La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

8 de julio de 2014

Vacaciones 6…

Cuando esto termine, debería volver a empezar.


Una ocurrencia: 


10 comentarios:

  1. ¿Para eso creó el mundo, para destruirlo más tarde?, desde luego yo ni me molesto para eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es que nada es eterno, Ester.
    El caballo de Troya demuestra la importancia del equipo y lo poco que vale el "yo", tienes razón.

    ResponderEliminar
  3. Esto no puede terminar porque se renueva continuamente, amiga...Y los griegos hicieron muy bien...(sonrío). Actualmente el mundo está lleno de "yos" de individualismos egoístas, que no llegan a ningún sitio. La unión y el equipo salvan y ayudan a superar todas las crisis...Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu original post, Ester.

    ResponderEliminar
  4. Si el de la derecha hubiera aprendido algo de las nuevas tecnologías no estaría pasando lo que pasa.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. ¿Entonces sigues de vacaciones? y yo que pensaba que habías vuelto jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Parece que vamos a tener comunicación directa con Dios:)))))
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Que difícil se hace muchas veces la comunicación, en todos los aspectos, por culpa de ello a veces se generan grandes conflictos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ;-) a mí me da la sensación de que tal vez tengamos que pagar los favores recibidos del más allá.
    Creo que el de la derecha tiene que marcar el pin para pagar algo con la tarjeta :-)
    Qué disfrutes.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Contigo nada termina solo es continuación y de la buena.
    Cariños…

    ResponderEliminar
  10. Pero ¿acaso no es el Yo el caballo de Troya de uno mismo?

    Saludos (plural de Salud)

    ResponderEliminar