La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

3 de agosto de 2015

Reterminándolo…

“Aidez-moi, je vous en supplie! ¡Ayudadme, os lo suplico!” Sí, una réplica de lo que ya había visto, concluyó. Después empuñó la Nikon, enfocó a un par de italianos que apartaban una viga arrancada, y se dispuso a tomar la primera fotografía. Pero no la tomó porque lo distrajo un bersagliere que había dejado la pala y miraba petrificado un objeto en el suelo. Era un bersagliere muy joven, se veía pese a la mascarilla que le ocultaba la mitad del rostro, y de su inmovilidad emanaba un espanto tan doloroso que sentías la necesidad de ir a ver qué objeto estaba mirando. Se le acercó, lo observó. Miraba un retrete del que salía un jirón de tela celeste con florecillas rosas. No, miraba algo que sobresalía con el jirón de tela celeste con florecillas rosas. Observó lo que era y exhaló un gemido ronco.
Inshallah (lo que Dios quiera) de Oriana Fallaci.



24 comentarios:

  1. A ver, tengo que volver a leerlo con más tranquilidad ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me está volviendo a gustar, casi lo estoy terminando, el verano tiene noches muy largas. Abrazos

      Eliminar
  2. Lo siento, no se de qué libro habláis, pero tiene intriga por lo que se ve. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de hace años, pero en verano releo y este me apetecía. Si te interesa en Google seguro que tienes información. Saltibrincos

      Eliminar
  3. Bello fragmento Ester.
    ¡Feliz semana!
    Besotes mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pertenece s um gran libro. Abrazos y cariños

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. El verano es estupendo, no hay prisas y las noches son largas. Saltibrincos

      Eliminar
  5. Soy muy torpe y no llego a saber que libro es el que comentas y es que no me gustan las guerras, ni menos las del Líbano.
    "De noche los perros vagabundos invadían la ciudad. Centenares y centenares de perros que aprovechando el miedo ajeno se desparramaban por las calles desiertas, las plazas vacías, los callejones deshabitados sin que se supiera su proveniencia porque de día no se dejaban ver."
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este lo estoy terminando, tengo preparados alguno más y de todos os facilito el título y su autor. Yo sería incapaz de reconocer fragmentos sin más. Un abrazo

      Eliminar
  6. Tu misma das el título, pero guerras y dolor no me atraen para lectura veraniega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó la primera vez y como hace mucho he decidido volver, y en verano tengo más tiempo. Pero no estoy lo recomendando. Saltibrincos

      Eliminar
  7. ¡Sí, es de los que valen para releerlo!!
    Besanises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gran libro, gordo pero merece la pena. Abrazos

      Eliminar
  8. Terrible fragmento. No lo he leído pero he oido hablar mucho de él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leí hace años y este verano al elegir los que iba a leer fue el primero de la lista. La segunda verme ha gustado más
      Pero no estoy recomendando nada, simplemente os cuento lo que leo
      Abrazos

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Ni casi nadie, pero están ahí. Um abrazuco

      Eliminar
  10. Mucha pasión en esas letras, besos, Y feliz semana Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz semana para ti también, si no te dejo comentario cuando voy a tu blog rs porque voy a la carrera. Saltibrincos

      Eliminar
  11. Qué fragmento has elegido !!! cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los hay más duros. Este mismo si continuamos, las guerras siempre son desgracias. Abrazos

      Eliminar
  12. "De noche los perros vagabundos invaden la ciudad.........."

    Ester, que son mas de 600 páginas.
    Bueno, yo he leído el Quijote 4 o 5 veces.

    manolo

    (Lo he mirado en Google)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es de esos libros llamados tochos por el tamaño, pero me gusta mucho la autora y no me defraudó, este verano en lugar de La Iliada he optado por contemporáneos. Abrazo desde mi verano

      Eliminar