La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

18 de agosto de 2014

Poner la escoba al revés detrás de la puerta…

BUENA SUERTE: En realidad, en relación a esta superstición, no podemos hablar realmente de buena o mala suerte. A las brujas siempre se las ha descrito subidas en una escoba para acudir a los aquelarres; de ahí que antiguamente se creyera que colocando una escoba a las puertas de una casa donde se sospechaba que había entrado una, ésta no resistiría la tentación de cogerla y salir volando. Así, si llega una visita molesta, hay que colocar una escoba invertida detrás de una puerta y el inoportuno abandonará tu casa.

19 comentarios:

  1. Pobres escobas, la de cosas buenas y malasque se le atribuyen y la peor de todas es tener que cogerla. Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno mientras sean escobas no vamos mal, pero y los aspiradores que te absorven al pobre inoportuno y ahí que te lo quedas tu ¡que faena¡

    Besos muy fuertes

    tRamos

    ResponderEliminar
  3. Imposible comentarte desde mi retiro pero me están sirviendo mucho tus entradas para saber el origen de mis supersticiones.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Lo que yo recuerdo, es que cuando una visita se hacia pesada, que no se marchaba después de un tiempo prudencial, me madre iba a la cocina y ponía la escoba al revés, con el palo para abajo, para que se fueran de una vez. No recuerdo si era muy efectivo.

    ResponderEliminar
  5. Ester de esto doy fe que así es, siendo yo jovencita llego una visita poco agradable y yo que había oído hacia poco esta recomendación, sin más puse la escoba detrás de la puerta y si vieras como salieron los visitantes, mi madre la mujer que no sabía nada dice -qué ha pasado, yo no he dicho nada, jajaja y se lo conté. Ahora me rio pero entonces me entro un temblor por todo el cuerpo, yo lo hice sin pensar que iba a funcionar, pero funciono, pero no lo recomiendo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tendremos que probar esta recomendación. Siempre hay días en que las visitas no son bienvenidas.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  7. Al ver la señal colocada ante su visita, seguro reaccionaría rápido y se iría, jejeje

    ResponderEliminar
  8. Esta sí la conocía aunque nunca a puse en práctica. Un día tendré que probar.
    Cariños…

    ResponderEliminar
  9. Jaja, las visitas ingratas...
    Aunque últimamente parece ya no estar de moda (visitar) o a mi me lo parece.
    Besos, buena tarde Ester

    ResponderEliminar
  10. Yo lo he hecho en varias ocasiones en Broto, he puesto la escoba al revés y sabes que ha ocurrido... ¡Que me he quedado sin escoba!!
    Abrazos, con casi doce grados más que en Broto.

    ResponderEliminar
  11. Los que dejan la escoba detrás de la puerta es que no tienen ninguna intención de barrer.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
  12. Esta no lo conocía y puede ser útil.
    Sigues vacacionando, en mi caso toca volver, Madrid es un encanto en agosto.

    ResponderEliminar
  13. En Galicia decimos que haberlas, hailas!!! yo no he visto ninguna, doy fe.Pero si que alguna vez hubiese subido a alguno-a en la escoba nada mas llega a mi casa jajaja.
    Besos Ester.

    ResponderEliminar
  14. Paquí vuelve después de una semana "jod*da":( Menos mal que se ya ha pasado.
    espero no tener que hacerlo;))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Ahhhh, pues yo pensaba que se ponía para evitar que vengan las visitas. Una vez la puse y no vino nadie a tocarme el timbre, aunque igual fue casualidad.

    ^_^

    ResponderEliminar
  16. Lo hice uba vez y me funciono, no se si sea simple casualidad, pero es que hay veces que tenemos visitas inesperadas y de paso se arranchan es decir se quedan por horas eternas y uno quiere dormir ir al baño etc y no puede, ja 😂 ja, en realidad te soy sincera no me gustan que lleguen a visitar me de imprevisto me desagrada, es diferente cuando tu invitas a alguien y estas preparado para atenderlos

    ResponderEliminar