La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

5 de junio de 2015

Historias…

Ella ya era mayor y estaba sentada en una tumbona descansando, cuando miró al suelo y vio una cuerda que alcanzó sin levantarse, la cuerda se movió porque era una culebra y asustada grito por ello el perro de la familia se tiró a ella y asustado le mordió en una oreja, el peso de ella y el del perro hizo que la tela de la hamaca se rompiera y dieron los dos en el suelo. Ante tal cúmulo de desgracias ella con su buen humor apaciguó a su hijo que asustado quería matar al perro (finalmente y a escondidas de la anciana hubo que sacrificarlo) de la serpiente nunca mas se supo y la hamaca se sustituyó por una de resina. 
¡Vaya susto!

50 comentarios:

  1. ¡ Vaya Relato ! . digno de Alfred Hitchcock

    No es para leerlo estando solo.

    ¿ Es verídico ?

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas que te asusté. Si es verídico, estábamos en el campo, en la casita de verano y la protagonista mi abuela, la mejor abuela del mundo. Un abrazote

      Eliminar
  2. Te voy a extractar un hecho totalmente real que escribí en un comentario.
    Recuerdo el caso de una persona mayor en Bailo (Huesca) que por culpa de un perro pequeño con muchas ganas de jugar, asustó a la yunta y se cayó de un trillo de cuchillas atrapándole el brazo de tal manera que se lo tuvieron que amputar. El hijo lo primero que se le ocurrió fue matar al perro, pero el abuelo dijo que no, que sus nietos eran los que tenían la culpa, -en la actualidad los nietos tienen un taller de coches en Sabiñánigo y no hace mucho estuve con ellos recordando cosas de la infancia-, ya que les había dicho que trillando ataran al perro pero no le hicieron caso. No recuerdo el castigo a los nietos, pero al perro no lo mataron.
    Ignoro si tu historia es real, pero como verás en muchos caso la realidad supera a la ficción.
    Feliz fin de semana, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es real, ocurrió siendo yo pequeña y estaba presente. Al perro lo sacrificaron, parece que el veterinario dijo que se había vuelto loco o algo parecido, eso nos contó mi tío. Son osas que ocurren en el campo. Abrazos

      Eliminar
  3. El perro pagó el pato, un susto que le salió caro al pobre can.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El veterinario dijo que era viejo y que tenía algo en la cabeza y se estaba volviendo peligroso, supongo que era cierto, yo era pequeña. Abrazos

      Eliminar
  4. Menuda historia yo creo que del susto de ver a la culebra ya me muero les tengo pánico!!, pero alguien tenia que pagar el pato y en este caso fue el perro por viejo y tal vez enfermo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo la vio, la cogió con la mano y si el perro parece que estaba enfermo, cosas de la edad. Saltos y brincos

      Eliminar
  5. Un perro y una oreja los perjudicados, maldita culebra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las culebras a mi tambien me dan repelús, creo que de los bichos no me gusta ninguno. Abrazos

      Eliminar
  6. Un revuelo y un vuelco de infarto !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El susto fue tremendo para todos, mis primos y yo luego nos reíamos pero de momento nos quitamos de en medio. Saltibrincos

      Eliminar
  7. joer, y por lo que veo eso ya sido de verdad, que fuerte, hay que ponerse las gafas.. que miedo la serpiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene el campo, pero ahora ya está tan civilizado que solo quedan hormigas y arañitas. Un abrazuco

      Eliminar
  8. Seguro que eso sucedió el mágico día de San Juan ¡Culebra ..lagarto lagarto sea que no culebra!
    Besos y feliz fin de semana.
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no recuerdo si fue ese día, pero estoy de acuerdo en que el día de San Juan es mágico y la noche misteriosa. Un abrazo

      Eliminar
  9. Un buen susto a tu abuela con trágico final. Me siguen gustanto esas hamacas ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen su encanto, y de madera quedan pocas. Mi pobre abuela se llevó un susto pero luego nos estuvimos riendo cada vez que lo recordábamos. Abrazos

      Eliminar
  10. Hay que mirar bien, porque menudo susto y mas con una culebra que pude ser venenosa…
    Un buen relato de terror y verídico.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me dan yuyu, y a mi abuela ni te cuento. Nunca mas la vimos, se escabulló. Un abrazo

      Eliminar
  11. Una serie de sucesos encadenados y desafortunados...
    Buen susto con la culebra!
    que tengas lindo finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que nos asustamos todos, luego no fue para tanto y aun después de tantos años cuando nos juntamos y lo recordamos nos reímos. También para ti un buen fin de semana

      Eliminar
  12. Todo lo que pasó por un confundir una cuerda con una culebra... que fue la única quesalió indemne.
    Un beso grande y buen fin de semana, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuela no tenia muy buena vista, y fue un cumulo de sucesos, afortunadamente una vez remendada su oreja todo terminó bien, Un abrazo largo para el fin de semana

      Eliminar
  13. En toda familia hay anecdotas graciosas y esta me encantó!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son el entretenimiento frente a la chimenea, los mayores se lo contamos a los pequeños y pasamos la tarde, Abrazos alegres

      Eliminar
  14. ¡Guauuu!! ¡qué susto ! menos mal que todo pasó.
    Mil besos.
    ¡Feliz fin de semana ! ten cuidado si te "tumbas" como dicen ustedes en una silleta.a tomar sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré cuidado, pero dime como dices tu para decir "tumbarse" Abrazo agradecido

      Eliminar
  15. Hola Ester. Menudo susto. Si me pasa a mí eso me da algo. Las culebras son los animales que más miedo y asco me dan.
    Muy buena la historia.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que gustan a muy poca gente, hay animales que mejor no verlos ni en los documentales. Unos abrazos

      Eliminar
  16. Vaya lío! yo una vez confundí un sapo con una piedra...; imáginate cómo acabó la historia...
    Me da penita el perro :( Ójala hubiera sido una cuerda de verdad.

    Un saludo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me imagino como acabó la historia, los sapos tampoco me gustan. Parece que el perro tenia algo en la cabeza y por eso atacó a mi abuela. Saltos y brincos

      Eliminar
  17. Hola Ester.
    Esos animalitos, es posible que no sean tan peligrosos como parecen, pero el susto siempre es grande.

    No te tengo en olvido, a veces paso leo rápido y salgo sin comentar por falta de tiempo.
    Hoy tengo unos minutos y disfruto de tus bellas letras y todo en conjunto.
    Un afectuoso saludo desde mi ausencia y un cariñoso abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco que me dedique tu poco tiempo libre, eres un encanto. Posiblemente no sean peligrosas pero a mi me dan un poco de todo y nada bueno, Un abrazo, bueno varios por si tardas en poder volver.

      Eliminar
  18. Un susto asi puede ocurrir cualquier cosa
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves un cumulo de cosas encadenadas. Hace mucho tiempo y se nos pasó el susto. Abrazos grandes

      Eliminar
  19. Pues sí, el susto debió ser tremendo. Si hubiera sido yo la persona que cogió la culebra... me hubiera dado un infarto... Si el perro era grande, el susto de terror.

    Lo bueno de estas cosas que después quedan como una anécdota para contar...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El perro era mediano, un chucho, sin marca de los que mi tío traía a casa, pero una vez pasado el susto tenemos una historia mas para contar. Buenas noches y felices sueños (si son para todos los públicos nos los cuentas en una entrada)

      Eliminar
  20. Uno de los muchos "sucedíos"que jalonan nuestras vidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que amenizan veladas y entretiene a los niños, hoy se lo he contado a mis nietas, aun no lo había hecho. Saltibrincos

      Eliminar
  21. Pobre perrito... a veces se vuelven un poco tarumbas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que eso fue lo que sucedió, nunca había hecho nada parecido, era un perro tranquilo acostumbrado a estar con niños. Abrazos

      Eliminar
  22. me gustan estos micro-relatos, como se puede contar tanto en tan reducido espacio de tiempo, sin previo aviso se da la acción sin intermediarios...
    y tu escrito cumple con la idea de los micro-relatos, que sean rápidos poco es decir que sean vertiginoso, y por que no hasta vértigo produce la lectura...
    me gusto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, He resumido una historia real, la protagonista fue mi abuela. Un abrazo

      Eliminar
  23. Tu cuento me ha recordado una historia vivida por mi hijo y una culebra, grrr no me gustan!!! besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco me gustan, me dan miedo y repelús. Menos mal que en las ciudades no hay. Saltibrincos

      Eliminar
  24. Todo lo que se arrastra no es agradable, a mi tampoco me gustan. En el campo todo se camufla así que no me extraña su confusión si encima no veía bien. Cualquier día me pasa lo mismo que a ella.
    A la lengua y a la serpiente hay que temerles.
    Buen fin de semana, yo tengo comida con mi promoción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruta de tus compis, yo tengo albañiles ¡Te lo cambio! Abrazos de buenas noches

      Eliminar
    2. Pero si llevo una semana con pintores y ahora toca suelos !!!!!! Te lo cambio yo a ti, no sabes cómo han dejado el piso, para hacerle de nuevo, además de vacío, destrozado.
      Hasta el lunes que toca descansar.

      Eliminar
    3. Calma y no te lleves mas disgustos, cuando esté toso en orden lo iras olvidando. Hasta el lunes pero dedica el fin de semana para ti. Abrazos

      Eliminar