La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

9 de diciembre de 2013

Abundancia…

A veces no lo valoramos. 

48 comentarios:

  1. Pues sí¡ realmente un hogar hoy en día,es lo primordial
    .la familia... ay¡
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu tienes uno y bien divertido. Disfrútalo guapa

      Eliminar
  2. Y cada día es mayor bendición el disfrutarlas.Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, la familia es lo que nos ayuda siempre. Saltos y brincos

      Eliminar
  3. Y si tienes la hipoteca pagada, trabajo y tus hijos estudian en colegios públicos, SALUD¡¡, importante...BENDICION completa ...(Ester mis dedos me traicionaron, jejejeje )

    Besos grandes ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien guapa, la hipoteca a estas alturas ya está pagada, alguna ventaja tiene que tener ser vieja. Saltibrincos

      Eliminar
  4. En realidad querida Amiga Ester, no solemos valorar las cosas hasta que se pierden.

    NO, perdón, no es Verdad, si le damos ese Valor que tienen, solo que lo vemos como una cosa Natural el tenerlo. Disfrutando de ello sin analizarlo.

    ¡Ah, pero cuando se pierden.........!

    Echaba mucho de menos estos Pensamientos tuyos.

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he entendido a la primera, las cosas gratis no las valoramos, este mes es navideño, son frases para un calendario de Adviento. Un abrazo enorme

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo, pero... la familia, a veces, también es causa de llanto, dolor e ingratitud.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible, pero en una balanza pesan mas las cosas buenas que las regulares. Abrazos

      Eliminar
  6. Sí, estoy de acuerdo,"el calor del hogar" nos hace la cosas más llevaderas...
    Feliz semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calor del hogar. Que bien suena, cuando he llegado a casa desde primera hora que he salido, y con dolor de pies, cansada y con frío. El calor de mi casa me ha devuelto a la vida.

      Eliminar
  7. Lo valoraremos cuando lo perdamos.

    Un beso Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tenemos que hacer algo, luego es tarde, poner nosotros el buen humor, el chocolate caliente, invitar a los primos, algo hay que hacer. Abrazos

      Eliminar
  8. No nos damos cuenta de que la mayoría tenemos más de lo que necesitamos...
    Buen lunes y mejor semana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso estoy convencida, pero si por lo menos lo valoráramos, y lo disfrutáramos. Un abrazo

      Eliminar
  9. Tenemos la suerte de tener un hogar, una familia y una amiga que nos lo recuerda.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien me ha sentado lo de la amiga, muchas gracias de corazón, a veces esos detalles son como el calor del hogar. Un abrazo

      Eliminar
  10. Admira la bondad de nuestro Padre Dios: ¿no te llena de gozo la certeza de que tu hogar, tu familia, tu país, que amas con locura, son materia de santidad?
    San Josemaría Escrivá de Balaguer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si llega a tanto, pero defiendo mi hogar mi familia y mi privacidad como si lo fuera. Un abrazo

      Eliminar
  11. Y Es una bendición leer tanta abundacia.
    Un abrazo, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que dure, esta abundancia no es costosa y no produce envidia. Saltibrincos

      Eliminar
  12. Desde luego que es toda una bendición aunque a veces nos parezca que es de lo más normal tener un hogar y una familia, debemos aprender a apreciarlo como merece. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que nos parece normal tenerlo, y lo es, pero no por ello debemos dejar de apreciarlo, y yo no olvido que estamos esperando el nacimiento del Niño, que de momento no tenía casa.

      Eliminar
  13. Qué gran verdad. Deberíamos enseñar a los niños a valorar lo que tienen, a ser felices con lo que tienen. La ambición, en cierta medida, es buena pero también puede destrozarte la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que siempre he pensado que cuanto mas educamos a los niños mas se parecen a nosotros y no se si eso es bueno. Un abrazo

      Eliminar
  14. Es triste que el ser humano, por lo general, valora las cosas cuando las pierde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La literatura está llena de ejemplos, pero nosotros ya hemos leído los libros y no deberíamos volver a repetir errores.

      Eliminar
  15. cada vez se valora menos.. aprendes a valorar con la edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en cuanto me haga mayor lo valoro, jeje. Saltos y brincos

      Eliminar
  16. Te doy la razon. cierto que todos no somos iguales.
    Queria disculparme ayer primero tenia qu haber felicitado a todas las Inmaculadas Conchas y Conchitas. y que la Inmaculada presidio mi primer cole y la quiero mucho.
    Estaba y estoy muy liada, con mi suegra, no se si tendre que viajar urgente.
    MUAKKKKKKKKKKKKKKKK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tu suegra vaya mejorando y si tienes que irte urgente vete acompañando a tu marido que le hará falta. Un abrazo

      Eliminar
  17. Hay que valorarlo, muchas personas quisieran...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre queremos lo que no tenemos y olvidamos lo que podemos disfrutar. Somos desagradecidos. Abrazos

      Eliminar
  18. Así es mi querida Ester no todo el mundo es capaz de valorar el tesoro tan preciado que es tener un hogar, una familia que te cobija, dándote su bendición.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy importante. En momentos muy duros la familia es un apoyo. Nosotros en mi casa decimos “hacer piña”, quiere decir que procuramos estar juntos el máximo tiempo posible.

      Eliminar
  19. Hogar, dulce hogar. Desde luego, eso y algo que hacer y una pizca de ilusión y ya has completado la receta de algo parecido a la felicidad.
    Un abrazo, tita Esther, perdón, tita Ester.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una receta con ingredientes sencillos, fácil de preparar y muy buena de disfrutar. Saltibrincos y abrazos

      Eliminar
  20. Ya lo creo que es una bendición. Saber que tienes un sitio para reclinar tu cabeza, una casita aunque sea pequeñita y una familia normalita con la que discutes pero sabes que te quieren y pueden contar contigo. Idílico siempre no es pero si IMPAGABLE .
    Bss y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que tu describes es el hogar, con alguna mota de polvo a veces, pero una bendición. ¡Y que bien se está en casa!. Un abrazo de los grandes y casero

      Eliminar
  21. Muy, muy cierto... Que no nos falte nunca esa bendición...

    Hay que dar muchas gracias...

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quería decir yo, que hay que dar gracias. y luchar por mantenerla a flote, Un abrazo y gracias por venir siempre

      Eliminar
  22. Tres palabras que son tres tesoros. Manolo tiene razón, se valoran y al menos para mi son un apoyo. Pero cuando se pierden es terrible.
    Esta Navidad las casas vuelven a llenarse, hay huecos, pero otros suplen la ausencia.

    Hoy he visto patatas azules, son ideales para ensalada-

    Abrazos de colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo siempre tiene razón, la familia lo es todo, y aunque hay otras cosas, ninguna tendría valor sin la familia. Hay muchos huecos y sin menospreciar los hay muy importantes pero todos los días del año no solamente en navidades.
      Yo he comido patatas azules, merece la pena ponerlas en el plato, le dan un toque festivo. En nochebuena mi hija va a hacer un puré de patatas blanco y con el pico azul.
      Un abrazo con cascabeles que ya falta poco para que llegue el Niño.

      Eliminar
  23. Cierto, llegar (la lavadora, averiada), sentir el hogar (tu pareja, de morros), la familia (esa querida suegra, siempre tan sutil), esa bendición (los niños vuelven a romper algo), compartir mesa (lata de albóndigas preparadas frías) y esa tranquilidad (y en la tele, los tertulianos vociferan)
    Menos mal que es hora ya de volver al curro...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo creo, eres exagerado, seguro que las albóndigas están calientes.
      Saltos y brincos

      Eliminar