La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

20 de octubre de 2016

Sin título…

Me disponía a leer un rato sentada en la terraza, quise acompañar la lectura con el silencio de ese momento y una taza de café. Sonó el timbre y me molestó, sin saber quién podía ser sabía que era inoportuno, tentada de no abrir la puerta, de hacerme la sorda me dirigí a la cocina, no volvió a sonar el timbre, pero si unos leves golpecillos con los nudillos sonaron en la madera de la puerta, me detuve a esperar y volvió el silencio, retomé el camino hacia la cocina a recoger mi taza de ¿café?…

61 comentarios:

  1. Te fastidiaron el momento, seguro que te supo el café amargo. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando llegué a la cocina el café ya no era como tenia que ser. Un abrazo

      Eliminar
  2. Hay un dicho: "Si estás bien, alguien vendrá a fastidiarte". Pero es un poco arriesgado, porque si desconoces quien pudiera ser, le vas a estar dando vueltas a la cabeza sin lograr el descanso pretendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedaron las dudas al ver lo que había pasado con mi café. Un abrazo

      Eliminar
  3. A mi me hubieran jorobado esa paz de terraza-libro-café-silencio. Después ya no es igual. A lo mejor es que soy muy tiquismiquis ;)
    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un libro y un poco de silencio merecen nuestra atención sin incordio. Sobre todo cuando no es fácil conseguir ese tiempo libre. Abrazos

      Eliminar
  4. Suele pasar cuando buscas ese instante de sosiego, donde quieres sentirte contigo misma sale algo que lo estropea.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es no abrir la puerta, dejaron de llamar, lo malo es el café que ya no era igual. Un abrazo

      Eliminar
  5. - Jubi, seguro que era la vecina que venía a pedir un par de huevos, ya que había empezado a hacer unos bollos y no tenía.
    ¿Y si era el cartero que traía una carta certificada con la notificación de una herencia?
    - Jubi, podía ser una multa del Ayuntamiento.
    También podía ser ese vecino que le habías dejado un destornillador y te lo venía a devolver.
    - Jubi, en todo caso el café al fregadero ya que no es bueno recalentarlo y se había quedado como el hielo.
    ¡¡Huy que intriga!!
    Abrazucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus suposiciones son plausibles y lógicas pero a mi me intrigó encontrar una tormenta en la taza del café ¿Quien llamó?
      Abrazucos

      Eliminar
  6. Cuando uno se centra en la lectura, se le va el santo al cielo.
    Un día, y esto que quede entre nosotras, he metido una patata para asarla en el microondas y, cuando me di cuenta, estaba ardiendo dentro ¡menos mal que no llegó el humo a la vecina del tercero!
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has sacado una sonrisa, de despistes puedo dar un cursillo, unas veces por la intriga del libro, o por el teléfono o las prisas, algún día a lo mejor cuento alguno. Un abrazo

      Eliminar
  7. Pues si, es que hay gente inoportuna, cuando te das ese tiempo de silencio y relax y te dispones a disfrutar de esos momentos de soledad, siempre o casi siempre, alguien lo estropea. Un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso queda la duda de saber porque había una tormenta en una taza de café. Saltos y brincos

      Eliminar
  8. y si te pasa cuando estás en el cuarto de baño, ya ni te cuento. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es meterse en el baño con música, así nunca te enteras si llaman a la puerta o suena el teléfono. Abrazucos

      Eliminar
  9. Mmmmm... ¡la imaginación al poder! qué sería de nosotros si ella ;)
    Precioso! ale... ahora desnúdate y zambúllete en tu taza jajaja


    MuaaaaksS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que tu lo has entendido, nadie llama una vez solamente, nadie, pero algo le pasó al café.
      Cada día soy más rara y estoy más contenta. Saltibrincos

      Eliminar
    2. jaja vaya pues ¡qué suerte tienes! jajaja

      saltibrincos de los tuyos .. serán una duendecilla ;)

      Eliminar
    3. Gracias por volver, todos tenemos suerte el sol sale para todos. Saltos y brincos

      Eliminar
  10. Eso es meterse bien dentro en la lectura... vivir aventuras!

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, y la pista es la marejada en la taza. Me gusta cuando alguien entiende mi criptecismo. Te has ganado un super abrazo

      Eliminar
  11. Eso que cuentas lo he practico cientos y cientos de veces.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya no me siento tan rara. Abrazos dos o tres

      Eliminar
  12. yo no podría, y si es una emergencia?
    noticia de un familiar?
    o que vino la TV y me gane un auto?
    yo no podría...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has recordado a una compañera de trabajo que el día del sorteo de la lotería de Navidad llegaba muy arreglada por si nos tocaba el gordo y venían los de la tele. Un abrazote

      Eliminar
  13. No quieras controlarlo todo porque nada te saldra bien
    Clo el libro, el silencimo, ese ratito tuyo y para ti, no lo pudiste tener porque supuestamente alguien viene a romper el momento, para colmo olvidas lo que te importaba por control
    soluccion, quien vino se fué no aprovechechaste ese ratito magico, te quemanaste con el cafe y mas aún limpiar lo manchado

    RETOMANDO PREGUNTA RESPUESTA, Y FALTA DE COMPRENDER, RESPONDO: NO ESTAS ESPESA, YO TAN LISTA COMO TU, PORQUE YA LO VI, y creo que lo que yo quiero, no puede ser y ademas es imposible, no obtante vere si lo que hice, es lo que quiero
    Vale, no soy facil, lo acepto, pero yo soy yo
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo que has hecho sale como quieres cuéntamelo, y puestos a contar te cuento que a mi me gusta como eres. Un abrazo

      Eliminar
  14. ¡Pero qué me estás contando! jajajajaja no me digas que te hiciste la sueca...Yo a veces también lo hago jajajajaja
    Besos, muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no pasa nada, te sientes feliz de no haber corrido a obedecer a un timbre inoportuno. Saltos y brincos

      Eliminar
  15. Ese mar revuelto que te esperaba en la taza era la imagen de tu espíritu, perturbado por una interrrupción no deseada en un momento que designaste para la lectura y un buen café caliente.
    Un abrazo consolador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca pensé que "Los cuentos macabros" de Poe tuvieran tanto poder de sugestión, me inventé el sonido del timbre, soñé que estaba sola pero alguien perturbó mi silencio sin hacer ruido. Gracias por ese abrazo cuando me tome un café lo usaré. Saltos y brincos

      Eliminar
  16. Es cierto que muchas veces el teléfono suena en los momentos más inoportunos, todos hemos hecho eso alguna vez, no cogerle y sobre todo si estamos bebiendo las vitaminas de la vida, en relax y con una taza de café.

    Pero creo que has hecho mal, era un notario que te iba a decir, que tu tío el de América te había dejado su maravillosa herencia y un hotelito en Florida...solo para ti. jajajaja.¡has perdido la herencia!

    Ester te he escrito un correo ya sé lo que la pasa a nuestra amiga.
    Un abrazo desde un lugar del corazón.
    Ángeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he leído y respondido, te he dado las gracias pero aqui te las repito. Cada día estoy mas contenta de haberte conocido. Abrazos contentos (No era el notario)

      Eliminar
  17. ¿Y no sentiste curiosidad? yo es que soy muy curiosa, Ester.
    Por cierto, ¿quién era? ;-)
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás puede que fuera un espíritu, yo andaba leyendo relatos macabros de Edgar Allan Poe y posiblemente soñé los ruidos pero está claro que alguien hizo algo en mi café.
      Curiosa mi amiga Piluca que fue a confesarse y le pregunto al cura: ¿Quien murió antes la Virgen o san José?
      El cura le respondió que fue san José
      A lo que ella siguió preguntando ¿Y que hizo Maria con la carpintería, la vendió o la traspasó? Saltos y brincos

      Eliminar
  18. A mi me pasa igual, cuando cojo un libro que me gusta, me atrapa y no lo puedo soltar o no me suelta él, jeje.
    Un placer leerte Ester.
    Un beso y abrazo, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros o atrapan o no hay quien los termine, mejor que sean de los que te retiran de la sociedad mientras los lees. Abrazos y cariño

      Eliminar
  19. Que bueno. Y tú café se hizo mar y sus olas se salieron de la taza. Veo que estabas muy ensimismada en la lectura. Diría enganchadisima.
    A mí me gusta mirar pero nunca abro a nadie.
    Abrazosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aconsejan no abrir nunca y tener la puerta cerrada con llave, el otro dia me contaron una historia estremecedora. Abrazos dos o tres

      Eliminar
  20. Cuando estás en la buena compañía de un libro y el extra de una taza de café, mejor quedarse en OFF.

    Besitos guapa y feliz noche!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros son seres vivos tiene poder de convicción, y merecen de nuestra atención cuando nos metemos entre sus páginas. Buenas noches y dulces sueños

      Eliminar
  21. ¿De modo que estabas en casa? Bueno, pues te has quedado sin conocer la verdadera identidad y el auténtico rostro de tu sobrino favorito.
    Saltibrincos, tita Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho reír, todavía me río, eres ademas de mi sobrino favorito un fuera de serie. Gracias y mis mejores saltibrincos

      Eliminar
  22. El café frío no es café
    Besos, Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suelo discutir, solo es una puntualización, en la taza no había café. Gracias por tu visita es un honor verte aquí. Abrazucos

      Eliminar
  23. Más de una vez he hecho lo que tú y me alegro porque no era mi sobrino.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, mi sobrino es muy ocurrente, ademas de que escribe raro, quiero decir bien. Buenas noches

      Eliminar
  24. Cuando se está con un libro, muy poco más importa...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen un gran poder, cuando era joven y en casa había ruidos (tele, niñas preguntando y un marido diciendo yo te quiero mas que ese libro y no me haces caso) era capaz de leer enterándome de lo que leía, me metía entra las paginas y me abstraía, ahora con toda la calma del mundo sigo abstrayendome aunque no se de que. Saltos y brincos

      Eliminar
  25. Ay ESter!!!!! No me abristeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

    Y por eso se te hizo una tormenta con el café!!!! :P

    jaja

    Abrazucos =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelveeeeee, dejo la puerta abierta y así entras sin llamar, porque ya ves que tampoco sirve cerrar las puertas los espíritus entran igual. Abrazucos

      Eliminar
  26. Y ya ni cómo recuperar ese café. Jaja. Qué imagen, espectacular.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar aunque este encerrado siempre es un espectáculo. Abrazos de fin de semana

      Eliminar
  27. No es café, es agua de mar, creo. Anoche no pude entrar, tuve un mal día y me quedé dormida.
    Si hubieran llamado a la puerta me habría despertado y de abrir nada.
    Llueve...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu tienes un mal día y yo escribo una historieta de intriga, podría haber escrito sobre humor. Espero que ya estés bien y descansa un poco, hoy es día de libro, sofá y manta. Abrazos

      Eliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Hay veces que aparecen incordios en los momentos más inoportunos.
    Besos.

    Te "robo" la imagen de la autoestima :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se pide permiso o se da el aviso ya no es un robo, pero ademas estas en tu casa y puedes coger lo que quieras, y tambien mi abrazo

      Eliminar
  30. ¿Preguntas si era o no café por estar ya frío de tanto esperar a que esa persona se fuese?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente nadie llamó, pero algo sucedió cuando en lugar de café se encontró con una tempestad desbordándose. Abrazos

      Eliminar