La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

20 de agosto de 2014

Pasar debajo de una escalera…

MALA SUERTE: Es por el triángulo que forma ésta con la pared. Antiguamente se pensaba que todos los triángulos eran un símbolo sagrado, tanto las pirámides como la trilogía de la Santísima Trinidad y, por lo tanto, era un sacrilegio pasar bajo ese arco.

Se cree que, una vez que se había pasado, el mal se conjuraba cruzando los dedos, escupiendo una vez bajo la escalera o tres veces después de cruzarla. También se relaciona esta superstición con el patíbulo: siempre había que usar una escalera de mano para colocar la soga y también para retirar el cadáver: la muerte y la escalera iban siempre muy unidas. Otra creencia proviene de los cuadros de la crucifixión, en los cuales figuraba una escalera bajo la cual Lucifer veía con furia cómo Jesús moría para salvar a la humanidad. De ahí la costumbre de santiguarse para preservarse de las furias del Diablo o ahuyentar el peligro.

14 comentarios:

  1. Sumamente interesante el de hoy, curiosos orígenes y la huida de muchas personas por no pasar debajo. Gracias¡

    tRamos

    ResponderEliminar
  2. De superstición nada, es que no se le vaya a caer la lata de pintura al que está subido a la escalera y me manche el "terno".
    Y no soy supersticioso, pero doy un rodeo, por si acaso.....

    manolo

    ResponderEliminar
  3. El mal también es para el que está arriba de la escalera, como tropieces con ella.

    ResponderEliminar
  4. El mal se puede conjurar siempre que no pases por debajo de una escalera viendo un agujero en medio por el que te vas a caer, claro que si vas tecleando en los nuevos móviles "Te quiero cariño, ahora mismo estoy contigo", seguro que no te salva ningún conjuro actual ni ninguna apps que tengas en el mencionado cacharrejo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Hola Ester.
    Me pregunto cuantas y cuantas cosas de estas habrá estendidas por todo el mundo, se trata de sacar significado y darle a todo una razón, eso ya, desde tiempos lejanos.
    Me vuelvo a ausentar, esta vez por más tiempo, me ha llegado mi segundo nieto, me concentraré en cuidarlos para que sus padres puedan trabajar tranquilos.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  6. jOJOJO PUES EL DE LA FOTO, SE VA A DAR UN PIÑAZO... DÓNDE ANDAS? DE VACAS?
    bSS

    ResponderEliminar
  7. Seguimos con las supersticiones, esta es muy conocida, yo no soy supersticioso y creo que sólo son eficaces para las personas que así lo creen. En fin una especie de placebo.
    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  8. No conocía nada de esto que nos cuentas. Por aquí solo se dice que si pasas por debajo de una escalera no te casas.
    Muy interesante!!!
    Cariños….

    ResponderEliminar
  9. Yo suelo pasar por debajo de escaleras y este verano he estado acompañada de dos enormes gatos negros de ojos amarillos. Ya veremos qué pasa.

    ResponderEliminar
  10. Por aquí cuando esto nos sucede nos regresamos y volvemos a pasar por debajo de la escalera caminando de para atrás, para ahuyentar la mala suerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Curioso como conocemos ciertas supersticiones, pero no siempre su origen, es muy interesante, Ester, gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja lo bueno es la manera de contrarrestar la mala suerte, por ejemplo escupiendo. A quién se le ocurrirían estas cosas??

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. De las que no creemos, pero que evitamos por si acaso, jajaja. No vaya a ser que alguien esté pintando arriba y se caiga encima.
    Besitos.

    ResponderEliminar