La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

24 de febrero de 2015

Contando 53 semanas…

“Enseñando que es la paz” Pawel Kuczynski
Seguimos con Sindel. Semana 9 de 53, imagen:
No se hablar, solo balbuceo por eso tienes que interpretar  mis gestos, los soldados son feos, fríos y estáticos;  demasiado obedientes, la paz me gusta hay que alimentarla y darle cuerda es mas bonita se mueve aunque no puede ir muy lejos porque sus alas están pegadas pero mientras gira y da vueltas la tregua ofrece silencio. . .  y calma.
Fue en una tregua cuando un sordo que no escuchaba el silencio se encontró con ellos de frente y en un acto reflejo haciendo de soldado mató a mis papas. Por eso yo ahora solo juego a cuidar de la paz.


Hablar de la paz no siempre es entender lo que significa, si hasta los soldados de plástico matan a otros soldados de plástico.

66 comentarios:

  1. La paz es siempre equilibrio y estabilidad, por eso nunca es duradera, el hombre siempre es inestable .en algún momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una pena, porque ese hombre inestable no valora el daño que causa. Un abrazo

      Eliminar
  2. Una magnífica ilustración que define tu último párrafo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ilustración nos la proporciona Sindel y los demás la defendemos lo mejor que podemos. Abrazos

      Eliminar
  3. La paz, que bonita palabra y que poco se respeta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Si te presentas a algún partido TE VOTO¡¡¡,

    Besos belleza,


    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo hiciera mis asesores serían niños, es broma no lo de los niños, si lo de participar en política esa palabra también esta mancillada. Abrazucos preciosa y que tengas un buen día

      Eliminar
  5. Me has impactado querida Ester con la profundidad de tus palabras, no tengo palabras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para defender la paz sobran no solo las balas, también las palabras, ese niño la defiende. Un abrazo

      Eliminar
  6. Profundo, sencillo y maravilloso, así es la paz, esa que tanta falta hace, muy preciosa esa imagen que habla por si sola, ese diálogo, del alma inocente, lo dice todo alto y claro.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto nos dirían los niños si fuéramos capaces de escucharlos. Un abrazo grandote

      Eliminar
  7. Preciosa ilustración y entrada Ester y hermosa palabra PAZ. Que la paz ilumine el mundo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un día hubiera paz en el mundo, en todo el mundo y un solo día, la luz seria mas brillante que la de los fuegos artificiales que pudieran tirar todas las naciones juntas. Sueños, solo sueños

      Eliminar
  8. Fizeste uma linda e profunda reflexão! Beleza! bjs, chica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ojalá se pase de moda y la paz carezca de actualidad. Saltibrincos

      Eliminar
  9. Me has emocionado Ester.Has hecho un precioso trabajo lleno de ternura y de dolor también.
    La interpretación que has realizado estremece el alma. No creo que haya alguien que no se emocione con este hermoso post .
    Si escucháramos a los niños ! si tomáramos un poquito de su sabiduría y su sensibilidad ¡qué buena vida tendríamos !
    Me encantó! ¡APLAUSOS !!!!!!!!!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu conoces a los niños y sabes que son la pureza llena de ideas gratis y validas. Un abrazo preciosa

      Eliminar
  10. Después de un tiempo sin decirte nada, a pesar de seguirte paso a saludarte y desear que pase buen día. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad no nos visitamos mucho, o publicas menos o lo haces los domingos que no me acerco al blog. Unos abrazos generosos por si tardamos en coincidir jeje

      Eliminar
  11. Es un tema díficil Ester, uno se pone a renegar de ellos, pero los soldados también mueren. Yo sería feliz si no existieran, ellos, ni la necesidad de ellos, así de simple. En fin, la humanidad es un extraño enredijo.

    Saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los soldados no son culpables, ellos no inventan las contiendas, los soldados fueron niños que crecieron y ahora mueren por un ideal o por un sueldo. Y tienes razón es complicado. Un abrazo Beatriz

      Eliminar
  12. Me ha gustado mucho: "Hablar de la paz no siempre es entender lo que significa, si hasta los soldados de plástico matan a otros soldados de plástico".

    Parece cierto que el hecho de que una cosa sea verdad no quiere decir que sea convincente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las verdades ni enteras ni medias no tienen siempre la razón y tampoco son culpables. Y desde luego convincentes nunca si hablamos de guerras, no me creo el motivo de ninguna. Abrazos

      Eliminar
  13. Te has metido en la piel del niño y nos has dado una emotiva explicación sobre el tema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un niño es el que está en la imagen, un niño sin niñez. Abrazos

      Eliminar
  14. Tu historia está buenísima, Ester.
    Nos llenamos la boca con la palabra paz, pero sabemos practicarla poco y nada. Si estamos en una guerra continua con nosotros mismos, cómo podemos proyectar la paz afuera.
    Un abrazo pacífico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con nosotros mismos solo nos podemos herir la autoestima o la dignidad, la guerra entre unos y otros es un desatino es una lacra que mientras la vemos lejos no nos afecta demasiado. Un abrazote

      Eliminar
  15. La paz se desarrolla desde la cuna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no hay ni cuna. Un abrazo grande

      Eliminar
    2. Y es en esos casos donde hay guerra, ¡qué triste!

      Eliminar
    3. Dichosas guerras y existen desde que el mundo es mundo y no parece que se vayan a acabar.

      Eliminar
  16. Los niños son auténticas palomas de la paz...porque no tienen que luchar con la mente y el corazón...Cuando el hombre crece, le crece el ego, la soberbia, la ambición, el odio y el monstruo que lleva dentro....Por eso la inocencia nos lleva a la paz, porque no sabe nada de egos...
    Mi felicitación por darle voz a ese niño, que a todos nos habita, Ester.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que los niños siempre sonríen aun entre la miseria o las balas, yo creo que es una mueca. Algunos niños ni siquiera defienden la paz porque no saben lo que es. Un abrazo

      Eliminar
  17. Hola Ester, muy bueno el texto que has escrito. Hay tantos soldados sordos que matan a tantos padres que hay huérfanos esparcidos por todo le mundo. Bello ponerle voz y movimiento a esa paloma de la paz.
    Saludos y abrazos de PAZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen lo dice todo, no es jugar a las guerras es jugar a matar. Un juego para adultos donde las victimas también son niños. Abrazos

      Eliminar
  18. Que bonito Ester, los niños pierden siempre pero no damos cuenta o si pero no importa
    besossssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que triste si pensamos que pierden y no nos damos cuenta. Un abrazooooo

      Eliminar
  19. Se habla de paz y no deja de haber guerras por todos laos....Las treguas son una gran mentira...

    He leido Bajo la misma Estrella... Me ha emocionado la forma de ver la vida y la muerte de gente tan joven como Jazel y Augustus. Una buena recomendación.
    Buenas noches.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he mirado cuantas guerras hay abiertas, saberlo no soluciona nada, como tampoco sirven las treguas.
      Me alegro que te gustara el libro, no es una gran novela pero no te deja indiferente. Buenas noches y dulces sueños.

      Eliminar
  20. Ese niño al que alguien le ha puesto un casco de soldado prefiere optar por la paz. Todo un símbolo.
    Besos Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, su autor es un dibujante que con sus dibujos denuncia los abusos de la sociedad actual. Abrazos

      Eliminar
  21. Ya no hay descanso ni en en propia paz...

    Me ha gustado mucho...

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, tu frase es muy apropiada para la situación actual en algunos lugares donde los niños nacen viven y mueren sin conocer la paz. Un abrazo nocturno

      Eliminar
  22. Cuánto dolor hay en ese microrrelato, comienza bien pero luego... Qué final!
    Luego esas magistrales palabras con las que cerras y dejan pensando.
    Te felicito Ester, una entrada magnífica.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con comentarios como el tuyo se le sube a uno la moral, muchas gracias y abrazucos

      Eliminar
  23. Parece que nos hayamos acostumbrado a la ausencia de paz. Es una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En muchos lugares hay personas que no la han conocido, y en otros la vida no tiene ningún valor. Es una pena como tu dices. Abrazo

      Eliminar
  24. Una conversación que llega al alma por su realidad, y por estar involucrado un niño, que ya perdió su mejor ilusión, su familia, muy bueno un placer leerte.
    Un saludo Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta, las guerras nunca dejan nada bueno, se llevan siempre lo mejor. Abrazos

      Eliminar
  25. La paz es un valor que debemos conquistar y conservar desde que somos niños, nos lleva también a otros valores importantes como la tolerancia, la concordia y la solidaridad.
    Precioso texto, Ester y una foto que dice tanto que uno se queda sin palabras.
    Se dice que "Si queremos crear una paz duradera, debemos empezar con los niños."
    Abrazos ya matinales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por los niños debemos empezar la construcción de la sociedad, pero como somos los adultos los que les enseñamos muchas veces la enseñanza está viciada. Abrazos matutinos, que tengas un buen día

      Eliminar
  26. No me gustan los soldados, ni siquiera los de juguete. ¡No a las guerras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las guerras parece que son endémicas, siempre hay abierta mas de una, y siempre son los mismos jefes. Un abrazo para todo el día

      Eliminar
  27. Las guerras y sus consecuencias son demasiado visibles y aterradoras. La humanidad, parece insensible al dolor de tantas famílias menguadas i completamente destrozadas a consecuencia de las armas. Pienso que hay guerras porquè hay mucha gente mala. Me ha gustado leerte Ester,. UN abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos insensibles porque tenemos las guerras en directo, a diario a todas horas, ya no nos causa sensación el numero de muertos, si siquiera las imágenes. Estamos hechos a las catástrofes y cualquier noticia por triste que sea es tema de conversación hasta la siguiente. Abrazos

      Eliminar
  28. Todo lo que tiene que ver con guerras es aterrador...
    Alimentemos la paz, practiquemos la paz...

    Ester, un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No parece fácil que la paz pueda vencer, por lo menos en algunos lugares donde ni siquiera la conocen. Pero sigamos insistiendo.

      Eliminar
  29. Me quedo con tu último párrafo y me hace reflexionar...
    Gracias por tan bello mensaje.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imagen por si sola ya nos da un tirón de orejas, la paz no es un juguete. Un abrazo

      Eliminar
  30. Qué hermosa palabra, paz, pero qué ganas tengo de machaquen un poco a esos salvajes del IS cortacabezas. Siento no ser politicamente correcta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando a un niño le roban la paz se puede, se debe ser políticamente incorrecta. Un abrazote

      Eliminar
  31. Madre mía, Ester ... que tremendo relato. Porque si el objetivo de un cuento es crear emociones, en el que has publicado he sentido unas cuantas y muy intensas.
    Buenísimo, amiga.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ingredientes marcan la pauta, niño, soldados, paloma de juguete. Gracias Juan Carlos, me quedo con tu abrazo mientras de doy uno mío.

      Eliminar