago. Buenas noches y felices sueños

      Eliminar
  23. Buenas noches que buena frase nos has dejado amiga ... no es fácil pero al menos hay que intentarlo y controlar los ataques de Ira que a veces nos da , y la mayoría quizás por tonterías . Pero como es bien sabido es más fácil cabrearse que tener sentido común y controlarse .. en fin no somos perfectos.
    Un buen martes y una feliz noche muakissss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sentido común es poco corriente, pero como lo agradecemos cuando lo ponemos en práctica, porque alterarnos nos deja un regusto amargo aunque ganemos.. Y no no somos perfectas pero hoy aquí juntitas somos geniales. Abrazucos

      Eliminar
  24. Aristóteles por algo era Aristóteles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podemos ser como el pero podemos seguir sus consejos.

      Eliminar
  25. Nadie se escapa de tener un momento de ira, creo que nadie, tal vez porque aceptamos la ira como parte de nuestra vida a pesar de que reconocemos que nunca nos lleva a ningún fin útil.
    Quien se controla es más sabio aún que Aristóteles.
    Abrazos de martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, mas sabio, lo pones muy dificil. En cualquier caso si no alcanzamos esa sabiduría es mejor la ira del león que la amistad de las hienas. Buenas noches descansemos, hoy un poquito mas sabias.

      Eliminar
  26. La ira hace mal a quien la siente.
    Abrazos, buen descanso 🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos pensar antes de decir nada como nos sentaría si nos lo dijeran a nosotros. Buenos días preciosa ¿Has descansado? Yo si y te mando un enorme abrazo

      Eliminar
  27. Si es importante, nos evitaría muchos disgustos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un proverbio chino que dice que si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza, y otro que recuerda que quien te enfada te dominará. Pero una cosa es la teoría y otra la practica. Que tengas un buen y tranquilo día!!!

      Eliminar
  28. Totalmente de acuerdo Ester. No conocía esa cita de Aristóteles, pero sin duda es una máxima que todos deberíamos tener presente a la hora de enfadarnos con alguien. Muchas veces pasa que, en medio de una discusión, por mucha razón que llevemos, perdemos las formas y eso nos hace perder hasta la razón.
    Muy acertado tu post, como siempre.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aristóteles siempre es una apuesta segura, no debemos ser iracundos en general pero aun mas importante no serlo con los mas débiles. Saltibrincos

      Eliminar
  29. El miedo está escondido dentro de la ira.
    Fuerte abrazo, Ester.

    ResponderEliminar