La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

15 de septiembre de 2015

Contando 53 semanas…


Se pueden ampliar
Seguimos con Sindel. Semana 38 de 53 LIBÉLULA
 Fue una tarde de agosto y entramos a tomar un chocolate caliente, cosas del Pirineo que el frío llega cuando quiere, y en el suelo estaba la libélula, preciosa, medía mas de una cuarta y permanecía pegada al cristal, lo malo de la libertad no es no tenerla, sino tenerla enfrente y no poder alcanzarla, eso le pasaba a la libélula, los reflejos de las luces y el brillo del cristal la habían hipnotizado, ella veía a través del cristal su libertad pero era inaccesible. Costó un poco, no obedecía, no se fiaba pero llegó un niño que puso un trocito de caramelo en su mano y ella se subió arriba y así la sacó de la cafetería. Solamente le hice fotos cuando la vi y ya veis lo malas que son después me quede, nos quedamos absortos y ya no hice fotos. 
Eres bella y grácil
efímera y gentil
esbelta y sutil
eres libélula,  querida en Japón
odiada en otra nación
y envidiada desde la creación,
son estas,  leyendas de tu condición.
Pediste alas con ilusión
el Creador te las concedió
alas de seda,
porte de ninfa
y vuelo sin detención.
+++
Con este regalo que nos hace Sindel os recompenso de mi pobre aporte.

54 comentarios:

  1. Me ha encantado, has hecho una narración perfecta. A mi personalmente me gustan mucho las libélulas, las considero como hadas. Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las libélulas y las mariposas me gustan por igual, la narración es cierta y la libélula era la mas grande que he visto nunca. Abrazucos

      Eliminar
  2. Bonitas fotos, me ha gustado tu narración, no he sido capaz de fotografiar una libélula en el Pirineo y eso que en ocasiones he visto alguna, aunque este año que las he buscado no las he visto, seguro que era por llevar la cámara preparada, trataré de hacerla de memoria y sin cámara para no asustarla ¿Lo conseguiré?
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fotos salieron con reflejos y brillos, las lamparas del techo se veían en el suelo, pero no preparé bien el móvil por miedo a que se fuera, sin embargo hubo que ayudarla, Y si era en el Pirineo en el alto Pirineo pero fue en 2013. Seguro que tu eres capaz de captar una preciosa y guardarla en tu memoria. Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué poco imagina esa libélula lo admirada y querida que está siendo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta semana irá de blog en blog, es la protagonista. Saltibrincos

      Eliminar
  4. Te ha quedado precioso, foto relato y poesía, ha salido con magia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las libélulas son hadas, de ellas hay mas leyendas que de cualquier otro insecto. Abrazos querida cuentacuentos

      Eliminar
  5. Aunque su nombre sea libélula, aquí le llamaos "parotet", el que menos le pega es ese de "caballito del diablo", que le oído llamar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que así como en Japón se la quiere y casi venera, en Mexico es un diablo , no se si será por eso. Abrazos

      Eliminar
  6. Tu aporte es tuyo , es genial, tiene fuerza, lleno de la bella sutileza que tienen todas tus cosas
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, por no extenderme puse una leyenda en cada verso, y el relato es cierto, ocurrió como lo he contado. Me gustan las libélulas. Saltos y brincos alegres

      Eliminar
  7. Tiene que estar orgullosa la libelula de este texto que le has dedicado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo os he contado lo que pasó, nadie confiaba en que el niño pudiera sacarla de la cafetería pero lo logró, los versos son apunte cada uno de alguna de las leyendas que existen sobre las libélulas, Y la poesía de Sindel enmarcada de regalo. Un abrazo

      Eliminar
  8. Una poesía llena de luz, besos.

    A mi me gustan las libélulas, siempre tan libres, en su hermoso vuelo.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus deseos, a mi tambien me gustan sus alas son encaje de seda y su volar siempre va mas allá. Un abrazo

      Eliminar
  9. Tu aporte es bellísimo !
    Un gozo leerte. APLAUSOS !
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, me sonroja tu aplauso, pero me hace ilusión. Abrazos contentos

      Eliminar
  10. Tu como siempre la reina de la fiesta. Esta vez con una invitada escepcional: LA LIBÉLULA.
    Saludos entrañables, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, se que es amabilidad y te lo agradezco. La libélula esta semana va de casa en casa como invitada de excepción. ¿Engordará?
      Abrazos agradecidos

      Eliminar
  11. Qué tierno relato y qué modo tan lindo de contarlo, Ester. Y además ¡la hiciste famosa!
    Es un insecto que me gusta y me recuerda el huerto-jardín de la casa de mi infancia, que en verano se llenaba de libélulas y mariposas.
    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El relato es cierto, así ocurrió, lastima que no hice fotos a la libélula en la mano del niño, no nos atrevíamos a movernos. Es muy bonita alas y cuerpo irisadas, en algunos lugares es muy querida y en todos preciosa. Un abrazo grande y redondo

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Bueno esta semana vas a ver muchas en fotografía. Saltibrincos

      Eliminar
  13. Un bello relato con final feliz!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y parecía imposible, era muy grande quizá ya era viejita y por eso no se asusto. Fue en 2013 y y lo recuerdo perfectamente. Un abrazo

      Eliminar
  14. Ester, creo que tuviste mucha suerte de fotografiarla y ser testigo de su rescate por ese niño...Las libélulas traen suerte, los samurais la tienen como símbolo de triunfo. Hermoso post, todo un homenaje a esa linda y misteriosa criatura. Mi felicitación y mi abrazo de luz.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me acerqué mucho por miedo a que se fuera y por eso las fotos no son muy buenas, pero me encantó ver una tan grande, son muy bonitas, ingrávidas y ágiles, hay lugares donde creen que traen mala suerte, pobrecillas. Abrazos saltarines

      Eliminar
  15. Hermosas sus alas de cristal.... Bonito homenaje le has hecho!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así parecen de cristal, largas y finas y su cuerpo brillante, junto con las mariposas son los insectos que mas me gustan creo que los únicos. Saltos y brincos

      Eliminar
  16. Bello texto, las libélulas son hermosas y tienen esas alitas transparentes. A mi gata le encantan pero no las atrapa.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son decididas y tercas, nunca cejan en su empeño, lo he leído. Tu gato no las atrapa pero se divierte y juega. Abrazos

      Eliminar
  17. Muy bella tu aportación y es que ellas dejan una aura de magia en el ambiente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso dicen que son hadas, y en algunos lugares, que traen suerte. a mi me gusta su cuerpo irisado y sus alas esbeltas. Abrazucos

      Eliminar
  18. Tu aporte no tiene nada de pobre, todo lo contrario. Este verano, tambien vi varias libelulas. Son hermosas y tienen algo de magia como dice ILesin.
    Mil besos Ester
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isa, cuando leí que Sindel nos daba esta palabra recordé mi fotografía y decidí contaros la historia, me parece muy curiosa. Si has visto varias dicen que tendrás suerte, ojala. Un saltibrinco contento.

      Eliminar
  19. Suerte de verla tan cerca y poder fotografiarla. Tus palabras la definen magistralmente, y gracias por contarnos la historia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte, su afán era traspasar el cristal, definirla es sencillo, lo demás son apuntes de cuatro o cinco leyendas de las muchas que hay sobre ellas. Muchas gracias y dos abrazos

      Eliminar
  20. Tuviste un gran privilegio con esa libélula para admirarla en todo su despliegue de libertad y belleza. Un post perfecto.
    Abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fue la primera, y la última, vez que veía una libélula en el interior, no se como entró pero ver como la sacaron fue muy bonito, es como cuando rescatan a una animal preso por accidente. Muchas gracias preciosa, dos abrazos

      Eliminar
  21. Ester tu aporte está lejos de ser pobre! Me encantó esa historia y sobre todo que al final la pobrecilla pudiera recuperar su libertad. El texto es magnífico, tal vez no te des cuenta, pero está relatado por partes con un toque de poesía.
    El poema me encantó! Y las fotos acompañan muy bien.
    Gracias por darnos siempre algo distinto, por dejar que llegue a tu espacio y siempre me sorprenda.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego ver al niño y su paciencia fue sorprendente y lo mejor , que consiguió su objetivo. El pseudo poema son cada verso parte de una de las muchas leyendas que existen sobre las libélulas, una palabra preciosa que nos regalaste. Y poner enmarcado tu poema un deseo de compartir lo bello. Saltos y brincos

      Eliminar
  22. Es el insecto más elegante junto con la mariposa. De niña acompañaba a mi padre a pescar y era una delicia verlas sobrevolar el río al anochecer, tan esbeltas y llenas de colorido. ¿Sabías que solo los machos son azules?
    Me ha gustado tu descripción, es verdad que tienen porte de ninfa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que las azules eran machos, y no voy a contar el chiste de saber diferenciar a la mosca macho de la hembra. Desde luego son delicadas y elegantes, no siempre queridas en todos los lados pero siempre señoriales. Abrazos con chispitas de otoño.

      Eliminar
  23. Sabemos Valorar tus "Pobres" aportaciones.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, Manolo tienes la virtud de alegrarme con tus comentarios, un relato real, que no he tenido que inventar, cuatro versos sencillos y dos fotografías de pésima calidad y consigo que llegues tu y e parezca mejor de lo que es. Abrazos alegres y divertidos

      Eliminar
  24. Qué precioso lo que has escrito, que manera de entender su mirada frente al espejo...

    Bellísimo, me ha gustado muchísimo.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, con seguidoras como tu no necesito escusas para sonreír. Saltibrincos

      Eliminar
  25. Ester, has escrito una deliciosa historia real y has tenido la genialidad de darle un interesante simbolismo. Te muestras observadora,con mirada poética que trasciende la realidad. ¡¡Mi enhorabuena!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! Muchas gracias, eres un cielo. Abrazos contentos

      Eliminar
  26. Precioso y poético relato, querida Ester, sobre la oportuna libélula, me encantan. Besos. María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, fue una sorpresa descubrirla dentro de un local lleno de gente, Cuando Sindel nos propuso la palabra recordé que tenia esas fotografías. Un abrazo

      Eliminar
  27. Qué bonito y qué gesto más maravilloso...cuanto debemos aprender de los niños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos enseñan mucho, lo málo es que luego los educamos a nuestra imagen y semejanza. Saltibrincos

      Eliminar