La editora de este maravilloso blog no publica en domingo, ni visita, ni responde; descansa y deja descansar.

28 de junio de 2012

Payaso…



  Tengo amigos tan divertidos que una tarde con ellos es como una dosis de vitamina B1.  
  Me invitan a fiestas y eventos y me piden que me acompañe “el amigo ese tan simpático”, y no se si me da rabia o rabia, rabia porque yo me basto sólita, y puedo ser hipócrita (Algo esencial en algunas reuniones), rabia porque yo aprecio a mi amigo por lo que vale (Que es mucho) y no quiero que lo utilicen como el payaso de turno. Sobre todo si el no lo sabe.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mucho, pero no importa, siempre que los injustos sean los otros. Saltos y brincos Ester

      Eliminar