La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

14 de febrero de 2017

Es el día de querernos. Y mañana también…

Dentro de nueve meses se celebra El Día Universal del Niño…


Si queréis podéis leer el comentario de Arminio, bajar hasta encontrarlo.  Al que conozca la historia le gustará al que no la conozca le gustará. Os lo recomiendo.

76 comentarios:

  1. Me encanta la viñeta, Ester. Me quedo con que así es como uno llega a conocer del todo al otro, a lo largo de casi toda una vida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo con la mirada, un gesto se adivina el pensamiento. Es algo tan maravilloso que la vida gana puntos. Un abrazo

      Eliminar
  2. Celebremos hoy y todos los días del año Feliz Día de San Valentin.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los días María, está bien recordarlo, pero las flores no deben tener fecha de llegada, y el cariño es diario. Un abrazote gordo

      Eliminar
  3. ¿Es necesario celebrar un día?, ¿por qué no lo hacemos cada uno de los días del año?, ¿es que no lo merecen los niños?, ¿o las mujeres maltratadas?, ¿o los discapacitados? o....,, detrás de muchas de estas celebraciones solo hay marchandise.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es necesario, pero lo hacemos. Cuando me dicen "la Navidad es muy triste porque se añora a los que faltan" siempre respondo que es una suerte añorarlos un día al año, yo los recuerdo cada día, sin importar ni tan siquiera la hora. Un abrazo

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Nos queremos siempre, pero hoy ponemos el acento. Un abrazo

      Eliminar
  5. Preciosa la imagen y el mensaje.Un abrazo y ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para ti, celebra la fecha y si mañana se puede la vuelves a celebrar. Saltos y brincos

      Eliminar
  6. ¿Dentro de nueve meses? 20 de noviembre, anda pues es verdad...
    Zape, zape...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me ha parecido curioso, cuando es el día del niño lo pongo al revés, diciendo: hace nueve meses fue san Valentin jeje.
      Si quieres baja unos cuantos comentarios y lee a Arminio, la historia nos la sabemos pero hoy es un buen día para releerla. Abrazos

      Eliminar
    2. La he leído, no obstante la tengo en mi blog, "Amor verdadero",
      http://www.unjubilado.info/2010/02/27/amor-verdadero/
      Abrazos

      Eliminar
    3. Es una historia conocida, lleva años escrita pero hoy es un buen día para recordarla, yo había olvidado que la sabia. Abrazo

      Eliminar
  7. Me veo reflejado en esa viñeta, después de 54 años de "vida marítima".
    Y que le den al Corte Inglés.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Corte Inglés no pinta nada en el amor, eso es cosa nuestra. Si quieres lee el comentario de Arminio (mas abajo) si conoces la historia te gustará si no la conoces te gustará. Un abrazo y felicidades 54 es un numero precioso

      Eliminar
  8. Ester, bello mensaje y la foto una pasada!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es tierno ver el amor entre mayores, en los jóvenes ya lo suponemos. Abrazucos

      Eliminar
  9. Todo un homenaje al amor eterno y nada caduco, Ester...Es bueno recordar en este día que, el amor hay que cuidarlo y renovarlo cada día...
    Mi gratitud y mi abrazo siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que si, ya sabemos que nos debemos querer todos los días , ya lo digo en el titulo, pero está bien hacer hincapié un día al año. Unos abrazos

      Eliminar
  10. Jajaja, muy bueno ese final.
    Hoy a quererse mucho. Y mañana también...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quererse mucho y siempre es estupendo, hoy brindamos por ello, por ese amor duradero. Saltos y brincos

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Para los míos hace falta lupa, son chiquitos jeje. Abrazos Susana

      Eliminar
  12. Era una mañana de trabajo como casi todas las mañanas, muy agitada. Cuando un señor mayor de unos ochenta años llegó al hospital para que le quitaran los puntos de su pulgar. Eran las ocho de la mañana.
    El señor dijo que estaba nervioso pues tenía una cita sobre las nueve. Comprobé sus señales vitales y le pedí que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora antes de que alguien pudiera atenderlo.
    Lo vi mirando su reloj y decidí, que ya que no estaba ocupado con otro paciente, podría examinar su herida. Durante el examen, comprobé que estaba curada, entonces le pedí a uno de los doctores, algunos elementos para quitarle las suturas y curar su herida.
    Mientras le realizaba las curaciones, le pregunté si tenía una cita con otro médico esa mañana,
    ya que lo veía tan apurado. El señor me dijo que no, que necesitaba ir al geriátrico para desayunar con su esposa. Le pregunté sobre la salud de ella. El me respondió que ella hacía tiempo que estaba allí, ya que padecía de Alzheimer.
    Le pregunté si ella se enfadaría si llegaba un poco tarde. Me respondió que hacía tiempo que ella no sabía quién era él, que hacía cinco años que ella no podía ya reconocerlo. Me sorprendió, y entonces le pregunté,
    – Y usted sigue yendo cada mañana, aún cuando ella no sabe quién es usted?
    Él sonrió y me acarició la mano
    – Ella no sabe quién soy, pero yo aún se quién es ella.
    Se me erizó la piel, y tuve que contener las lágrimas mientras él se iba, y pensé,
    Ese es el tipo de amor que quiero en mi vida. El amor verdadero no es físico, ni romántico.
    El amor verdadero es la aceptación de todo lo que es, ha sido, será y no será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Arminio, el amor dura mientras hay memoria, es precioso y emocionante. Un abrazo

      Eliminar
    2. Gracias a ti por darnos esta ventana para tener la oportunidad de pensar cada día.

      Eliminar
    3. Me has pillado poniendo arriba un aviso para que nadie se pierda esta historia tan bonita. Mas abrazos

      Eliminar
    4. Precioso, a mí también se me erizó la piel...

      Gracias Ester por resaltar este comentario, es el colofón perfecto para tu bello post.

      Feliz día, a todos felices días llenos de buen amor❣️

      Eliminar
    5. Y no me la he perdido... Me ha emocionado.
      Gracias por recomedar su lectura. En cuanto a la imagen, es genial.
      Un abrazo, Ester

      Eliminar
    6. Aunque ya la conocía se me puso la piel de gallina y se me mojaron los ojos 💐

      Gracias

      Eliminar
    7. Milena, Pilar y Liliana, gracias, no importa las veces que lo leamos, el Alzheimer me toca de cerca y los viejitos siempre me inspiran ternura, dos buenos motivos para mostraros a todos la historia que hoy nos ha traído nuestro capitán de buque Arminio. Abrazos

      Eliminar
  13. Aunque no es muy necesario un día concreto para la celebración del amor mutuo, pero conmemorar algo tan profundo, bello y tierno como es el amor mutuo, me parece estupendo, unas flores y unos besos me parecen perfectos.

    Dejemos los regalos costosos para quien así lo entienda...

    Es una preciosidad de entrada, enhorabuena.
    Amistosamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El valor del regalo es el esfuerzo de elegirlo pensando en sorprender y agradar. El amor y el cariño es diario, pero gusta que un día nos lo recuerden como algo especial, un pretexto para una cena diferente. Abrazos

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Cuando los mayores se quieren me hacen sentir deseos de abrazarlos, son tiernos. Si quieres puedes leer un comentario que ha dejado Arminio, es muy lindo. Abrazos

      Eliminar
  15. A quererse mucho y celebrar el amor.. Hoy y todos los días!
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los días, el amor hay que trabajarlo diariamente, como la sonrisa, la felicidad, la amistad. Hoy toca amor y un beso de mas. Abrazos

      Eliminar
  16. Muy bonita la historia de Arminio. Así deberia ser siempre el amor. Emotivo relato si señor!!! un abrazo y gracias por avisar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me gusta intento compartirlo, y creo que hoy teníamos una historia preciosa para todos. Un abrazo grande

      Eliminar
  17. Ese amor que cuenta Arminio sí que es un regalo. Por lo que es, por lo que fue
    Feliz día. Y mañana también...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, y mañana tambien, todos los días merecen de nuestro aporte en beneficio del amor. llegar a viejito con tanto amor es muy bonito. Abrazos

      Eliminar
  18. Ester,la historia de Arminio es muy tierna y seguro que todos conocemos casos parecidos.
    La que voy a escribir, siempre me ha gustado mucho y me ha ayudado, pues también refleja claramente el amor verdadero.
    Era un matrimonio pobre. Ella hilaba a la puerta de su choza, pensando en su marido. Todo el que pasaba se quedaba prendado de la belleza de su cabello, negro, largo, como hebras brillantes salidas de su rueca. Él iba cada día al mercado a vender algunas frutas. A la sombra de un árbol se sentaba a esperar, sujetando entre los dientes una pipa vacía. No llegaba el dinero para comprar un pellizco de tabaco.
    Se acercaba el día del aniversario de la boda y ella no cesaba de preguntarse qué podía regalar a su marido. Y además ¿con que dinero?
    Una idea cruzó su mente. Sintió un escalofrío al pensarlo, pero al decidirse todo su cuerpo se estremeció de gozo: vendería su pelo para comprarle tabaco
    Ya imaginaba a su hombre en la plaza, sentado ante sus frutas, dando largas bocanadas a su pipa: aromas de incienso y de jazmín darían al dueño del puestecillo la solemnidad y prestigio de un verdadero comerciante.
    Sólo obtuvo por su pelo unas monedas, pero eligió con cuidado el más fino estuche de tabaco. El perfume de las hojas arrugadas compensaba largamente el sacrificio de su pelo.
    Al llegar la tarde regresó el marido. Venía cantando por el camino. Traía en su mano un pequeño envoltorio: eran unos peines para su mujer, que acababa de comprar, tras vender la pipa.
    Un beso




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen es una leyenda preciosa, en la boda de mi hija el cura ya nos la contó, como ejemplo de amor, no la había vuelto a escuchar, me ha hecho ilusión. Espero que tengan oportunidad de leerte, los que faltan por venir. Un abrazo Carmen

      Eliminar
    2. Preciosidad de historia. Se demuestra que cada uno quiere lo mejor para el otro. Gracias Carmen

      Eliminar
  19. La historia de Arminio se hace tiempo, y hay muchas veces sale a la luz en mi conversaciones, porque me llego muy profundo cuando lo lei, eso es amor, y el alzheimer a mi me encoge el corazon, veras te voy a contar algo que me paso
    Estuve diez dias en una residencia por un problema, pero era como mi casa, y como soy muy comunicativa, vi a una residente, sentada en un sillon y me parecio verla triste y pregunte
    ¿Que le pasa?
    Estoy triste, no me hacen caso las enfermermeras, y tenian que estar aqradecidas, porque fui mi marido quien la metio a trabajar
    ¿Donde esta su marido?
    enfermo en la habitacion, no me lo dejan ver
    No se preocupe, yo dare parte de esto al director que es amigo mio y bla bla....
    Me dijo que que tenia que hacer un regalo
    No se preocupe eso no es necesario, solo queria ayudarla
    Nonono la regalo una casa, que yo tengo mas
    Me llamo una cuidadora y me pregunto ¿que hicite para que hablara contigo?
    Nada, pertarle atencion
    Tiene alzheimer
    lo vi, pero si fuera tu madre ¿que harias?
    No se entera, su marido no lo ve porque esta muerto, no en la habitacion
    Lo siento me supera verlos aislados
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy es día de historias preciosas y es que el amor siempre ponderado cuando se da en los viejitos toma un carácter entrañable y emotivo. Muchas gracias por contar una historia real, Abrazos

      Eliminar
  20. Me encantó tu viñeta!

    Abrazucos 🌸

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy en la mayoría de blogs se habla de san Valentín , esa es mi aportación al día del amor, y es que los mayores siempre nos pueden enseñar incluso en el amor. Abrazos

      Eliminar
  21. pues claro que si, todos los dias a quererse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos, incluso aquellos en los que nos duele la cabeza. Abrazos

      Eliminar
  22. Pues empezó la cosa con ternura y sonrisas (no había caído en los nueve meses de distancia entre ambas celebraciones) y ha acabado con lagrimones tiernos pero lagrimones, quizás es porque todos aspiramos a un amor tan hermoso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos ilusionarnos en lograrlo, llegar juntos es un regalo que nos hacemos el uno al otro. Si nueve meses, es curioso. Un abrazote

      Eliminar
  23. Respuestas
    1. El amor es un alimento que nos hace mejores personas. Vive el triunfo del amor. Abrazucos

      Eliminar
  24. La historia, la hermosa historia ya la conocía, pero me ha encantado volver a leerla. Felicitaciones a Arminio.
    Me llama la atención mucho más el amor y el respeto entre los ancianos, entre los que llevan años juntos mirando en una misma dirección.
    A estas horas se puede llorar sin que nadie te vea.
    Un abrazo Ester con todo el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia antigua como el mismo amor, pero releerla sienta bien, por años y vicisitudes que pasen el amor eterno existe. Carmen Estany tambien nos dejó una historia muy bella, una leyenda que el sacerdote que ofició la contó el día de la boda de mi hija. Llorar a cualquier hora cunado es de emoción libera. Abrazos contentos las buenas noticias duran tiempo.

      Eliminar
  25. Encontré el comentario y leí al historia. Ese es el verdadero amor, aquel que trasciende más allá de de todo sin importar lo que sea, el que se lleva en el alma.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bonita historia, Arminio viene poco pero siempre deja algún regalo (su blog tiene un enlace permanente en este, en el lateral "Galatea") Bendito el amor que se mantiene por años. Un abrazo

      Eliminar
  26. Arminio ha demostrado tener una gran sensibilidad, me ha emocionado su comentario.
    Envejecer juntos, aceptarnos tal cual somos, es el mejor regalo de amor que se puede ofrecer en un día como hoy y en todos los días del año.
    Cariños para compartir.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los días, porque al amor no se le puede dar de comer solo una vez al año, se tiene que cuidar y regar con ilusión sin que falte el respeto y compartir risas y lagrimas. Abrazucos preciosa

      Eliminar
  27. Una bonita imagen.
    Conocía la historio de Arminio pero en cualquier caso me ha gustado releerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la conocíamos casi todos, como la que contó Carmen, son historias que permanecen pero que está bien leerlas y recordar que puede suceder. Un abrazo grande

      Eliminar
  28. No nos hace falta un día para amarnos ¿o sí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, con un día no hacemos nada, no da tiempo a decírnoslo todo, un día para celebrar que nos queremos eso si. Abrazo

      Eliminar
  29. Hola Ester. Gracias por compartirlo. Es muy bonito. Las lágrimas han acudido a mis ojos. Realmente es el verdadero amor. Ella no le reconoce, pero él aun sabe quien es ella. Una gran lección de vida y amor.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas lecciones de vida, de amor por siempre son tiernas y emocionan. El Alzheimer necesita mucho amor, para convivirlo. Un abrazuco

      Eliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  31. Preciosa historia Ester. La vivimos con Mi Padre 11 largos años en casa. Él estaba siempre metido en ese extraño mundo. Pero sí reconocía algunas veces nuestras voces, y eso nos hacía sentir bien.
    Hay que cuidar el amor todos los días
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es muy agradecido, a poquito que aportes se mantiene vivo, en el caso de las parejas en que uno de los dos tiene Alzheimer el aporte de cariño y paciencia debe ser mayor, pero cuando se quiere se quiere en todas las situaciones. Abrazos

      Eliminar
  32. El Alzheimer me parece la enfermedad más terrible... no se que haría sin mis recuerdos... pero es cierto que somos más que nuestra mente y por suerte, nuestra esencia no se marcha a ninguna parte. Seguimos estando ahí, dentro de ese vacío.

    El mejor regalo del mundo es poder celebrar San Valentines desde hace años, con el amor de mi vida, mi compañero de vida... creo que la vida de alguna manera me ha compensado la falta de amor y cariño, que me tocó vivir de parte de algunas personas en mi infancia.

    Soy de esas personas que lo celebran todo, me parece divertido e importante conservar las tradiciones, sobre todo si son tan bonitas... espero que tuvieras un precioso día del amor y la amistad, Ester preciosa ♡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre sufre Alzheimer, hay muchas historias, cuentos y leyendas, simpáticas, románticas, incluso alegres, pero la realidad es otra, no hay nada de bonito en una enfermedad tan cruel.
      Mi padre nos enseñó a celebrarlo todo, y cuando hacia tiempo que no teníamos nada que celebrar se inventaba un fiesta, me gusta que la gente sea feliz, que las risas resuenen en mi casa, que el optimismo se haga el dueño de mi vida. Te abrazo contenta

      Eliminar
  33. Yo me quedo boba de fascinación cuando veo parejas que han estado toda su vida juntos y queriéndose y reconquistándose a cada rato.
    Besos.
    *No me extrañes estos días, pronto regreso como de costumbre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me emocionan, parejas achacosas apoyándose uno en el otro, seguro que han discutido muchas veces, tantas como se reconciliarón. Yo también he estado ausente, lo mío ha sido diversión, espero que lo tuyo también. Un abrazo

      Eliminar
  34. siempre admiro esas parejas de niños.-viejitos,
    esa mirada dice tanto......
    y sonrío
    y añoro
    y sueño

    Un abrazo ,encanto de mujer !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. enternecen, y provocan envidia, siempre pienso que sería bonito que no tuvieran que despedirse uno del otro. Abrazos con ternura

      Eliminar