La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

17 de mayo de 2017

Un padre hablando a su hijo…

- Este reloj perteneció a mi tatarabuelo. De mi tatarabuelo paso a mi bisabuelo, de mi bisabuelo a mi abuelo, de mi abuelo a mi padre, de mi padre a mí, y yo ahora quiero que pase a ti.
¡Te lo vendo!

45 comentarios:

  1. Una forma de que lo valore ¿no?
    Un punto de malicia.
    Gracias por la sonrisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O el negocio es lo primero, seguro que habrá puntos de vista para todos los colores. Pero espero que no falten las sonrisas. Un abrazo

      Eliminar
  2. La nacionalidad la podemos imaginar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente todos pensamos en la misma. Un abrazote

      Eliminar
  3. Jajaja dice "te lo vendo" y yo que pensaba que se lo ina a regalar, pero que tacaño.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy tacaño, y debe haber muchos porque chascarrillos, historietas y chistes sobre la tacañería hay muchas. Abrazo

      Eliminar
  4. Uno de judíos. Por supuesto no hay que generalizar, sin embargo en ocasiones, se dan casos parecidos a estos.
    Bernardo está agonizando y le dice jadeante a su único hijo:- Isaac, como estoy próximo a morir, quiero que sepas que las siete casas, los tres edificios, los treinta taxis, la fábrica de telas, las dos fincas, las ocho tiendas… las joyas… los títulos valores… las esculturas…
    – Sí, papi… ¿me los dejas?
    – Te los vendo baratos… baratos…

    Pasan dos judíos en avión sobre el Vaticano y le dice el uno al otro, muerto de envidia:
    – ¿Viste? Y pensar que estos empezaron con un pesebre.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno es sonreír por las mañanas, y volver a sonreír esta tarde cuando los cuente. Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Ester, ya me he reído de buena mañana, a eso se le llama hacer negocio!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no dejes que te afecte y sigue siendo generosa. Un abrazo

      Eliminar
  6. Ostras, jajajaja, no me esperaba ese final!
    Un padre acorde a los tiempos que corren...
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que pena de tiempos! Esperemos que no cunda el ejemplo. Saltibrincos

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Esa era la intención. un abrazo risueño

      Eliminar
  8. Al padre seguro que la pensión no lo llegaba :)))
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre, si esa es la excusa se lo perdonamos. Buenas noches

      Eliminar
  9. jajajaja
    como va la economía no es mala idea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, la economía va cuesta abajo y sin freno y aqui estamos inmersos en la campaña de la declaración de la renta, los impuestos no perdonan. Un abrazo

      Eliminar
  10. La 'pela' es la 'pela' ;-) Hay que ver que poco aprecio a los objetos con valor sentimental procedentes de un antepasado.
    Muy ocurrente.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprecio y la pela no caben en la misma frase, está la vida muy "achuchá" Abrazos

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Yo intentando hacerte sonreír y has sido tu el que me ha provocado la carcajada. Abrazos

      Eliminar
  12. Jajajajajajaja
    Qué buena eres, no puedes ser mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, tu eres un sol y te agradezco el cumplido

      Eliminar
  13. Los recuerdos, a veces, nos hacen sonreír, como éste. Yo tengo una cajita con recuerdos familiares y otra con los boletines de notas escolares, pizarra con un muy gastado pizarrín ¡Qué de cosas!
    Saltibrincos con mucho cuidadín, (que me están espiando las vecinas), jaaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si las vecinas te ven saltibrincar se pondrán verdes de envidia y harán cabalas adivinando los motivos. Soy de guardar, tengo recuerdos que no valen ni el sitio que ocupan pero me gusta saber que estan. Un abrazuco

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Tengo suerte, mi abuelo nunca tuvo reloj, pero conservo sus gafas con una montura de oro y en un estuche muy curioso (me las dieron gratis) Abrazos

      Eliminar
  15. No es por nada pero...¿de qué comunidad autonómica era el susodicho...?
    Besos, muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he dicho que fuera español, pero al preguntar ya has respondido. Buenas noches y felices sueños

      Eliminar
  16. jajajaja , pobre reloj después de pasar de generación lo quieren vender ...no sé dan cuenta que el reloj ya tiene una familia y no quiere otra ..
    Precisos y con mucha moraleja .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabemos si el hijo aceptó el trato, lo mismo el reloj sigue en su cajon esperando mejores momentos. Abrazossss

      Eliminar
  17. oye! lo mismo era tradición familiar !

    para saber lo que vale un peine digo un reloj!

    ahora me voy dudando

    lo comprará o no?

    jejeje


    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo acabo de decir en el comentario anterior, seguramente si el hijo se parecía al padre no lo compró y espero a heredarlo gratis. Nosotros nos hemos sonreído y no hemos pagado entrada. Abrazos

      Eliminar
  18. Ja,ja, qué interesado el padre.
    Creo no habrá venta.
    Un abrazo 🌹 buenas noches

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no, ahora hay relojes muy baratitos aunque no sean los del abuelo. Abrazos Verónica

      Eliminar
  19. Ester,me he reido un rato!!EL relato era muy sensible,muy tierno...Y pobre chaval!cuando le toca a él ,su padre se pasó,sonrisa
    Muy bueno!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso consiste, te sensibiliza y al final te saca la carcajada. Abrazucos Gó

      Eliminar
  20. Jajaja... ni modo, un dinerito como quiera sirve más que una joya de familia por heredar. No tanto están a duro y dale con el ahora y aquí? Manos a la obra. Jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos hemos reído todos un poquito y eso es lo importante, sonrisas gratis, mas gratis que los relojes. Abrazos

      Eliminar
  21. Te había dejado un comentario sobre el reloj de cadena de mi abuelo, que nunca me lo vendió y mucho menos regaló. Y no se ha publicado:(((

    ResponderEliminar
  22. Te había dejado un comentario sobre el reloj de cadena de mi abuelo, que nunca me lo vendió y mucho menos regaló. Y no se ha publicado:(((

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Blogger no aguanta la dieta veraniega y de vez en cuando se come alguna comentario, el otro día me paso en casa de María. Mi abuelo no tenia reloj (el materno, el paterno al que no conocí era relojero en sus ratos libres) y de mi abuelo tengo sus gafas, son preciosas. Un abrazo grande

      Eliminar