La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

11 de marzo de 2014

11 de marzo…


Vuelve a ser 11 de marzo, como ayer y el sábado pasado, como hace un mes, como mañana, como todos los días de todos los años desde aquel 11 de marzo.

Tengo en casa, o llevo en el bolso
un montón de cosas que son trastos
malo el guardarlas, peor el cargarlos
las conservo porque me gustan
los llevo porque me sirven
valen para nada, las uso para mucho.
Este recuerdo arrugado,
y la entrada vieja de un cine.
Dos butacas vacías, quedaron en el gallinero.
La factura amarilla de un vestido blanco,
blanco y de organza
y un botón que cayó cuando quemé el vestido.
La pluma con el plumín doblado
de apretar las emociones
y el llavero roto, que nunca tuvo llave,
el carmín que huele a rancio
y a mi me gusta olerlo,
me trae horas pasadas y besos borrados.
Tengo en mi casa una caja llena de nada
con las esquinas dobladas.
No llegaron las cartas.
Pero tengo un marco con adornos de plata
y el cristal que está roto, pero está
y aquel abrigo azul con el siete en la espalda
tengo en un rincón, pero ni la miro,
una mancha de pena, la que quedo entonces.
Y las ventanas cerradas.
Guardo cosas en mi cabeza
que no me caben en el corazón
una nube gris y un arco iris claro
promesas y vientos,
ruidos y sonidos que no se que son
¿por qué sonaron tantos?
y cuando lo sé, pienso que lloro
pero no es verdad, no las encuentro.
No tengo lágrimas
se me olvidó guardarlas
se me cayeron todas y ahora no tengo nada
Ni tampoco tengo ganas.
Tampoco tengo billete de ida
¿O era de regreso?

No es poesía es simplemente prosa, desgarrada y hecha jirones, que ha cogido mala forma.

No me duele tanto el cómo, me duelen el porque y el quien…

38 comentarios:


  1. En días especiales, se dicen cosas especiales que, a veces, las decimos para nosotros mismos, para aliviar el dolor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un triste aniversario de la sinrazón, del dolor de unos, muchos, y de la maldad de otros. ¿Por qué? es una pregunta muy difícil de contestar, yo no sé.
    Tu prosa no tiene mala forma, es triste, pero tiene alma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Prosa-recordatorio, Ester, en el baul de la memoria se guarda todo, ese 11 M y otros números de días y meses, con sus años, cosas que no se comprende el porque llegan a ocurrir, pero que ocurren y duelen.
    Te regalo el poema que escribí aquel día.

    Y en las estrellas
    Rosas nacerán
    Son las almas destrozadas
    Bajo esas manos del mal.

    11-MARZO
    De la cuna de la vida salimos todos
    Como puede ser entonces
    Que almas se vayan torciendo
    Su raíz vayan pudriendo
    Sin conciencia, a sus semejantes maten
    Mientras de odio, ellos mismos van muriendo
    Ojo por ojo, diente por diente
    Pero siempre, va pagando el inocente
    Poner la otra mejilla, dice ÉL
    Cual de ellas digo yo, Las tengo tan torturadas
    Que ya no sé ni que hacer
    Perdona a tu semejante, perdónate a ti mismo
    Lo que hace falta es unión, disolver el terrorismo
    Calles con, PAZ y silencio, puertas abiertas no MIEDO
    Respirar el aire fresco, sin pólvoras y sin fuegos
    Vidas rotas que lloramos, cuerpos muertos destrozados
    Que clase de Guerra es esta, que el enemigo se esconde
    Es la Guerra sin conciencia, es la Guerra del cobarde
    Con un corazón de piedra que ningún dolor lo parte
    Y hay rosas en las estrellas, llenas de espinos y sangre
    Son las almas desgarradas bajo esas manos infames.

    Ambar /11/03/2004

    ResponderEliminar
  4. Simplemente prosa, pero lo sabes expresar, yo lo único que puedo aportar es el relato de un primo de mi mujer, que ese día iba en el fatídico tren. El joven recuerda que se le calló algo al suelo del vagón y se agachó para recogerlo, en ese instante, fragmentos de vidrios y maderas saltaron por los aires, a el solamente una de las detonaciones le dejó sordo durante un mes aproximadamente, aunque no se ha recuperado del todo, no tuvo más lesiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Aún llegan hasta aquí los ecos.

    Tu prosa hecha jirones de poesía me ha encantado.
    ¡Felicidades!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo digo que es poesía porque ha descendido de tu corazón, y digo que es poesía de la buena porque entra directamente, sin billete, en el corazón de los que te leemos. Y, además, ¿qué importancia tiene si es o no es si se siente y hace vibrar todo lo que llevamos dentro?
    A mí y a millones de personas nos gustaría saber quien estaba detrás y el por qué lo hizo. Pero nos quedaremos con las negras dudas, el misterio teñido de rojo y las sospechas encharcadas de dolor, esperando...
    Bicos, Ester.

    ResponderEliminar
  7. y a mí me dueles ¡Me dueles tú! ....porque también me duelen ellos
    Andrés López Villar
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Para vos será simplemente prosa, pero es bella y es sentida. Hay fechas que no deben ser borradas, en casi todos los países del mundo hay alguna.
    Hiciste un buen recordatorio, Ester, desde el corazón.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Casi me ha ces llorar.. si llego a estar en casa lo hago seguro..

    Seguro que mas de uno de los que de rebote o directamente, sufrió un día como hoy, no habrá podido evitar que alguna lágrima caiga. Yo casi las sujeto en el aire...

    Te mando un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Es muy triste...

    Tus palabras calan el alma.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Creo que a todos nos duele y nos preguntamos lo mismo ....¿por qué? ¿para qué? ¿quien?.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Un día muy triste hoy. Mal día si encima andas baja de ánimos. Yo no quiero ni encender la tele, no quiero ver imagenes. Tampoco hace falta porque es imposible olvidar aquello. Permanecerá en nuestras memorias para siempre pero creo que así debe ser.
    Yo no sé si es poesía, o prosa (no entiendo de eso). Yo sé que sale de tu corazón y que es doloroso, terrible... y bello. Tampoco sé como puede ser eso. Ya ves que hoy me lió yo sola.
    Un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  13. Hay dolores que ni el tiempo los puede borrar, solo uno se va acostumbrando a llevarlo, como puede. Ojala no hubiera que decir lo que dije, y que las cartas, vestidos de novia, etc., llegaran a destino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Aquel fatídico día nos conmocionó a todos.
    Hermosa prosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Fue el tema de, conversacion con Paco en la sobremesa, el pregunta lo mismo, quien y porque, yo, digo, para que ya. no van a revivir, nada se resolvera, no hay pruebas.
    Ahora imagina, aparece el quien y el por que, ¿que?
    Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  16. Al menos tu tienes palabras para expresarlo. Yo ni eso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Quedarnos con el dolor ajeno, hacerlo nuestro, es nuestro mayor tributo, conocer el por qué y el quien no se sabrá hasta que pasen varias generaciones.

    ResponderEliminar
  18. Fue un día en que el dolor y las preguntas se mezclaron, incomprensible y lleno de furia.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Ester, lo has escrito con el corazón y has encogido el mío leyéndote.
    Que triste es recordar aquel día, que lleno de duelo Madrid y conmociono al mundo entero.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Unas emotivas letras que nos trasladan a ese fatídico día en el que muchas ilusiones quedaron truncadas.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Gran homenaje el que los has preparado Ester. me uno a tus palabras.

    ResponderEliminar
  22. Palabras escritas con el corazón Ester y llegan a él.
    Ese día no se borrará de mi memoria ya no sólo por el dolor que nos causó a todos esta barbarie. Mi hijo estaba en Madrid, se había ido a ver un partido el día antes y se tenía que venir en el tren por la mañana. Cuando nos enteramos no eramos capaces de comunicar con él...tardamos más de una hora en saber si estaba bien. Esa angustia es tremenda...
    Buenas noches.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Prosa desgarrada pero bella; puro sentimiento al fin y al cabo. Es más grande el dolor que la capacidad de asimilarlo.

    Un abrazo y buenas noches, amiga

    ResponderEliminar
  24. Me gustaría abrazaros a todos y cada uno. Gracias por la compañía de vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  25. Has puesto palabras que pueden ser inconexas o no, como aquel día fatídico y los que siguieron y siguen, no hay quien entienda, hay pocos que no sufren, por este 11 y mas 11 de nuestra historia

    Besos dulce Ester ♥♥

    tRamos

    ResponderEliminar
  26. Podrá pasar el tiempo, pero los recuerdos no se borrarán y el dolor nunca se irá.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  27. Un día que merece un silencio y un grito desgarrador.
    Un día que merece el olvido y el recuerdo más doloroso.
    Un día que merece tener una verdad y la más vergonzosa mentira.
    Un día, uno más de aquella horrible tragedia.

    ResponderEliminar
  28. Dios mio, que intensidad tus letras hoy! Mis condolencias, infinitas, perennes...
    Contigo en este dia!
    Un abrazo apretado

    ResponderEliminar
  29. Un suceso, un crimen que se nos ha quedado en la piel, que nunca debemos olvidar, fue un 11 de Marzo, y todos los días tienen un poco de 11 de Marzo. Abrazos

    ResponderEliminar
  30. Hola Ester muy desgarradoras las palabras ...porque conllevan sentimientos mezclados:dolor rabia ira rencor angustia miedo llanto amor ....todo agitado por las bombas de la sinrazón....no hay palabras que aňadir.Todos y cada uno de nosotros nos preguntamos: poe qué? besos

    ResponderEliminar
  31. Hola Ester, cada palabra duele. Con cada renglón nos recuerdas las vidas, las esperanzas, las ilusiones rotas. Familias destrozadas por la sin razón del fanatismo. Montones de vidas rotas
    Me uno a tu homenaje y deseo que nunca queden en el olvido para poder seguir apoyando a las familias que perdieron un ser querido.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Precioso en su sentimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Un atentado inútil, unos muertos para unos pocos años. No se publicará la verdad, solo la vergüenza de quienes aun sabiéndola la callan. A todos nos duele pero a unos menos que a otros. Abrazos

    ResponderEliminar
  34. Toda mi solidaridad en un fuerte abrazo! Hecho muy lamentable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas no se curan nunca y no se deben olvidar jamás. Gracias por tu apoyo, Un abrazo enorme

      Eliminar