La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

29 de abril de 2014

Contando las semanas en 52 palabras…

Por iniciativa de Sindel, hoy 18 de 52 INOCENCIA
Perdí el sentido y lo recuperé, perdí la ilusión y la recuperé, perdí la noción del tiempo y lo recuperé, incluso perdí las llaves y las recuperé.
Perdí la inocencia, y no la encuentro, la inocencia no se puede recuperar. Es como el cascaron del huevo una vez roto ya no se recompone. Pero si se pudiera ¿Quiero recuperarla? ¿Para que sirve? El orgullo, la capacidad de sorpresa, el sentido del humor, la disciplina… me resultan útiles, pero la inocencia puede ser un estorbo.

Inocencia es falta de culpa, pero también es ingenuidad, y haber perdido la inocencia no significa ser inocente.

69 comentarios:

  1. Un poquito de inocencia no es malo, nuestra experiencia no puede abarcar todo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente es cierto, procuraré recuperar un poco de ella. Un abrazo

      Eliminar
  2. Cuando yo era pequeña era feliz; creía en tantas cosas que ahora no creo...he ido perdiendo mi inocencia pedazo a pedazo con los años, pero en cambio se me a abierto la mente al conocimiento y...¡quiero saber! Y claro que sí, a estas alturas, Ester, la inocencia es un estorbo.
    "La gente incapaz de sentir culpa normalmente se lo pasa bien" Una frase de True Detective para pensar.
    Salto y brinco contigo, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa frase me la quedo, en algún momento me será útil. Pienso que sentir capacidad de sorpresa puede paliar un poco la falta de inocencia. Saltos y brincos

      Eliminar
  3. Hay muchos tipos de inocencia, aunque yo la mayoría los he ido perdiendo por el camino.
    Está el que despliega un comportamiento ingenuo o un pensamiento de este tipo, también cuando una persona es sumamente fácil de engañar porque es demasiado confiada, por supuesto igualmente se refiere a los niños de muy corta edad y por tanto carente de la suficiente razón, sin embargo en cuestiones de derecho penal, decimos que es inocente y se encuentra libre de culpa y cargo respecto de aquello por lo cual se le había acusado o encarcelado.
    Abrazos inocentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ingenuidad, la confianza ciega o tuerta, y la inocencia de los niños (por cuestiones obvias) las he dejado fuera de mi reflexión, un poco ingenuos o debemos serlo o por lo menos aparentarlo. Un abrazo

      Eliminar
  4. Con el paso del tiempo vamos dejando tantas cosas atrás que a veces quisiéramos volver a ser niños. Pero ¿te imaginas volver a ser niños sabiendo lo que sabemos ahora? Creo que así no tendría gracia la infancia.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante saben ya los niños, si a eso le sumamos nuestra experiencia, no quiero ni pensarlo. Pero portarnos a veces como niños, comernos las chuches o sentarnos en los columpios eso ya es otra cosa. Saltibrincos desde el tobogán

      Eliminar
  5. La inocencia la relacionamos con la ingenuidad, la confianza y la bondad...Hay personas, que a pesar de los años siguen siendo inocentes, otras menos...Pero, es bueno recuperar ese niño que todos llevamos dentro...La naturaleza es el mejor lugar, allí canta la vida y juega, fluye confiada en los ríos,aletea en el paisaje y nos muestra la belleza, que es el reflejo de la generosidad y bondad de nuestro Creador...La inocencia es un estado de confianza y bondad, que vamos perdiendo y no debemos olvidar.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu reflexión y buen hacer, Ester.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había que defender la palabra INOCENCIA y he dejado fuera, aquellos semi sinónimos, palabras que podrían pero no son. Puedes haber perdido la inocencia y seguir siendo cándida y confiada. Hoy dos abrazos uno por buena y otro porque si.

      Eliminar
  6. Me ha encantado, siempre me haces pensar de dos maneras: una porque el tema lo requiere y otra, nada inocente, es la que pienso: "Cómo no se me ocurren a mi estas cosas !?" Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien que se nos ocurran cosas, sobre todo si merece la pena compartirlas. No recuerdo quien fue, pero en una conferencia convenció a todo el auditorio de algo y cuando los tenia convencidos, volvió a empezar y los convenció de lo contrario. Abrazos

      Eliminar
  7. En pocos renglones nos has dejado un tratado filosófico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He perdido la inocencia, ¿Te acuerdas? no me creo lo que me dices jeje Saltos y brincos

      Eliminar
  8. Uff¡, qué profundo lo de hoy, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo es la perdida de la inocencia, que con los años se va difuminando. Un enorme abrazo

      Eliminar
  9. La inocencia se va y nos queda el recuerdo de cualquier modo, a veces sin querer somos inocente frente a lo desconocido.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me sorprendo y admiro lo desconocido, la inocencia se ha ido diluyendo. Saltibrincos

      Eliminar
  10. Muy bien, perder la inocencia no quiere decir que somos inocentes
    que lo propuesto, y te rescato y a hacer felices a esas mentes arrugadas.
    CHUS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has entendido, no es igual, no somos inocentes, no somos incautos. Solo es que un día nos dimos cuenta que habíamos perdido la inocencia. Abrazos

      Eliminar
    2. Si lo entendi, soy lista como tu, jajaja besitos

      Eliminar
    3. Siempre lo he sabido jeje. Mas abrazos

      Eliminar
  11. Quizás para seguir vivo en este mundo sea un estorbo, pero para seguir puro e intacto, indemne en nuestra calidad espiritual y humana, creo que es indispensable.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tengo un problema, no se como recuperar mi inocencia, intentaré suplirla con ilusión y confianza. Abrazos

      Eliminar
  12. ESTER !!!! ESCANDALOSAMENTE BELLO !! Adoré tus palabras. Eres sabia, sensible. ¡Eres una grande y yo te quiero un montonazo .
    El homenaje de mi admiración.
    Burbujas mágicas para tí. Fíjate ¡cambian de color !...
    muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María del Carmen, simplemente soy mayor, ya no se donde fue mi inocencia y tampoco la busco, con un poco de ilusión, sencillez y honradez lo voy paliando. He visto las burbijas y sus colores, muy lindas. Un abrazo enorme con cariño

      Eliminar
  13. Qué capacidad tenés Ester para presentarnos un tema... Una pizca de inocencia es necesaria mantenerla, porque nos hace mirar las cosas todavía con asombro, algo que el escepticismo y la desconfianza que vamos incorporando a lo largo de la vida nos quitan bastante.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio confianza tengo, me fío siempre, o hasta que me dan motivos para lo contrario, ese poco de inocencia a la que aludes puede que la tengamos todos, no lo sé. Un abrazo

      Eliminar
  14. Es pensar en Inocencia y recordar esos años de infancia...benditos años.
    Abrazos de mar desde mis barcos de papel donde hoy mis letras tratan sobre el cine de autor, cine social.
    Feliz martes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí que tus derroteros te había llevado al cine, soy analfabeta cineficamente. Supongo que al leer mi comentario ya te diste cuenta. Un abrazo

      Eliminar
  15. ¿Inocencia= pureza?
    ¿Son impuros los que abren los ojos y aprenden de experiencias?
    ¿Inocencia=Inmadurez?
    ¿Inmadurez= Incapacidad de aprender .... ?
    Dejando aparte desde luego a los niños y casos excepcionales. Y a esos momentos que se buscan para soñar y fantasear, ya que pueden ser episodios buscados, deseados, no un perpetuo estado.
    Gracias por darnos la oportunidad de profundizar en temas sociales y leer varias opiniones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la mejor parte de los blogs, los comentarios, y el mío, mi blog tiene muy buenos comentaristas. La inocencia de los niños es la que un día te das cuenta que has perdido, pero no pasa nada se puede suplir con sinónimos. Saltibrincos

      Eliminar
  16. la inocencia , como la ignorancia, es PECADO ! y soy muy pècadora !! besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si la ignorancia es pecado, pero desde luego nos puede conducir a ello. Sigue pecando. Abrazos

      Eliminar
  17. De poder recuperarla, yo lo haría, pero de aquella de la niñez tan estupenda y para ciertas cosas y momentos, porque como dices, para todo no sirve y para algo, puede ser un estorbo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es pedir mucho, tener la inocencia de los niños, la tuya, la que tenías y con lo que ya sabemos, uf! si se pudiera probar por un ratito. Abrazucos

      Eliminar
  18. La inocencia perdida es irrecuperable, es un tesoro. De mayores la inocencia puede llegar a ser hasta sinónimo de imbecilidad, seguimos votando buscando mejorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La búsqueda de la superación es lo más parecido a la inocencia, sobre todo si esperamos que sean otros los que mejoren. Unos abrazos

      Eliminar
  19. Que verdad Ester!!! Una vez que se pierde la inocencia ya nunca se recupera, y se aprende a mirar el mundo a través de otro cristal, que nos hace más fuertes, pero también nos hace añorar esas épocas de ingenuidad sana.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ingenuidad la podemos suplir siendo capaces de sorprendernos y poniendo ilusión en lo nuevo. Pero ya verás cuantos puntos de vista tan diferentes vamos a encontrar, nos haces pensar con tus palabras, cada semana un reto nuevo. Un abrazo

      Eliminar
    2. Es un placer para mí ir leyendo cada aporte, los distintos enfoques que le dan a las palabras que voy proponiendo, y así nos conocemos todos un poco más!!!
      Beso enorme.

      Eliminar
  20. Una va perdida ya no vuelve y tampoco se añora mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo por lo menos no. No es inocencia lo que me alegra, me soluciona, me divierte o me ayuda. Abrazos

      Eliminar
  21. yo creo que siempre queda algo... o eso espero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que a alguien si, pero a mi no me es necesaria, no necesito tener inocencia, hay otras características con las que me llevo mejor. Un abrazo

      Eliminar
  22. Desde luego es muy dificil de recuperar; pero yo creo que si que la inocencia tiene algo de inocente, y creo que un poco no va del todo mal,sin caer en la ingenuidad total.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay días que todos coincidimos, otros los comentarios son variados, hoy toca diferencia de opinión y esa es la sal del blog. Muchas gracias Carmen y un abrazo

      Eliminar
  23. Es verdad que con el tiempo la inocencia se acaba perdiendo y ya no se recupera,pero tal vez sea un signo de una transformacion que todos hemos de pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que sí, tampoco se si todos la perdemos de la misma manera. Un abrazo

      Eliminar
  24. Respuestas
    1. Una alegría verte por este espacio José Ramón, gracias por comentar. Saltibrincos

      Eliminar
  25. la inocencia tiene un costo, muchas veces se sufre por ello. Pero está en uno ignorar "realidades que no conducen" amiga....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ese costo es por lo que la vamos perdiendo, y supongo que algunos la pierden de manera brusca, por un desengaño o una traición, otros la pierden poco a poco. Un abrazo

      Eliminar
  26. La capacidad de sorprenderse va muy unida a la inocencia. El inocente no piensa mal, no se adelanta a lo que va a suceder. Inocentes son los niños. El ingenuo es más feliz...

    Pero de la inocencia se abusa, eso es lo malo, como somos.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inocencia tiene muchos primos, ingenuidad, candidez, credulidad, sencillez, honradez. Pero la inocencia si se pierde, y se pierde ya no se recupera. Saltos y brincos

      Eliminar
  27. Soy de la opinión de que todo se puede recuperar...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es estupendo, denota fuerza de voluntad y convicción. Un abrazo Inma

      Eliminar
  28. Precisamente salir de la inocencia es lo que nos convierte en maduros.
    Lo que sí conservamos es la ingenuidad, lo malo es que muchas veces te pueden tachar de tonto y hasta aprovecharse de ello. Siendo así yo tampoco quiero recuperarla.
    Y ya sabes ...

    La perfecta inocencia es la perfecta ignorancia.

    Buenas noches azules.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se aprovechan de mi es que lo necesitan mas que yo, no me importa, la vida es dar y tomar, y si solo toman paciencia y por algo será. Aunque a veces conviene hacerse la tonta, disimular y que piensen que te han engañado o que no te hacen a ti el encargo porque no lo harás bien, Eso es lo contrario de la ignorancia. Muchos abrazos para que no se suelten van con lazo azul

      Eliminar
  29. En muchas ocasiones siento que aún soy un poco inocente, o quizá sea que vivo inmersa en mi propio mundo y no suelo darme cuenta de algunas situaciones que otros ven porque siempre están alerta, viviendo siempre a la defensiva.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir a la defensiva debe ser fatigoso, no importa si nos toman por inocentes, hay quien necesita sentirse superior y si yo les valgo como inferior no me importa. Unos abrazos

      Eliminar
  30. Hola Ester. La inocencia es bonita mientra se tiene en la niñez. Cuando se tiene de adultos puede ser un fastidio porque se nos puede tachar de tontos, de inmaduros. Cada uno es como es con sus virtudes y sus defectos. Inocencia en su justa medida, si no el mundo te come. Inocente de una delito, siempre hay que ser inocentes en no hacer daño a los demás.
    Felices fin de semana largo.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como tu lo dices. Inocencia la infantil. También te deseo un buen fin de samana

      Eliminar
  31. "....haber perdido la inocencia, no significa ser inocente".
    Me gusta esa frase. Para mi, tiene todo el significado de tu texto.

    He de confesar que este es uno de los pocos blogs en los que leo todos tus respuestas a los diversos comentarios y, reconozco que siempre me quedo con la boca abierta.
    Tú no eres inocente en su versión ingenua, para nada....Tú eres sabia.
    Creo que Tracy lo ha dicho genial....aunque sé que no te lo crees :P

    Un beso mientras voy saltando a la comba por tus entradas más recientes.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este blog están, estáis, los mejores seguidores de la blogsfera, lo digo de vez en cuando porque es cierto, Tampoco me creo que sea sabia, eso son palabras mayores, y tampoco es necesario serlo, Saltar es estupendo nos da alegría y a la comba, antes saltaba muy bien, volveré a probar. Abrazos de colores

      Eliminar
  32. La inocencia se define como el estado del alma limpia de culpa. En ese sentido, cuando aprendemos a discernir entre lo que está bien y mal hemos perdido la inocencia, porque tenemos consciencia de esa realidad que nos obliga. Ser inocente es estar en una especie de limbo.No quiero ni puedo renunciar a mi ser adulto con la inocencia perdida. Eso no está reñido con tener capacidad de asombro, con mantener vivas las ilusiones, con esas otras cosas que a veces nos hacen ser un poco niños, sin serlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo quería decir yo, pero tu lo has dicho con literatura. Gracias Unos abrazos

      Eliminar
  33. muy buena reflexión.
    nos vas llevando de a poco a darnos cuenta de que hay cosas, como la inocencia, que una vez que se pierde, ya no volvemos a poseerla, a cambio nos queda la desconfianza y ese mirar las cosas doblemente.
    me gustan tus puntos de vista.
    ¡saludos Ester!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero cuando no te gusten me lo dices, hay que aprender y mejorar. ¿Sabes yo era una gran jugadora de ajedrez, y unas veces ganaba y otras perdía, las mas de las veces la partida quedaba en tablas. Siempre jugaba con mi marido y ya nos sabiamos las jugadas del otro, así no se aprende. Un abrazo

      Eliminar