La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

26 de febrero de 2014

Tengo ideas nuevas…

¿Tu le has puesto pegamento a los tenedores?
¿has echado tinta en la pila del agua bendita?
¿le has hecho muecas al maestro?
¿has falsificado la firma de tu padre?
¿te has reído cuando todos lloraban?
¿has atado los pomos de las puertas y llamado a los dos timbres?
¿has cambiado la sal por azúcar?
¿has enmudecido ante unos amigos de tus padres?
¿has subido artificialmente la temperatura del termómetro?

Ahora más de una vez me quedo con las ganas de hacer lo prohibido. ¡Prometo empezar a hacerlo!

63 comentarios:

  1. Estupendo, date el placer de la transgresión.

    ResponderEliminar
  2. Puede ser divertido, por lo menos para mí. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Cuatro de esas cosas si las he hecho. Voy a repasar las que me quedan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y las que faltan ya sabes que hay que completar la lista y si se puede superarla. Saltos y brincos

      Eliminar
  4. Si Ester, tu das Ideas.
    Voy a tener que hacer como en Turquía.
    Pondré censura a mis nietos en Internet, para que no lean algunas Ideas. La verdad que no me gusta el café salado.

    manolo

    Era la pista de mi edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si son tratadas inocentes, y no las he puesto todas jaja. Ahora lo he entendido, soy un poco tortuga, pero no me lo puedo creer. el espíritu y el carácter son muy importantes y en tu caso van por delante de algunos documentos. Un abrazo enorme y sorprendido

      Eliminar
  5. Yo si he hecho alguna cosa de esas, por ej, subir la temperatura del termometro, jijiji. ¡¡qué gozada!! quién pudiera volver a tener, sólo eso, 10 años, sin phone ni whasapp, pero con toda la inocencia y todo el mundo por delante, con todo por estrenar, columpiádonos en la cuerda de las ilusiones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y pensábamos que nos iba a durar siempre y que no creceríamos, que buenos recuerdos. Un abrazo lleno de ilusiones.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. A ver si ahora no meto la pezuña, jajaja
    Te decía que lo prohibido siempre me ha traido y cuántas más dificultades más atracción.
    Yo no era de muchas travesuras, en ese punto no les di importantes quebraderos de cabeza a mi familia, pero si les di muchas por mi rebeldía. Por ejemplo,si me rapaba el pelo no lo hacía como una travesura sino como una señal de protesta, :)
    Llamar al timbre cuando iba a la ciudad claro, que yo soy de aldea, eso sí. O llamar por telf. cuando era una adolescente. No sé,igual es que ya ni me acuerdo de las cosas que hacía, jaa
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La rebeldía es motor de juventud, me educaron en la libertad y supieron encaminar mis ideas “revoltosas” pero eso era con mas de diez años, y aún soy rebelde, menos la edad aplaca algunos fuegos.
      Y a veces me sorprende la falta de rebeldía de estos tiempos.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  8. La infancia era mucho más divertida y más infancia, cuándo no existía la tecnologia. Cachis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y podíamos jugar en la calle y en grupo, no solos en un habitación llena de cables que parece un hospital. Yo me cachis mas jeje

      Eliminar
  9. Todo eso y más lo he hecho yo, pero claro no tenía móvil ni el resto de chorradas que matan la imaginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa de mi abuela había una maleta de cartón piedra, me la llevaba a la calle y sujetaba la tapa con el dedo y cuando pasaba una señora soltaba la tapa y le rompía las medias. Mi madre se enteró y me dijo enfadada, esa señora podría ser yo. Imposible a ti te conozco. Otro día mas trastadas.

      Eliminar
  10. Yo he hecho muchas trastadas, sin movíl y jugando todo el día en la calle ;-)
    Buen miércoles.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser añoranza de los pocos años, pero recuerdo divertirme mucho. La mayoría de cosas las tenia que hacer a escondidas de mi madre. Un abrazo enorme

      Eliminar
  11. Me acabo de dar cuenta de lo buena que he sido.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte tuvieron tus padres, yo sigo siendo un poco trasto. ahora les doy guerra a mis hijas. Un abrazo niña buena u olvidadiza

      Eliminar
  12. Yo a su edad no hice esas cosas, incluso en la actualidad no tengo IPhone, (tengo un móvil, que solamente sirve para llamar y recibir llamadas) y por supuesto no tengo Whastsapp.
    Pero ya de mayor y trabajando he quitado el fusible a un aparato de medida y mis compañeros se han vuelto locos hasta que han encontrado que es lo que fallaba, he puesto tres o cuatro piedrecitas en el interior de uno de los tapacubos del coche de un compañero, hasta que al punto de llevarlo al taller por el ruido, le dije lo que le había hecho, y alguna cosilla más. (Te puedo asegurar que es totalmente cierto)
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo creo, hay que buscar la manera de divertir un poco el tiempo, ya sea en el cole o en el trabajo. Los "paratitos" modernos están muy bien en su justa medidad. Un abrazo

      Eliminar
  13. Yo tampoco tuve todas esas cosas y no tenia tantos problemas como tienen los niños hoy -
    muakkkkk& abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No las teníamos. No existían, por eso jugábamos en la calle, inventando travesuras. Dos abrazos grandes

      Eliminar
  14. Sí, las normas encorsetan demasiado, de vez en cando es necesario romper ese encorsetamiento.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mas cuando eres una niña, con las neuronas dando saltos, hay que echarle alegría a la vida y entonces a los juegos. Un abrazo

      Eliminar
  15. jajaja, me he reído mucho Ester. No fui yo la que tuvo el valor de todas esas cosas, pero pienso en mis hijos. El mayor le pondría jabón al cepillo dental de su hermano, claro, cambiará el azúcar por harina o cualquier otro elemento parecido. Y tiene ganas de su cuenta de facebook pero lo estoy retrasando el más tiempo posible.

    Un abrazo, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dile que ahora el Facebook se está quedando antiguo que empiezan a usarlo los ancianos y los “genios” están buscando alternativas mas juveniles. Además de que es cierto a lo mejor puedes retrasar un poco su interés.
      Saltos y brincos

      Eliminar
  16. hola Ester muchos dicen no perdamos al niño que tenemos, yo prefiero conservar a la adolescente...animate y haz lo que te quedo pendiente, beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A escondidas de mis hijas que son un poco mas formales que yo, jeje. Abrazos

      Eliminar
  17. Yo ... todo lo peor que hice fue robar manzanas verdes de los árboles!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdes porque no estaban maduras? o ¿verdes de color? Alguna trastada tambien he hecho por los huertos, Madre mía que tiempos. Un abrazo

      Eliminar
    2. Si, claro que si, al menos en tres me has cazado y cuando el profe se quedó dormido en clase le encendí dos cuartillas de papel en los zapatos¡Hace tantos años!!!No sé porque decían que era traviesos. ¡Solo juguetón!
      Besos

      Eliminar
    3. Que tiempos, nos divertiamos inocentemente, solo eramos juguetones, a veces con fuego pero cosas sin importancia. Me alegro de haberte hecho regresar a esos momentos. Un abrazo

      Eliminar
  18. Traviesita!! jajaja.. menudas ideas las tuyas! Algunas suenan tentadoras..
    Me gustó la imagen de snoopy.. muy cierta!!! Mi primer celular lo tuve a los 24 años jaja.. como cambian los tiempos!
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, ahora lo tiene muy pronto y muchas veces so los padres los que se los dan sin que los pidan, son otros juguetes. Un abrazo

      Eliminar
  19. Yo, en la silla del maestro, le sacudía el borrador de la pizarra...
    pobres pantalones de color azul marino.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿nunca le serraste una pata? menos mal eso hubiera sido peor. Pero a pesar de todo les teniamos respeto y obedeciamos. Salñtibrincos

      Eliminar
  20. Hice una, hice una!!!...jaja, estoy ya en la lista de niñas normales, no? al igual que tu, también yo sólo tenía 10 años y bien contenta que estoy por ello!
    Un abrazo Ester!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos haciamos trastadas, a veces en grupo, había que planearlas para que no nos pillaran, Casi siempre lo hacian. Saltos y brincos

      Eliminar
  21. Jajajajaja, qué recuerdos. Muchas respuestas con síes. Pero no creo que se haya cambiado tanto, ha cambiado el entorno pero los niños siguen siendo bastante iguales. En mi opinión había más diferencia de los adultos cuando eran niños en mi época de niñez que nosotros con ellos ahora. Al fin y al cabo en la adolescencia ya conocimos los preservativos, un pequeño paso para el hombre pero un gran paso para menos humanidad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente se cambia despacio, pero me aceptarás que jugar en la calle era muy divertido, ahora casi imposible. Por lo demás tienes razón. Saltos y brincos

      Eliminar
  22. La mayoría de los puntos del listado son NO, sólo recuerdo haber acercado el termómetro a la lámpara, para no ir al colegio, pero una vez... Ahora que lo pienso, qué infancia aburrida... jajaja.
    Besos, Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estás a tiempo de poner remedio, aún se pueden hacer muchas cosas. Pegar una moneda de dos euros a la puerta de la iglesia, hacer la petaca a la cama (Con la sabana de arriba hacer una bolsa y no te puedes estirar cuando te acuestas) ya no te doy mas pistas. Un abrazo grande

      Eliminar
  23. Quien no ha hecho alguna que otra travesura de pequeño. Lo prohibido siempre atrae. La infancia nuestra era mucho mejor( mas sana), no la cambio por la de hoy..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que si preguntamos todos estamos de acuerdo contigo. Unos abrazos

      Eliminar
  24. Y he tocado el timbre y he salido corriendo. He cantado por el pueblo a la hora de siesta. He envuelto piedras en papel de caramelo. He fingido estar mala para no ir al cole... Travesuras cuando no teníamos maquinitas, cuando jugábamos a contar historias de miedo, cuando salíamos a dar vueltas en bici... Yo tampoco cambio mi infancia por la de hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me gusta, de eso de pequeñas y ahora somos sanotas y divertidas, jugar es importante, desarrolla la imaginación, me refiero a jugar con juguetes sin pilas. Saltos y brincos

      Eliminar
  25. Yo hice pocas cosas prohibidas de pequeña, y de jovencita las hice todas. Ahora lo prohibido me pesa mucho, he decidido que mejor no.

    Besos, Ester

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno su decisión, el caso es estar contenta con uno mismo. Un abrazo y cariños

      Eliminar
  26. Una vez en el cole, saqué tan horribles notas que muerto de pánico falsifiqué la firma de mi padre. Cuando se enteró fue mil veces peor... Así que conviene no hacer ese tipo de cosas, es lo que aprendí.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego cuando te pescaban el castigo era superior, falsifique la firma de mi padre en un castigo que me habían impuesto por faltar a una clase, pero fue para ir a la fería así que me divertí por adelantado. Un saltibrinco

      Eliminar
  27. Hola Ester, veo que has sido una niña algo traviesa. Yo no hice nada de todo eso, se ve que fui muy tontona y parada :-) o no me dejaron las cirsuntancias.
    A partir de los 18 años me encantaba hacer todo lo prohibido. Aun así hoy día soy algo rebelde sin causa y si algúien me dice que no haga eso, yo lo hago.
    Joooooo, jajaja eras un modelito de niña pero en plan sano, tan sólo travesuras inocentes.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la sal de la vida, es como cuando me piden el billete del autobús y en voz un poco alta le digo "No tengo billete" y lentamente busco en el monedero el abono que no es un billete. Es llevar la contraria por que sí y por diversión, hacerlo todo bien es cansado jeje. Un abrazo

      Eliminar
  28. te he echadO de menos por el blog....FALTA TE PONGO, ,EH? Oo esa entrada no va contigo ? me molesta tanta crítica de dentro y de fuera...PORQUEEEEEEE !!!!!
    Besos amorrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iré a verte para que me quites la falta, bueno a verte ya fuí pero no me quedé a comentar, estoy un poco liada. Las trastadas del blog si las hice y no están todas, y en cualquier momento sigo haciendo alguna, Lo de la critica no lo entiendo, ya me dirás. Un abrazo guapa

      Eliminar
  29. Es que entonces éramos niñas, ¡bendita cuerda para saltar!!!!, o benditas tabas. La tecnología seguirá avanzando y hay que buscar tiempo de hacer trastadas, ¿hacen los niños de hoy trastadas?, no sé, no sé......tienen demasiados mandos a distancia.
    Podría contarte y no terminaría, he tenido fama de buena, pero no es verdad.. Eso sí, nunca he falsificado nada, pero me encantaba poner un bote lleno de agua inclinado en las puertas, llamar al timbre y salir corriendo.

    Gamberra niña azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hoy no hacen las trastadas como las hacíamos antes, les deben parecer tonterías, se hacen mayores muy deprisa y sus diversiones son diferentes, apenas se juega en la calle, por lo menos en las ciudades, ir a los columpios no es lo mismo. La vida despacito pero va cambiando, no se si para bien o para mal pero es diferente.
      Yo me acuerdo de entonces y me río, espero que ellos tambien tengan buenos recuerdos de su niñez.
      Buenos días y hasta luego me voy dentro de un ratito al dentista.

      Eliminar
  30. Jajaja... si yo también hice alguna de esas cosas.Me haz hecho reír, amiga.
    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, reír es muy sano, y se mueven no se cuantos músculos, incluso quema calorías jeje. Un abrazo

      Eliminar
  31. Eso eran travesuras, las de ahora con tanto dispositivo y tecnología a una edad innecesaria, no saben ni lo que es tener 10 años.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mis nietas nos esmeramos que los juguetes sean acordes para su edad, ellas piden lo que ven en otras amigas y cuesta negarse pero siempre ganamos los adultos. Pero antes estaba la calle, los palos, las hormigas, las florecillas diminutas y sitio para correr, y ahora que se acerca el carnaval recuerdo cuando nos disfrazábamos pero nada de trajes comprados, con lo que había en el baúl o el armario de la abuela, o en casa de las vecinas y con mucha imaginación. Un abrazo lleno de recuerdos

      Eliminar
  32. Hice todo eso y creo que mucho más, era de las aparentes mosquitas muertas¡¡¡, jopeta como nos reíamos jajajajajajja...

    Besos grandes ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez se hacen menos esas travesuras, cada época tiene sus juegos y diversiones. Pero es verdad que nos reíamos mucho. Saltos y brincos

      Eliminar