La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

2 de septiembre de 2014

Contando las semanas en 52 palabras…


Por iniciativa de Sindel, hoy 36 VENTANAS
Desde esta ventana viajo a otras ventanas. Aquellas que recuerdo porque fueron grabadas en mi memoria, la misma que hoy olvida la edad que tengo.
Me asomo a mi ventana de los 11 años. Veo una niña pasando tardes de domingo con sol y risas de salamandra. Aquellas tardes de moscas de vuelos imposibles sobre la mesa del almuerzo sin recoger.
Lentamente me aproximo a ella por detrás, no quiero distraerla. Permanece sentada en un escalón por fuera de la cocina y mira al Pinarejo casi sin verlo porque se enreda en su pensamiento poniéndole caras y lugares a su futuro.
La música de fondo sale de la lavadora que limpia incansable las ropas del abuelo, viudo ya desde hace años. Ese señor de ojos húmedos y pelo blanco al que la nena admira por la sencillez de su espíritu joven y libre La ventana se cierra, los recuerdos se apagan, vuelvo a mi otra ventana de los 70 años. Ahora la vieja soy yo y miro como esa niña me observa. Sonríe. Sé lo que piensa.
Este texto me llegó por correo electrónico y desconozco su autoria.

Si quereis podeis asomaros a Autodidactabis

48 comentarios:

  1. Un texto redondo, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un rato he estado por tu blog, leyendo las ultimas entradas, cuando vaya por Madrid pasaré a saludarte para que no estés aburrida, la vida de estatua debe serlo. Creo haber reconocido el restaurante, las migas me encantan y toda la Serranía y la ciudad... Bueno abrazos preciosa y morena

      Eliminar
  2. Un bonito texto que solamente he encontrado en tu blog y en el de otra persona en marzo de 2011, el blog es Relatada-mente tuya.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Como te has acordado de algo que leíste en 2011? A mi me lo mandaron por correo y no se de quien es, a lo mejor es de la autora del blog, Y muy curioso, he reconocido a una persona que dejó un comentario, pero que no es quien me mandó el escrito. Unos abrazos

      Eliminar
    2. Perdona, en muchas ocasiones he dicho que no tengo memoria, solamente hay que saber donde buscar. En este caso ni había leído el texto, pero en la red hay algo que lo encuentra todo o casi, sobre la marcha... si sabes buscarlo bien.
      Re-abrazo

      Eliminar
    3. Entendido, entonces en lugar de Sherlock Holmes te llamo Speedy Gonzalez. Un abrazo

      Eliminar
  3. Me gusta que lo hayas compartido porque es un texto muy bonito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pareció y lo tengo guardado desde que lo recibí y me inspiro la presentación de Autodidactabis. Abrazos asomada

      Eliminar
  4. Verdaderamente es un texto precioso, tengo que darte las gracias por compartirlo.
    En momentos de reflexión y calma, yo también doy marcha atrás y me acuerdo de aquella niña que soñaba viendo caer la lluvia tras los cristales de su ventana.
    He vuelto después de mis largas vacaciones, no se actualizan mis entradas pero, aún así, sé que cuento con vuestro cariño.
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que bloguer esta todavía de vacaciones, algunos blogs se actualizan y cuando cólico par verlos me sale hmil o algo así. Paciencia para eso y abrazos para ti.

      Eliminar
  5. Tenemos muchas ventanas a las que asomarnos, cada año una más ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fechas concretas o cualquier día. Abrazos con cariños

      Eliminar
  6. Ventanas que se abren y cierran a nuestro paso unas con mas dificultad que otras, es cosa de los años suyos y nuestros .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta asomarme y recordar, a veces recuerdo sin asomarme. Un abrazo grandote

      Eliminar
  7. Es precioso¡
    Por cierto, voy a limpiar los cristales de mi ventana.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si se llevan ahumados! Eso me dijeron y ya no los limpio. Saltibrincos

      Eliminar
    2. Ríete, pero seguro que lo pruebas jeje

      Eliminar
  8. una imagen que nos pasa a casi todos...besos guapaaa y como llevas el fin del verano =? cuentamelooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fin del verano genial, esperando al otoño. Soy optimista y todo me gusta, bueno el otoño mas que el verano. Lo he pasado estupendamente y he vuelto alegre y contenta. Saltos y brincos

      Eliminar
  9. Si agudizamos la sensibilidad y le recuerdo, podemos viajar tan libremente de ventana en ventana como en tu relato.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ventanas dan para mucho, son campo abierto para recuerdos. Saltibrincos

      Eliminar
  10. Es un texto muy sensible que hace evocar para gozar de esa magia abierta a través de la ventana hacia la niñez, que adoro, porque fue felicísima y segura estoy de que la tuya también.
    Besos de anís y saltibrincos desde mi ventana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan mas las ventanas que los balcones, me dejan un poco de intimidad. Abrazos

      Eliminar
  11. A mí, más bonito que el texto me parece el hecho de que alguien te lo enviara anónimamente. Me daría mucho qué pensar, pero en todo caso sería un gesto que me encantaría, seguro.

    Estoy currando, luego un poco mejor :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que los correos traen un poco de todo, fue hace tiempo y lo guardé. Un abrazote

      Eliminar
  12. Hola Ester, muy bonito lo que ves a través de tus ventanas. Cada época, cada dificultad, cada día de felicidad se abre una ventana en nuestras vidas. Lo más importante es saber qué ver por ellas, y poder ser felices cada vez qeu abrimos o cerramos una.
    Muy bello el texto. Gracias por compartirlo.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar, a través de los blogs vamos abriendo ventanas. a ti te he abierto también la puerta. Saltos y brincos

      Eliminar
  13. Un texto hermoso, dos miradas diferentes desde la misma ventana, una llena de bellos recuerdos, la otra de experiencias vividas.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pensé en publicar la presentación que he puesto en el otro blog, pero me gusta tanto esta historia que aun no siendo mía me he atrevido a ponerla. Un abrazo

      Eliminar
  14. Un texto muy entrañable y genuino, Ester, me alegro que nos lo muestres...A través de tus letras se abren las ventanas de nuestra vida...Y sale esa niña, que necesita magia, imaginación y ternura...Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tus buenos posts y tu cercanía, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias M.Jesús siempre eres muy amable. Un abrazo

      Eliminar
  15. Es un texto magnífico, gracias por compartirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me lo pareció cuando lo recibí y la convocatoria de Sindel me ha permitido publicarlo. Unos abrazos

      Eliminar
  16. Un texto precioso...

    Es bonito quedarse mirando a ese niño que éramos, viendo aquellas cosas que hacíamos... Me encanta pensarlo...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos rejuvenece recordar la niñez, una etapa muy feliz y alegre. Abrazucos

      Eliminar
  17. Ester, has escrito un texto precioso y original. Asomarse a los recuerdos de la infancia, ¡¡maravillosa idea!!.

    Gracias por permitirnos esta lectura tan emotiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente no lo he escrito, solo lo he publicado, no se quien es su autora. a mi tambien me parece emotivo. Saltibrincos

      Eliminar
  18. No me extraña que lo guardaras porque además de bonito, dice verdades. A veces me asomo a la ventana sobre todo por la noche, sabes lo que busco y lo que me gustaría encontrar, es algo imposible, lo se, pero hay ventanas que tienen magia.
    Saludos desde mi ventana azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira bien y busca la estrella, ellas lo guardan todo, yo tengo varias habitadas. Mi ventana también es azul. Dos abrazos

      Eliminar
  19. Gracias por compartir. Me ha puesto a pensar en cuántas ventanas tiene la vida.

    Un placer asomarme hoy a esta ventana tuya.

    Abrazos, y brincos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ventanas pueden ser como el baúl de los recuerdos, solo hay que asomarse y dejar volar la imaginación. Saltos y brincos

      Eliminar
  20. A través de la ventana llegan nuestros recuerdos, buenos y malos, que nos hacen seguir viviendo.
    Me han gustado tus recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son míos, es una historia que me envió hace tiempo alguien. Los míos están en Autodidactabis. Pero es una historia muy tierna, por eso la he publicado. Abrazos de colores

      Eliminar
  21. Es verdad que en nuestra niñez habia muchas más ventanas que ahora, Era por donde veíamos pasar la vida. Nos pasábos bastante tiepo asomadas a ellas. Era como el deporte nacional. Cariños añejos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que tiempos, ahora solo se ven pasar coches, y a veces estamos tan altos que no vemos nada. Un abrazote

      Eliminar
  22. Es curioso como un simple elemento como una ventana puede inspirar tanto. Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirando por una ventana se puede ver con la imaginación y con los recuerdos. Un abrazote

      Eliminar