La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

2 de julio de 2012

Un paseo por las nubes...



Puede que mi decisión mas difícil haya sido mantener los pies en el suelo, en esta situación también se puede soñar y si el despertar es brusco, la proximidad de la superficie modera el desengaño.
Prefiero que mis sueños se cumplan, así que con la edad los tengo más accesibles, sin embargo cuando se cumplen mis metas, tengo dudas sobre los objetivos marcados, pero otras veces, conscientemente, sueño imposibles que son divertidos.
En los sueños que se sueñan por soñar no duele nada, nadie llora, podemos ir donde queramos sin caminar, vivimos cuentos, y siempre en los sueños somos libres, sabiendo que no nacemos libres.
En ocasiones el sueño es apacible, sin sobresaltos ni viajes por la libertad; sueño a sueño voy cumpliendo olas, antes la mar picada ahora en calma.
Dirigir un sueño es como dirigir una película, y además yo soy la guionista.
Puede que un día me conceda un premio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario