La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

19 de agosto de 2015

Cuento de pan y pimiento…

Tía Enriqueta: Oye, ¿quieres que te cuente un cuento de pan y pimiento que nunca se acaba?
Tú (inocente aún, ¡Cachis!): Siiiiiii
Tía Enriqueta: No te he dicho que me digas ni que sí ni que no, te he dicho que si quieres que te cuente el cuento de pan y pimiento que nunca se acaba.
Tú (perdiendo la infancia y creyéndote más listo que ella): Emmmm, NO!
Tía Enriqueta: No te he dicho que me digas ni que sí ni que no, te he dicho que si quieres que te cuente un cuento de pan y pimiento que nunca se acaba.
Tú (jodido): Ahhhhhgg, cuéntamelo!!!!!
Tía Enriqueta: No te he dicho que me digas que te lo cuente, te he dicho que...

Siete minutos después has envejecido siete años, no quieres oír mas cuentos, piensas que los adultos son lo que parecen y lo único que quieres es matar a tu Tía Enriqueta. 

17 comentarios:

  1. Algunos cuentos de mi abuela eran así ... qué paciencia !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paciencia creo que tienen mis nietas cuando invento cuentos. Abrazos

      Eliminar
    2. Paciencia creo que tienen mis nietas cuando invento cuentos. Abrazos

      Eliminar
  2. que bueno¡¡¡, le decía a mis padres cuando salían ¿donde váis?, - a cada del conde , - ¿que conde?, : el que se esconde,,,, y vuelta y vuelta . De igual manera se lo he hecho a mis hijos y nietos....
    Repetimos e inventamos, LO IMPORTANTE ES LA CURIOSIDAD¡¡

    Besos fuertess,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada cambia,mis hijas siguen usando al conde jeje.Un abrazo

      Eliminar
  3. Mi padre me lo decía comenzando con: "Quieres que te cuente el cuento de billita, billita, billon...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vale ese principio, me encantan los cuentos en familia. Un abrazo

      Eliminar
  4. Tía Enriqueta : Yo no te he dicho que me digas que no, lo que te he dicho es que si ¿quieres que te cuente un cuento de pan y pimiento que nunca se acaba y ya se acabó?
    Unjubilado : Cállate, déjame en paz.
    Tía Enriqueta : Yo no te he dicho que me digas: “Cállate, déjame en paz”, lo que te he dicho es que si ¿quieres que te cuente un cuento de pan y pimiento que nunca se acaba y ya se acabó?
    (Unjubilado le pone un dedo en la boca a Tía Enriqueta, para que se calle un momento)
    Unjubilado : Ella es Tía Enriqueta, es mi amiga y le gustan mucho los cuentos, y también le gusta hacer comidas.

    ¡¡Tía Enriqueta!!... digo Ester ¿cuando se come en esta casa?
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la mía s cualquier hora, la cocina mo se cierra
      Saltibrincos

      Eliminar
  5. Cuentos de la Nona, que divinos, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazos alegres y cantaron, hoy es un día genial. Saltibrincos

      Eliminar
  6. ja ja ja! las tías como las abuelas reciben la parte más linda del amor de los chicos, aunque a veces tengas ganas de matarlos ... a besos.
    Buenísimo ! fresco, alegre, de DIEZ.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, las menos jóvenes tenemos esa gracia que nos hace especiales
      Abrazucos preciosa

      Eliminar
  7. jaja.. si, se pierde la paciencia asi..
    saludos! :-)

    ResponderEliminar
  8. Se añoran esos cuentos de hace tantoooo....
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Anda que no me han contado a mí este cuento....

    ResponderEliminar
  10. Anda que no me han contado a mí este cuento....

    ResponderEliminar