La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

22 de noviembre de 2017

El mar…

Ya estoy de vuelta, he ido a tocar el mar, a veces tengo esa necesidad, ¿si digo que me llama, que me espera, que sabe que voy a ir…? -ya estoy escuchando risas, puede que alguno hasta se sorprenda, que otros digan que son cosas de la edad. No “preocuparse” solo son excusas que defienden mi arrebato de irme dos días a pasear por la orilla, a sentarme en las rocas, a acercar un poco más los recuerdos. 

54 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo en que hayas ido a pasear, a sentarte en las rocas y a recordar cosas, pero lo que es a tocar el mar desde donde has hecho la foto que nos enseñas, es algo difícil, excepto que el mar te toque a ti con una enorme ola y en ese caso no estarías allí tan tranquila.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caminando un poco hacia la izquierda está la playa, tranquila, sin chiringuitos, ni sillas, pequeña y recoleta. En la imagen original se veía pero la he recortado. Un abrazo Emilio

      Eliminar
  2. Pues te felicito por los dos días de reencuentro con el mar y tus recuerdos. No es necesario ponerle excusas a esa clase de arrebatos. Espero que hayas regresado como un inmenso mar en calma.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como lo dices, he regresado mas leve, con menos peso, y una sensación muy agradable de nube. Tengo que hacerlo mas a menudo. Saltibrincos

      Eliminar
  3. A mí la mar siempre me llama y disfruto enormemente cuando la veo, la huelo y me meto en ella...soy marinera desde la cuna.
    No sabes hasta qué punto te envidio, sanamente, pero envidia al fin y al cabo.
    Me alegro por tí, vendrás con las pilas cargadas para regalarnos tu ingenio. Magnifica foto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi perfil ya digo que por mis venas corre agua salada, sin el mar no soy casi nada, me voy arrugando. He vuelto tranquila y contenta, con las pilas cargadas como dices. De ingenio no había así que nos conformaremos con lo que se nos ocurra. Gracias preciosa y un abrazo de mar

      Eliminar
  4. Una buena idea pasar un par de días junto al mar, un lugar excelente para desconectar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi el mejor, me reconforta y anima, siempre tuve la intención de envejecer junto al mar, pero las intenciones las muda la vida. Voy cuando puedo y me conformo. Abrazucos

      Eliminar
  5. Dichosa tu que lo has podido hacer (como te envidio, jajaja) Esa es la forma mejor de recargar pilas y llenarte de energía. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ir y volver, dos días y ya está. Seguramente hasta el año que viene no vuelva. Un abrazuco enorme y aun salobre.

      Eliminar
  6. Pues fíjate, yo lo tengo cerca y no me hace mucha gracia; pero ya sabes lo que dicen; nunca apreciamos lo que tenemos. Bueno ahora ya en este tiempo si que me acerco alguna vez, a darme una vuelta por los paseos marítimos, que en Valencia ya sabes hay muchos; pero en verano las playas no las piso.

    Besos Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, he hablado de mar, la playa me gusta preferentemente en invierno, pero a mi lo que me gusta es la mar, sus rocas y acantilados, sus olas, su olor, me gusta cuando se enfada, me gusta cuando esta en calma. En Valencia pasear cerca del mar es una delicia. Abrazos

      Eliminar
  7. Pues habrás pasado un buen ratito. A mi tambien me gusta el entorno que has elegido para reflexionar. Te veo mirando la inmensidad del mar. Que a mi a veces me asusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese mar bravo me emociona, le tengo respeto pero nunca me ha asustado, podría pasar horas con la mirada fija y el pensamiento sobrevolandolo. Unos abrazos

      Eliminar
  8. a veces usas el diminutivo -uco, propio de cantabria. yo echo de menos la playa de peligros / magdalena, que en verano me gustaba recorrerla de punta a punta.
    abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cantabria tiene mucha costa, tu eliges la del otro lado de la del sardinero, la de los peligros es merecedora de fotografías. La costa cántabra me gusta por su bravura, estos días he estado en la costa brava. Un abrazuco

      Eliminar
  9. Para muchos , el mar es nuestra única patria.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría decirlo así, porque en el mar estoy en casa. Un abrazo

      Eliminar
  10. Si dijiera que te entiendo más allá de toda razón y lógica, ¿creerías que exagero? ...no he nacido cercana al mar, sin embargo, desde siempre he sentido de pertenecerle.

    Besotes preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creería que exageras, te pones a mi lado y mi lado es el mar, no huyo de la montaña a la que voy dos o tres veces al año y me siento en casa pero el mar me dice cosas. Gracias preciosa te abrazo fuerte

      Eliminar
  11. Que lindo!!! Si puedes hacerlo aprovecha! aca lo tenemos tan lejos al mar, solo para algunas vacaciones.. pero es lindo tomar contacto con sus olas, con la arena..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lejos si, pero tienes un río que casi es un mar, los ríos aqui son pequeñitos, en tu paseo por Europa lo habrás comprobado. Un abrazo

      Eliminar
  12. De loca nada ...al igual que nosotros sentimos a personas , tan bien hay cosas que nos llaman y pq no él mar ... más cuando tú adoras pisar su arena y contemplar sus olas ...Muy bien Ester espero que hayas venido renovada y todavía si cabe mejor que cuando fuiste a visitarle y decirle Hola aquí estoy he venido a tu llamada y ahora qué ....
    Un fuerte abrazo lleno de olas y fresca brisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ir a la costa es ir a casa, respiro y suspiro, tomo impulso y regreso a mi vida pero contenta. Creo que el mar me conoce, jeje. Un abrazuco

      Eliminar
  13. No lo tengo cerca, pero lo necesito. Quiero ir a vivir donde esté. Es una idea que no demoraré en cumplir;me lo he propuesto, aunque sea pequeño el lugar y deba dejar muchas cosas para lograrlo. Mi último tiempo tiene que ser allí.
    Cariños, Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese ha sido siempre mi proyecto pero la vida decide, tenia casi elegido el lugar, pero por ahora es complicado, si puedes hazlo, como se vive en la costa en ningún sitio. Un enorme abrazo

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Puedo pasar horas a su lado, lo escucho, lo huelo y eso me relaja.

      Eliminar
  15. El mar, en ese baile sereno y profundo, colma de paz… Ese, en su más pura grandiosidad, sin tumultos, dejándose escuchar, y oler…
    Y es que a veces, es tan necesario desconectar… para conectar (se) con uno mismo y con la madre naturaleza…

    Hay que dejarse llevar de vez en cuando por esos arrebatos 😉

    Bsoss y cariños enormes, preciosa amiga, y muy feliz tarde!😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre dices lo que pienso ¡y lo dices tan bonito! podría decirse que este blog lo escribimos entre las dos. Abrazos contentos, huelen a mar

      Eliminar
  16. Ainss, es delicioso estar disfrutando del mar. Siento la brisa de tu post y admiro cada parte de vida que percibo y me fascina.
    Saltibrincos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La brisa, aun no la habíamos nombrado y es tan agradable, nos trae su olor y nos peina la sonrisa. Abrazos fresquitos

      Eliminar
  17. El mar reconforta y alivia siempre,cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, será su inmensidad, su movimiento continuo y diferente pero el mar produce paz. Abrazos

      Eliminar
  18. Dios mio ¡Qué grande es tu mar y que pequeño mi barco!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu mar, oh Dios, es tan grande,
      Y mi barco es tan pequeño,
      Que nada bueno puede sucederme
      Si tu bondad no me abre caminos
      A través de la arrolladora inmensidad del mar.

      Puede que el tuyo sea pequeño pero no así los que has construido pero si, mi mar es muy grande, océanos enteros. Un abrazo

      Eliminar
  19. La mar es el mayor tesoro de la naturaleza...

    ResponderEliminar
  20. Muy buena decisión la tuya. Espero hayas disfrutado de tu mar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Rafaela, de verdad que de vez en cuando tengo que ir a ver y tocar el mar, no se si lo necesito anímicamente o físicamente o las dos cosas- Un abrazo

      Eliminar
  21. Te comprendo porque yo hago igual que tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se, y creo que tu lo haces mas veces. Un abrazuco

      Eliminar
  22. Si te apetece haces muy bien.
    Abrazos, buenas noches🌷

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre podemos hacer lo que nos apetece pero cuando lo hacemos es estupendo. Abrazos

      Eliminar
  23. Pues verás, prepara cuatro cosas, lo imprescindible, te espero abajo, también con él mínimo equipaje, cogemos un taxi, nos vamos en tren que hace tiempo que no viajo y me encanta, lleva calzado cómodo y paraguas porque me temo que esta vez no me equivoco.
    Me voy contigo al mar.
    De momento un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si dices que hay que coger paraguas es que nos va a hacer falta, eres mi mujer del tiempo, pero por si acaso que el tiempo está muy loco nos vamos a Galicia, han dicho que llueve y allí se come muy bien. Que bonitos planes se pueden hacer, quien sabe si un día los cumpliremos. Abrazos y cariño

      Eliminar
  24. Envidia me das!
    Me gustaría poder irme así...más bien perderme junto al mar!

    Apapachos mil =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo cierto es que me ha venido muy bien, el mar siempre es un buen bálsamo. Abrazucos contentos

      Eliminar
  25. Hola Ester. Seguro que es muy gratificante estar en la mar sin ruidos de gentes y chiringuitos. Que suerte poder ir un par de días al ver la mar y a escuchar su sonido.
    Abrazossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la mejor época, bueno para mi el mar siempre merece la pena, pero con la luz de otoño se sueña mas bonito. Abrazucos alegres

      Eliminar
  26. No hay terapia mejor que ver el mar, pasear por su orilla u observarlo, para que el mecer nos arrope y arrulle

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, pasear por la orilla a primera hora de la mañana y luego buscar las rocas y ver como viene rompe y se va. Un abrazuco

      Eliminar